miércoles, 3 de abril de 2013

SANGRE CON TOMATE

Es una de esas recetas sencillas, baratas y riquísimas, que puede ser acompañada de un arroz blanco salteado con un diente de ajo, o unas deliciosas patatas fritas, preferentemente en sartén y nunca congeladas, por favor.


Los ingredientes para cuatro personas son:

½ kg de sangre de pollo
Una cebolla grande
3 dientes de ajo
2 pimientos verdes
3 zanahorias
1 kg de pulpa de tomate triturada
2 ó 3 cucharadas de postre de azúcar, según lo ácido que sea el tomate
Sal
Pimienta negra
Orégano
Romero
Tomillo
1 hoja de Laurel
Aceite 

Comenzamos cortando la sangre en daditos de 1 cm, más o menos, y lo reservamos. Pelamos el ajo y lo cortamos en láminas. Cortamos  la cebolla y el pimiento en bruniose, vamos en taquitos. El tamaño según nos guste, a mi personalmente para este plato me apetece que se note la verdura, así que por mi, grandecita.

Pelamos y cortamos en rodajas la zanahoria y la cocemos en agua con sal, 2 minutos, no más.

Pelamos los tomates y los trituramos con un rayador, o según la marca, puede merecer la pena abrir una lata de tomate triturado, según el gusto del consumidor.

Procedemos por fin a echar aceite en una  sartén onda, o en una cazuela de barro (esto último sería maravilloso), hasta cubrir el fondo junto con  la hoja de laurel. Cuando el aceite está caliente echamos los ajos.


Cuando empiece a dar olor, añadimos la cebolla con un poquito de sal para que sude. Pasados 2 ó 3 minutos añadimos los pimientos y transcurrido nuevamente este tiempo añadimos finalmente las zanahorias. 


Una vez que han pasado unos 3 minutos desde que se añadió la zanahoria echamos los daditos de sangre y rehogamos, moviendo con suavidad para evitar que la sangre se nos rompa. Rectificamos de sal y añadimos pimienta negra molida, el tomillo, romero y el orégano. Esto le va a dar un aroma campero estupendo.


Cuando vemos que la sangre empieza a dorar, es cuando añadimos el tomate triturado. Para evitar problemas de acidez echamos un par de cucharadas de azúcar, o tres si es muy ácido el tomate, dejándolo reducir a fuego lento. Hay que estar encima e ir removiendo poco a poco y con cariño. Cuando veamos que se forman como volcancitos en la salsa de tomate, y  que salpican, es que está prácticamente listo.


 Lo dejas un par de minutos más y está listo


Le puedes dar un sabor especial quitando el romero y añadiendo unas hojas de hierbabuena. Queda con un sabor fresco y diferente, podéis probar, es cuestión del estado de ánimo que tengáis ese día. Os aseguro que con cualquiera de los finales que os indico, podréis disfrutar de esta receta, como he hecho hoy con mi mujer y mis hijos.

6 comentarios:

  1. ¡Qué rica! A mi me gusta mucho encebollada y con tomate pero la que has preparado me parece mejor y más rica que la receta que tengo yo. Me voy a tu casa que en la mía no gusta este plato y hace mucho que no lo hago.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No aguanto la casquería, es que no puedo... excepto la sangre. Qué rica! Encebollada, o con tomate como nos has contado. Te ha quedado con una pinta genial :)

    ResponderEliminar
  3. Hola! Madre mía que plato! Hace mucho que estos platos han dejado de estar casi a diario en las casas y es una pena...porque cuando algo esta rico...pues eso...a disfrutarlo!
    Esta tuya se ve umh! Con un acompañamiento inmejorable...una combinación de éxito!
    En mi casa también somos de patatas caseras y no congeladas bajo ningún concepto...si no hay tiempo pues ensalada...jajaj.
    Salu2
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  4. alfhuevo.wordpress.com4 de abril de 2013, 14:58

    En mi vida probé esto ni se donde lo venden, tiene muy buena pinta. Me puedes informar?Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, buenas tardes. Lo suelen vender en carnicerías, o en pollerías, aunque también suelen venderlo en los supermercados valencianos donde los trabajadores visten de verde y en los supermercados franceses con nombre de carro. La verdad es que no me gusta hacerles publicidad, pero bueno. Lo puedes comprar fácilmente, es sangre de pollo cocida y es especialmente barato. Anímate porque está buenísima.

      Un abrazo

      Eliminar