viernes, 27 de julio de 2012

RECETA DE BOLLITOS DE LECHE RELLENOS DE SALADO


 
Esta es otra de esas recetas que verdaderamente satisfacen al hacerse y que se disfruta un montón con los críos, tanto al hacerla como al comerla.

Necesitaremos: 

½ kg de harina de fuerza
25 g de levadura de pan
200 ml de leche, depende del tipo de harina
Una pizca de sal
2 ó 3 cucharadas de azúcar, según lo golosos que seáis
200 g de mantequilla 

Para el relleno: 

Carne picada y especias al gusto
Chistorra
Queso Brie
 

Empezamos haciendo la masa madre. Tomamos la levadura, la encontramos en los supermercados valencianos en que el personal viste de verde, al lado de la mantequilla, en el apartado de frío, y la disolvemos en unos 150 gramos de harina. Mezclamos la harina con aproximadamente 100 ml de leche entera y templada. Cuando deje de pegarse a los dedos y sea una masa agradable al tacto dejamos tapada doblar el volumen, unos 15-20 minutos. 

Ponemos la mantequilla a punto de pomada, en verano dejamos fuera un rato en invierno le damos 10 s de microondas y listo. Mezclamos el resto de harina, con la sal, el azúcar y la mantequilla, añadimos luego la masa madre y comenzamos a amasar, añadiendo poco a poco el resto de leche templada, hasta obtener una masa firme y suave que se despegue de las manos, en este momento hacemos como una barra de masa y la envolvemos en papel transparente anudando los extremo y dejamos reposar una ½ hora en el frigorífico. 

Vamos a prepara el relleno. Pelamos la chistorra y hacemos trocitos de 1,5 cm. El Brie lo cortamos en dados como de 1cx1cm. La carne picada la aliñamos con un poco de pimentón, sal, pimienta, curry u comino. Esto es solo una idea, cada uno que le ponga lo que le apetezca. 

Sacamos la masa de la nevera preparamos la placa de horno con un poco de harina en el fondo. Tomamos porciones de masa según nos apetezca y le hacemos un boquete metiendo el relleno dentro y cerrando, unas de queso, otras de carne, otras de chistorra, etc., y las colocamos todas en la placa y la tapamos con un trapo hasta que doble el tamaño, unos 45 minutos. La cantidad de masa que tomamos para cada panecillo podréis apreciarla en las fotos, pero que cada uno que lo haga como quiera, sobre gustos hay colores. 

Colocamos el horno a calentar a 150 ºC por arriba y abajo. Cuando está listo y la masa a doblado la metemos y la tenemos entre 15-20 según nos guste mas tostados o menos. Sacamos del horno y lo dejamos tapado a enfriar, y listo.




En la azotea de casa, la otra noche, Marta, los niños y yo, tuvimos una cena deliciosa, y sobre todo gracias a ellos tres.





 Un beso a todos








No hay comentarios:

Publicar un comentario