viernes, 19 de octubre de 2012

COCIDO DE GARBANZOS

No es un Cocido Lebaniego, ni un Cocido Madrileño, ni un Puchero Andaluz. Es un simple cocido con carnes y verduras. Por supuesto que se puede hacer de otra manera, pero ésta receta es sencilla,  sabrosa  y puede servir de base para desarrollarlos a vuestra manera. ¡Ah!, y sobre todo, a fuego lento.



He decidido presentar hoy esta receta porque, aunque aparezca como la entrada 102, realmente es la 100, ya que una fue un anuncio de vacaciones en verano y otra fue un Réquiem por mi queridísimo Jon Lord 

Bien vamos a necesitar: 
400 g de garbanzos
4 zanahorias
3 tallos de apio
Un puñado de judías verdes
3 patatas
2 nabos
1 puerro
1 col pequeña
3 chorizos
1 morcilla
1 codillo de cerdo o un trozo de jarrete de ternera
Un trozo de papada de cerdo
1 cuarto trasero de pollo
1 trozo de tocino fresco
1 trozo de tocino salado
1 hueso blanco, si puede ser de ternera mejor
1 trozo de costilla fresca de cerdo
1 hueso de jamón
1 espinazo salado

Para hacer este cocidito usé una olla Express de 14 litros, pero sin cerrar, a fuego lento. 
Lo primero es poner 24 horas antes los garbanzos a remojo, para que queden como mantequilla. En agua caliente pondremos una hora los huesos salados, para eliminar la sal y lo gordo, que siempre sobra. Pasado este tiempo rasparemos con un cuchillo,  eliminaremos lo sobrante, que después pasaría al caldo si no lo hiciéramos.


Las carnes, en general, las vamos a meter 1 hora en agua fría para limpiarlas un poco. 

Con las verduras procederemos de la siguiente manera: Con las judías verdes haremos un atadillo, con hilo de cocina, para poder retirarlas todas cuando nos interese y  lo mismo con el apio. Las zanahorias las pelaremos, junto con las patatas y el nabo, y lo pondremos en remojo. La col la cortaremos en 4 cuartos.


Pondremos el agua a hervir, como media olla, 5 -6 litros, Cuando rompe el hervor añadimos las carnes y pondremos el fuego fuerte. Antes de romper nuevamente el hervor, empezará a producirse una espuma que hay que retirar, ya que es exceso de grasa. Mantendremos así como 15 ó 20 minutos, más, hasta que deje de producir espuma y el hervor sea limpio, momento el cual pondremos a fuego lento y tapado. Estaremos así unas 1 ½ ó 2 horas. Cuando las carnes estén tiernas, las sacaremos del caldo y añadiremos las verduras, y los garbanzos. Espumaremos nuevamente si lo vemos necesario y añadiremos más agua, la que pida el guiso. A los 30 minutos como mucho retiraremos las judías verdes y el apio. Al rato retiraremos la patata, los nabos  y las zanahorias, y como a la hora retiraremos la col. Solo quedarán los garbanzos.

Encenderemos el horno a 70ºC y cuando alcance esta temperatura meteremos los avíos, carnes, verduras, etc.,  tapados para que no se sequen, pero para que se mantengan calientes.

Los garbanzos tardarán como una hora más. Unas dos horas en total. No lo olvidéis, siempre a fuego lento.

Pasado este tiempo, retiraremos los garbanzos y colaremos el caldo. En una ollita pondremos dos cucharones de caldo por comensal, con un puñadito de fideos finos igualmente por comensal. Cuando rompa a hervir apagamos y dejamos reposar el tiempote poner la mesa.

La presentación será de tres platos:


1 Plato: Caldo de cocido con fideos


2 Plato: Garbanzos y verduras aliñados con aceite, vinagre, sal, pimienta molida y el que quiera un poco de pimentón.



3 Plato: Nos comemos las carnes en forma de pringá, o sea, cogemos un trocito de cada cosa, lo cortamos pequeñito, lo mezclamos y nos lo comemos pringando con pan.


Esto nos lo cenamos con unos amigos el otro día, acompañado de un buen tinto; vamos en la foto se ve que es día de fiesta. Hacedlo, es una maravilla.

1 comentario:

  1. este cocido tiene una pinta buenisima, y no veas la pringá Inma

    ResponderEliminar