miércoles, 10 de octubre de 2012

RECETA DE CRUJIENTES DE ARROZ CON SETAS A LA CREMA


 

Los crujientes de arroz son un poco coñazo de hacer, pero cuando os sentéis a cenar con la pareja; ¡Triunfo Total! (en todos los sentidos).
 
Para dos personas necesitaremos: 

2 puñaditos generosos de arroz, como las abuelas.
Setas, ya sean de Alpaca, champiñones, ambas, níscalos, etc.
Un chorro de nata líquida
Un chorro de leche
Sal
Pimienta negra recién molida
Nuez moscada
Aceite para freír, preferente, en este caso y en pocos más, oliva suave o girasol (para los muy pesados) 


 

El arroz lo vamos a poner en agua hirviendo con un poco de sal y lo tendremos hirviendo unos 15 minutos. Lo vamos a colar y lo pondremos nuevamente en el cacharro con solo agua que lo cubra, y coceremos un par de minutos más, dejando reposar con el resto de agua. 

Pasados unos 5 minutos, si sobra agua, la escurriremos. Pondremos el horno a 170 ºC, por arriba y por abajo. En la placa de horno, pondremos una hoja de papel de horno. Sobre éste pondremos una cucharada generosa de arroz, y con la cuchara húmeda en agua lo extenderemos sobre el papel, hasta forma una película homogénea y uniforme. Hacemos lo mismo con el resto del arroz. En una placa de horno normal caben unas 6 tortitas. Ahora ponemos otra hoja de papel de horno por encima y apretamos con suavidad cada una de las torititas, con una superficie lisa, un plato, etc., pero suavemente. Meteremos en el horno y tendremos unos 10 minutos. Pasado este tiempo, si podemos despegar el papel, con una espátula y con facilidad, están listas, sino, unos minutitos más.
 
 
Una vez que tengamos las tortitas de arroz, ponemos el aceite a calentar, con fuego medio. Si el aceite es de oliva, ponedle un diente de ajo machacado, y cuando éste dore, lo retiráis y dejáis que el aceite se atempere. Nuevamente lo pondremos a calentar, y cuando, al poner la mano a la altura de la superficie de la sartén notéis el calor del aceite, entonces empezamos a freír las tortitas de arroz. Tomarán un color dorado muy bonito y se pondrán crujientes, este es el momento de retirarlas.

En otra sartén pondremos  2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y saltearemos durante 1 ó 2 minutos las setas que hayamos decidido hacer, cortadas muy finitas. Le añadimos un chorrito de nata y otro de leche, la sal, la pimienta y un poco de nuez moscada. Dejamos reducir la salsa y cuando esté ligadita, listo

Ponemos las setas con la salsa sobre los crujientes y punto. A comer y a disfrutar.
 
 
 

 

 

1 comentario: