sábado, 6 de octubre de 2012

RECETA DE GALLETAS DE CANELA Y VAINILLA

El jueves  llegó mi hija y me comunicó que el lunes era el cumple de su seño y que “a mi”, me había tocado hacer galletas para la fiesta sorpresa. Espero que Luisa no lea esto antes del lunes, si no, tendré problemas. Así que eso hicimos los tres ayer por la tarde.

No os acostumbréis, que yo no soy repostero, pero las galletas y las masas fritas, son algo que me encanta. Son unas galletas muy sencillas de hacer. Podéis poneros con los crío a amasar y a horneas, se lo pasan estupendamente.

Necesitaremos: 

250 g de harina de repostería
75 g de mantequilla
100 g de azúcar
1 cucharada generosa de queso de untar
1 huevo
1 cucharada rasa de canela
½ vaina de vainilla. La podéis encontrar con las especias, generalmente junto a la salida de los supermercados valencianos en que el personal viste de verde.
1 cucharadita de levadura de sobre

Ponemos el huevo con el azúcar y empezamos a mezclar con una varilla. Añadimos la cucharada de canela y abrimos con un cuchillito afilado la vainilla por la mitad a lo largo y sacamos las semillas de dentro con la punta del cuchillo, incorporándolo a la masa. La mantequilla y el queso lo ponemos en punto de pomada, 15 ó 20 segundo en el micro y listo. Lo añadimos a la masa. Mezclamos bien, y empezamos a incorporar la harina pasándola por un tamiz o un colador, evitando grumos. Vamos incorporando y ponemos también la cucharada de levadura. Tanto el tamaño del huevo, como la marca de harina, dictaminará que sean los 250 g de harina, algo más o algo menos. La textura final es una masa suave que nos permita a lo justo trabajarla con las manos y que no se pegue. Dejaremos reposar en el frigorífico, al menos, ½ hora. 

Ponemos el horno a 170ºC por arriba y por abajo, y dejamos calentar. En la placa de horno ponemos una hoja de papel de horno. Vamos a ir colocando bolitas pequeñas que aplastaremos y formaremos galletitas del grosos de una moneda de 1 €, aproximadamente. Le echaremos por encima un poco de azúcar con los dedos y al horno. En diez minutos estarán liistas. ¡OJO! Cuando las sacas aún están un poco tiernas, pero al cabo de 1 ó 2 minutos se ponen crujientes.


De esta cantidad de masa pueden salir entre 40 y 50 galletas, dependiendo de lo grandes que las hagáis. Podéis hacerlas también con azúcar moreno y harina integral. Al gusto de cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario