martes, 13 de noviembre de 2012

CHAMPIÑONES SALTEADOS CON GAMBAS



No deja de ser un simple salteado, pero el tema champiñón, es algo que llevo clavado muy dentro, porque la gente, bares, restaurantes, etc., tienden a hacerlos finitos, muy laminados y pierden esa deliciosa textura crujiente que tienen y gran parte del sabor, ya que pasa a la salsa y no queda  en el hongo, por lo que te hinchas a mojar pan, pero el champiñón, ná de ná.


 

Necesitaremos:

½ kg de champiñones, muy frescos, que no se le vean las esporas por abajo del sombrerete. Eso es que están frescos.
5 dientes de ajo
1 guindilla
200 g de gambas arroceras. Ya sabéis lo que os suelo decir, no son para comer cocidas.
1 hoja de laurel
Sal
Pimienta recién molida
5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Un ramillete de perejil y cilantro.
 
 

Es sencilla de hacer, y rápida. Por una parte pelamos las gambas y las dejamos a la espera de su turno. Los ajos los vamos a pelar y a laminar, finitos, todo cuanto podamos. El perejil y el cilantro lo picaremos muy pequeño haciendo un ovillo y luego picándolo con paciencia.
 
 

Mientras hacemos todo esto tendremos en una sartén el aceite macerando, con el laurel y la guindilla, que la habremos machacado de un golpe con el cuchillo en la encimera.

Los champiñones los limpiamos de tierra con trapo húmedo, y los cortamos si son muy grandes en 8 trozos y sin son medianos en 4 cuartos.

 
Ponemos el aceite a calentar a fuego medio y añadimos los ajos, cuando empiecen a dar olor, añadiremos los champiñones y subiremos el fuego.
 
 
Salpimentaremos y saltearemos durante unos 2 minutos y luego añadiremos las gambas.
 
 
Un salteado de 1 ó 2 minutos más y el picadillo verde. Listo. Rápido y delicioso.

 

Las gambas en su punto y los champiñones con toda su textura y todo su sabor. Fantástico.

1 comentario:

  1. Debe estar delicioso, la pimienta recien molida y la guindilla dan un sabor riquisimo, yo tambien lo hago así Inma.

    ResponderEliminar