martes, 27 de noviembre de 2012

LENTEJAS CON VERDURAS AL PIMENTÓN CON MAJADO


 
Llega el otoño, y aunque no hace mucho frío aún, tendremos que empezar con recetas de legumbres suavitas. Ya habrá tiempo de hacer legumbres poderosas. Ahora apetecen  más suavitas

 

 

Vamos a necesitar: 

400 g de lentejas
2 tallos de apio
3 zanahorias
1 pimiento rojo
1 trozo de calabaza
3 nabos
2 patatas medianas
150 g de judías verdes
2 dientes de ajo
1 cebolla
1 pimiento verde
1 tomate maduro
1 hoja de laurel
1/2 cucharada de pimentón dulce
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta negra recién molida 

Para el majado: 

1 cucharada de pimentón
2 clavos
2 rebanadas de pan
Aceite de oliva para freír
1 cucharada de comino molido
Caldo de las lentejas
 
 

Como en el sur de Andalucía occidental el agua es bastante dura, me gusta meter las lentejas 1 ó 2 horas a remojo en agua fría antes de cocinarlas. Sirve para que no pierdan la piel y para lavarlas y quitarle el polvo que llevan adherido. Bien, pues lo hacemos.
 
Picamos el ajo, la cebolla y el pimiento verde en daditos pequeños. El tomate lo rallamos en un rallador o una mandolina y eliminamos la piel.

 

Las patatas y los nabos, los cortamos a gajos, rompiendo el corte al final, para que suelte parte de la carne al cocerse y engorde un poco la salsa. La calabaza la cortamos a dados de 1 cm. Las zanahorias las cortamos en rodajas, del grosor que queramos. Las judías verdes hoy las cortamos de dos o tres centímetros de largo y luego a la mitad longitudinalmente. El apio según os guste, a trozos o como el pimiento rojo, en daditos.

Todo el guiso va a ser a fuego lento, así que escurrimos las lentejas, las cubrimos de agua y tres dedos más y añadimos el resto de los ingredientes, a excepción de 1 cucharada de pimentón, los clavos, el comino, la calabaza y el pan. Ponemos a cocer a fuego lento. Si vemos que se nos quedan cortas de agua, sin problema un poquito más.

El tiempo de cocción siempre dependerá del tipo de lenteja y de agua. Iremos probando cada 10 ó 15 minutos, a partir de los 30 minutos de cocción. Cuando veamos que las lentejas están casi en su punto añadiremos la calabaza. Dejaremos cocer lentamente y moviendo por las asas de la olla, sin meter cucharas ni cucharones. El tiempo de cocción estará entre 45 minutos y una hora, más o menos. Cuando alcancen su punto apagamos el fuego y dejamos reposar.

 

Vamos a freír con el aceite caliente, pero no fuerte,  dos dientes de ajos, y las rebanadas de pan, hasta que doren. Los ponemos una vez fritos en un plato. En el mortero o en la batidora el que prefiera, machacamos los clavos y añadimos los dientes de ajos fritos. Majamos o batimos, y añadimos el pan frito. Seguimos majando o batiendo hasta obtener una masa densa. Ponemos el pimentón, dos o tres cucharadas del aceite de haber frito el pan, aún caliente y que tueste el pimentón y luego el comino y un cacillo de caldo de las lentejas. Mezclamos todo bien, hasta hacer una pasta. Si vemos que las lentejas quedan caldosas, añadimos además unas pocas de lentejas y verduras y trituramos. Añadimos al guiso y dejamos cocer un par de minutos. Está delicioso.

1 comentario:

  1. Me gusta tu cocina, es sencilla , natural , original y además....económica. Enhorabuena.

    ResponderEliminar