martes, 29 de enero de 2013

PATÉ DE CAMPAÑA



Recuerdo, cuando tenía 14 años que me fui de intercambio a Francia. La familia era peculiar, franceses, pero con un amor a los productos españoles fuera de los corriente. El padre, comiendo, tomaba vino de Rioja y la madre de postre se comía un limón a gajos, de producción Sevillana. ¿Peculiares o no? Pues bien una de las cosas que recuerdo con más cariño son las cenas que hacíamos los cinco en la cocina, de pie, en torno a una mesa llena de patés, no de untar, sino de cortar, quesos, pan y buen vino. Eran estupendas.

Bueno,  siempre quise hacer esos patés de cortar y aquí hay uno de ellos, pero tamizado por mi cocina.


Necesitaremos:

¼ Kg de costilla de cerdo
¼ Kg de papada fresca
½ Kg de higaditos de pollo
½ Kgde carne de pollo o de conejo
2 copa de brandy de Jerez
Sal
Pimienta molida
Comino
Orégano
Romero
Tomillo
4 champiñones
Bacon
Mantequilla
Harina de repostería para la salsa
2 cucharadas de mostaza de Dijon
Manteca de cerdo o aceite de oliva virgen extra para la tarrina

Muy bien. Vamos a cortar las carnes en pedacitos pequeños. Me gusta más así que picada, y no es por pereza, porque ya sabéis que disponemos de la máquina en casa, pero…, me gusta más en estos patés, pasteles o como queramos llamarlos, encontrarme los trozos en la boca y que tengan textura  al masticar. Bueno, lo dicho, cortamos todas las carnes y pringues en trocitos, y los champiñones en láminas.


Lo vamos a mezclar todo en un bol, y le pondremos sal, pimienta, las especias en la cantidad que os guste, 1 copa de brandy y una cucharada de mostaza. 


Mezclaremos y verteremos todo en una terrina untada con manteca de cerdo o aceite de oliva virgen extra.



Prensaremos bien y taparemos con Bacon para que no se seque y de aroma.



La terrina la sellaremos con papel de aluminio y colocaremos en una fuente con agua que cubra al menos la mitad de la terrina.


Meteremos en el horno, a 180 ºC, por abajo, durante unos 90 a 120 minutos. Ha de soltar el jugo y quedar consistente.

Dejamos reposar y escurrimos el jugo que haya soltado y lo usaremos para la salsa. Pondremos en un cazo un trozo de mantequilla y cuando funda y a fuego lento, 1 ó dos cucharadas de harina, dejándola tostar como unos 5 minutos, hasta que tome un color oscuro y moviéndola sin parar.


Añadiremos el brandy, la mostaza y al minuto el caldo, removiendo siempre, para evitar que salgan grumos. Probamos de pimienta y sal y dejamos que ligue. Lista la salsa.

El paté lo dejamos enfriar y reposar, al menos unas dos horas.


 Cortamos un trozo de 1,5 m y lo servimos frío en el plato con la salsa acompañando y una ensalada. Una comida fantástica. Por cierto, llena un montón.





5 comentarios:

  1. Pues yo cojo un trocito para el aperitivo vale???? :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto quieras, y si es necesario hago otro. Gracias

      Eliminar
  2. Ya te digo... de lujo. Los blogs de cocina que tenéis en general me abruman, que calidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que queda abrumado soy yo con vuestros comentarios. Muchas gracias

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar