jueves, 10 de enero de 2013

REVUELTO CON QUESOS Y PAPAS A LO POBRE


El concepto del revuelto es el del relleno de una Quiche, pero sin masa, vamos, huevos quesos cremosos, en nuestro caso panceta mejor que el bacon y nuez moscada. Y de , guarnición, nuestras papas a lo pobres con pimientos de colores. Perfecto.


Necesitamos: 

6 huevos
100 ml de nata líquida
5 lonchas de panceta oreada
Un trozo de queso Brie
Un trozo de Emmental
1 Cebolleta nueva
Nuez moscada
Sal
Pimienta negra recién molida
½ Pimiento rojo
1 pimiento verde de freír, no de asar
1 cebolla
3 patatas gordas
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra para el revuelto
Aceite de oliva suave o intenso, según el gusto para las papas. 

Bien, pues empezamos con las papas. Las pelamos y las cortamos en rodajas de ½ cm, + ó -. Salamos un poco y metemos en aceite de oliva a fuego lento

 Cortamos las cebollas y los pimientos de colores en bastones.

Los añadimos al aceite con las papas cuando estas lleven uno 7 u 8 minutos. Las verduritas me gustan más bien enteritas.


Esperaremos a que se hagan las papas y cuando estén tiernas las sacamos a un escurridos para eliminar el exceso de aceite y reservamos.

Ahora ponemos los huevos y le añadimos la pimienta, sal y nuez moscada al gusto. Esta especia es una delicia, pero es muy aromática, así que los que no estén acostumbrados, cuidadito al rallarla. Batimos y esperamos


 El queso lo vamos a preparar en daditos pequeños, la cebolleta en aritos y la panceta picadita según queramos.


En una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva virgen y calienta, aunque a fuego medio, salteamos 1 minuto la cebolleta y luego echamos la panceta.


Cuando esta torna transparente, la panceta me refiero, añadimos el revuelto y empezamos a batir con cuchara de palo, con suavidad pero si parar. Si vemos que el revuelto se hace demasiado rápido, retiramos del fuego y seguimos removiendo y cuando veamos que deja de cuajar, metemos nuevamente al fuego. Cuando veamos que está medio cuajado el huevo, echamos los quesos y removemos nuevamente.


El punto del cuajado es personal totalmente, así que ya sabéis a practicar.


 Acompañado de las papas a lo pobre de guarnición, es un plato perfecto y a los niños les encanta



3 comentarios:

  1. Hola!! Te he visto en blogs de cocina en Andalucía y en Petitchef. Me gustan tus platos sencillos y ricos. Me quedo!! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Que rico cuñao, toda una exquisitez en la mesa a buen precio. Antonio

    ResponderEliminar
  3. Se vé delicioso y apetecible y la presentación es preciosa. Inma

    ResponderEliminar