lunes, 25 de febrero de 2013

ALCACHOFAS REBOZADAS, O ALCAUCILES



Es sencilla, muy sencilla. Solo hay que tener cuidado de que no se pongan negras las alcachofas, o alcauciles, al pelarlo y para eso estoy yo, para que no ocurra. Además vamos a aprovechar un caldo de carne que saqué el otro día de cocer unas lenguas de cerdo con unas verduras, para hacer otro plato. Hay que optimizar al máximo y guardar siempre caldo tanto de pescado, como de carne o de verduras, porque siempre podemos usarlo para otros platos y enriquecerlos.


 Necesitaremos

6 alcachofas, o alcauciles.
2 huevos
Harina para el rebozado
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Una cucharada de mantequilla
2 cucharadas de harina
Caldo de carne
1 copa de oloroso, de Jerez o de Montilla, son buenos los dos.
Aceite de oliva para freír
Limón.
Sal           
Pimienta molida

Bien, en otras ocasiones os he comentado como pelar las alcachofas y que no se pongan negras, pero no importa repetir. Le cortamos el tallo y las puntas y vamos pelando hasta que la alcachofa empieza a presentar hojas más blancas. Entonces ponemos dentro unas gotas de limón, las embadurnamos por fuera con limón y las metemos en agua. De esta manera evitamos que se oxide y ennegrezca. Por otra parte prefiero no pelarlas del todo para que al cocerlas no se desmoronen y quitar a posteriori las hojas que estén aún duras. En el agua pondremos también el ½ limón.


 Pondremos agua a cocer y cuando rompa a hervir, pondremos un poco de sal, una hoja de laurel y los alcauciles. 20 minutos, más o menos y listo. A escurrir.


 Vamos con la salsa. Ponemos en un cazo el aceite de oliva virgen y la mantequilla y dejamos derretir a fuego lento.


 Entonces añadimos la harina, 2 cucharas y moviendo sin parar hacemos un roux oscuro como aparece en la foto. Esto se obtiene de freír la harina durante al menos 2 ó 3 minutos.


Ahora pondremos caldo de carne. Yo lo conseguí de cocer unas lenguas de cerdo, para otro plato con 1 puerro, un pimiento, una hoja de laurel y dos zanahorias. Vamos añadiendo el caldo  caliente, para que no forme grumos y moviendo. Añadimos un poco más del necesario de la textura que deseemos, porque al reposar siempre espesa un poco. Salpimentamos y añadimos la copa de oloroso, lo cual le dará un delicioso aroma y dejaremos cocer un par de minutos. Lo dicho apartamos cuando esté un poquito, no mucho, más clara la salsa de lo deseado. No os doy cantidades de caldo, porque depende mucho de lo colmadas que pongáis las cucharadas de harina, el tipo de harina, etc.


 Pondremos el aceite abundante a calentar a fuego medio. Las alcachofas terminaremos de pelarlas si es necesario, las cortaremos en cuarto y las salpimentaremos. Las vamos a pasar por harina y por huevo y las freiremos con el aceite caliente a fuego medio.


Las tendremos 1 ½ minutos por cada lado. Sacaremos y pondremos en un papel absorbente y emplataremos. En el fondo la salsa encima las alcachofas y al lado unas patatas fritas a tacos. En increíble. Para que quede más amarillo el rebozado, podemos poner en el huevo un poco de azafrán y toman un color estupendo. Disfrutad


9 comentarios:

  1. Un plato sano y delicioso.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué rica la salsita y las alcachofas!! Me las llevo!

    ResponderEliminar
  3. Que buenas y con la salsita tiene que estar de lujo. A mi madre le gusta tanto las alcachofas así que no las puso hasta en Navidad!! Besos!!

    ResponderEliminar
  4. He descubierto las alcachofas hace no mucho. Mi suegra hace una tortilla con ellas riquísima. Tu receta me ha gustado mucho, a ver si con ella me animo a hacerlas ahora que están de temporada. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ánimo, y disfrútala porque es una maravilla y como dices en temporada es increible

      Eliminar
  5. Qué ricos los alcauciles... me encantan! No conocía esta receta ni, en general, la idea de rebozarlas, me quedo con la idea :)

    ResponderEliminar