jueves, 21 de marzo de 2013

DELICIAS DE MERLUZA Y MARISCO CON SALSA DE GAMBAS AL CAVA



Es un pasito más a las clásicas albóndigas de merluza, metiéndole el sabor de las gambas tanto por dentro como por fuera. Personalmente creo que han salido estupendas y muy jugosas. Probad, porque merece la pena. Yo utilicé un cava tipo Brut, Seco, el que me gusta, aunque creo que le puede venir mejor un cava semiseco, que le da un puntito de afrutado a la salsa y menos acidez. Ahí queda eso, cada uno puede hacerlo al gusto, incluso con cerveza,¿por qué no?


Necesitamos:

600 g de merluza sin piel
150 g de gambas
3 cucharadas de harina
3 cucharadas de pan rallado
1 rebanada de pan de molde mojado en leche
1 huevo
1 chorrito de manzanilla
Un poquito de perejil picado
1 cebolleta morada a ser posible
3 dientes de ajo
2 cebollas pequeñas
Otras dos cucharadas rasas de harina
2 ó 3 copas de cava
1 copa de fume de pescado
Unas hebras de azafrán
Sal
Pimienta negra recién molida
1 hoja de laurel
Un poco de agua

Compramos una cola de merluza y le quitamos la espina central y la piel, con un cuchillito muy afilado. Pelamos las gambas y reservamos las cáscaras. En un pucherito ponemos las espinas, las pieles y las cáscaras y las cubrimos de agua, no más. Las llevamos a ebullición y cocemos a fuego medio durante 20 minutos, colamos y obtenemos un fumé maravilloso, cono todo el aroma del pescado y las gambas.

Picamos menudito, la merluza, las gambas y la cebolleta morada. Salpimentamos y mezclamos todo.



Añadimos 1 huevo, 3 cucharadas de pan rallado y otras 3 de harina, junto con el pan mojado en leche. Ponemos el perejil y mezclamos todo muy, muy bien. Vamos a dejarla reposar en frío, como ½ hora.

Mientras reposa, pelamos los ajos y los picamos muy pequeñito, y lo mismo hacemos con las cebollas.

Vamos a tomar porciones de masa  de las albondiguillas y las redondearemos y pasaremos por harina de freír, para que le de más consistencia al freírlas. En una cazuela amplia ponemos como 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y a fuego medio, rehogamos las albondiguillas. Cuando estén doradas, que no fritas las apartamos. Este aceite, lo colamos y lo usamos para la salsa. Si nos hemos quedado cortos añadimos un poco más.


 Colocamos el laurel y los ajos. Cuando empiezan, a oler ponemos la cebolla picada y las pochamos a fuego lento, como 15 minutos. 


Ya empiezan a tomar color, y es el momento de añadir las dos cucharas rasas de harina. Vamos a tostarla un par de minutos, haciendo un Roux.


Ahora pondremos las hebras de azafrán, y el cava. Movemos y dejamos reducir un minuto, para quitar el alcohol. Si hemos usado un Brut, seco, podemos añadir una cucharadita de azúcar, el que quiera. Ahora pondremos el caldo y dejaremos reducir un minuto más. 


Introduciremos las albondigas y dejaremos reducir hasta que la salsa tenga una textura bien ligada. Si en algún momento creemos que hay que añadir un poco de agua lo hacemos. Rectificamos de sal y pimienta y listo.


Para emplatar lo podemos acompañar de un arroz salteado con pimientos de colores, y yo creo que es prefecto.



3 comentarios:

  1. alfhuevo.wordpress.com21 de marzo de 2013, 15:08

    Que albóndigas más sanas por dios, vaya pinta!!!Las voy a probar seguro!!!Besiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son un poquito pesadas de hacer, por el tema de preparar la merluza, pero si le pides al pescadero que les quite la piel, dicho y hecho. Ricas y como bien dices sanas

      Eliminar
  2. Sobre todo me quedo con la salsa, la receta en si es una maravilla, pero me llevo la salsa tanto para esta receta como para cualquier otra con pescado.
    Bss

    ResponderEliminar