viernes, 15 de marzo de 2013

LENTEJAS CON COL Y AROMA DE CÚRCUMA Y JENGIBRE



Os repito lo de siempre, las legumbre siempre igual, nos aburren hasta a nosotros, así que venga vamos a darle un ambiente diferente. Hoy las vamos a hacer con col, jengibre y de base en vez de pimentón pondremos Cúrcuma. Aroma y color realmente diferente y textura también, porque aunque la col no es corriente hacerla con las lentejas,  quedan de muerte.



Necesitamos:

2 dientes de ajo
1 cebolla
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
2 tomates maduros
3 zanahorias
2 rodajas de jengibre fresco
1 cucharada de Cúrcuma
½ cucharadita de curry
Sal
Pimienta negra recién molida
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
400 g de lenteja pardina
Un trozo de col

Pondremos las lentejas una horita en remojo, para lavarlas y para que comiencen a engordar. Este tipo de lenteja tiene una cocción de unos 40 minutos a fuego lento, aproximadamente y tienen la virtud de no perder la piel, y además a los niños les encanta encontrar unas lentejas tan pequeñitas.

Vamos a pelar los ajos y a cortarlos en láminas. Con mucho cuidadito, picamos en daditos pequeños la cebolla y los pimientos. La col la cortamos en juliana y la zanahoria pelada en rodajas o en taquitos, como prefiráis.

Creo que ya podemos empezar. En el aceite caliente, pero a fuego medio, colocamos los ajos y dejamos que empiecen a dar olor. 


Cuando esto ocurra, añadimos la cebolla con un poquito de sal para que suden. Cuando pasen un par de minutos, añadimos los pimientos y luego un minuto después el tomate, pasado por una mandolina o rallador. Bueno, pues esto lo dejamos hasta que toda la verdura esté bien pochada. Salpimentamos y ponemos las dos lonchas de jengibre, para que empiecen a dar aroma.


Cuando todo está pochadito, añadimos las zanahorias, las lentejas y la col. Ponemos agua que las cubra como 3 dedos por encima. Añadiremos, sal, pimienta, Cúrcuma y un poquito de curry, y dejaremos cocer a fuego lento. Moviendo la cacerola por las asas haciendo círculos, para evitar meter cucharas dentro. Si nos va pidiendo más agua, pues añadimos a poquitos.



Dejaremos cocer unos 40 minutos, más o menos. Depende de las aguas. Si son duras puede ser más y si son blandas pues por ahí, por ahí. Apartamos. A mi me gusta dejarlas reposar unas horas. Ligan mejor los sabores, pero cada uno como quiera o pueda. Rectificamos de sal y especias y a comer unas lentejas diferentes. Salud


6 comentarios:

  1. Menudo receton, me la apunto para probarla antes de que llegue el calor, me ha gustado mucho que lleve curcuma y curry porque son dos especias que me encantan.

    Un beso
    Laura
    Pucheros y cucharas

    ResponderEliminar
  2. que buena pinta y que bien explicado, pronto la pongo en practica,un saludo chao chao te espero en http://lacocinaylosanimales.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Imaginación al poder!!! Dí que sí, hay que experimentar con los ingredientes, las texturas, sabores y olores.
    Se ve un rico, rico, riquisimo plato de lentejas.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Adoro las lentejas, así que probarlas de diferentes maneras también me gusta. Y este plato se ve rico, rico. Vamos que lo apunto para unas próximas lentejas..
    Buen finde

    ResponderEliminar
  5. que lentejas mas buenas, es una receta muy original y creo que no voy a tardar en probarla, besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Juan Luís, nosotros también usamos siempre la cúrcuma en las lentejas, pero con pimentón también. Quedan buenísimas. Lo que no se nos habría ocurrido es condimentarlas con curry. Seguro que quedan riquísimas, las imagino. Un saludo y enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar