jueves, 11 de abril de 2013

TARTAR DE SALMÓN Y AGUACATE


Ante todo, cuidadito con el pescado crudo, que el Anisakis, puede causar problemas. Para realizar este plato, compré el pescado fresco y lo congelé unas horas, lo suficiente para matar las larvas de este parásito. Es un plato fresco, suave y delicioso. Le llega a gustar incluso a los niños, al menos a mis cachorros les encantó. Así que nada, al lío.


Necesitamos:

2 rodajas de salmón
1 cebolleta
2 cucharadas de alcaparras
1 guindilla verde en vinagre
1 tomate mediano
1 aguacate
Zumo de ½ lima
Sal
Pimienta molida
6 gotas de tabasco
Aceite de oliva virgen extra, en mi caso macerado con albahaca
Tostaditas de pan crujiente para servir el tartar sobre ellas

Como hemos colocado el salmón lo vamos a congelar unas horas para eliminar parásitos, y lo descongelamos posteriormente en el frigorífico, para no alterar las propiedades organolépticas del mismo (sabor, textura, olor, etc).

Lo vamos a liberar de espinas y piel y lo vamos a cortar en dadito pequeñitos, del tamaño que nos permita nuestra aceptación al pescado crudo en boca. Lo mismo vamos a hacer con todos los ingredientes. El porque vamos a añadir los ingredientes de uno en uno y en este orden, es para poder ver el aspecto y la textura que va tomando el tartar, y podemos rectificar en cada momento la cantidad que ponemos de cada uno según el color, aspecto que vaya tomando, etc.


Empezamos mezclando con la cebolleta y mezclamos.


Luego añadimos las alcaparras y la guindilla, picaditas, y mezclamos.


Luego vamos a poner el tomate, el cual antes de picarlo lo habremos pelado, y mezclamos.


 Ahora pondremos el aguacate y mezclamos. Si tenemos la suerte de encontrar unos aguacates en su punto, le aportará una untuosidad al plato espectacular y deliciosa.


Ahora, salpimentaremos y añadiremos el zumo de lima y el tabasco. Mezclaremos todo bien y dejaremos reposar al menos ½ hora antes de comer fuera del frigorífico, para mantener a temperatura ambiente y no perder sabores ni aromas.

Lo presentaremos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, en mi caso, como he dicho antes, macerado con albahaca, y con unas tostaditas. Queda un plato espectacular.



4 comentarios:

  1. Esta me gusta, tiene buena pinta, fresquita para cuando empiece el buen tiempo.
    Monica.

    ResponderEliminar
  2. ES UNA COMBINACIÓN PERFECTA Y QUE BONITA PRESENTACIÓN A LA VEZ QUE FRESQUITO Y BIEN VISTOSO. UN BESITO.

    ResponderEliminar
  3. una combinación de 10... adoro los dos ingredientes y la verdad es que es más que apetecible para la época estival, claro que siendo previsores y congelando el pescado, asi nos evitaremos el peligro del anisakis... soy una absoluta fan del pescado crudo desde que me aficioné a la comida japonesa y del aguacate desde que lo probé por primera vez en un viaje a méxico... asi que para mi ésto es el no va más y de seguro será uno de mis platos favoritos

    un beset maetiare

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu receta, pero siempre me ocurre cuando como salmón que tomo demasiado y luego me pesa la digestión debido a lo graso que es este alimento. ¿Hay alguna receta para aligerar esa digestión? No me digas comer menos salmón, no podría. Manolo.

    ResponderEliminar