miércoles, 26 de junio de 2013

ESTOFADO DE MEJILLONES

Sencillo, hasta la saciedad y rico “pa aburrir”. Esta receta me la hacía, hace ya mucho tiempo mi padre, el abuelito de 86 años del que otras veces os he hablado. Ya con la edad que tiene y lo cascadillo que está, pues no está para cocinar, sino para que le cocinen. Un monstruo, le salían de muerte, así que como homenaje al abuelo, aquí está esta delicia.



Necesitamos para 4 comensales:

2 kg de mejillones
1 cebolla grande cortada en brunoise, en daditos
3 zanahorias cortadas en rodajas
200 g de guisantes
1 tomate maduro, pelado y cortado en daditos
2 dientes de ajo cortado en laminillas
1 cucharada de harina
1 copa de manzanilla de Sanlúcar
2 hojas de laurel
1 clavo
Sal
Pimienta molida
El caldo de los mejillones.
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Lo primero es coger el mejillón, quitarle las barbas que tenga y los excesos en su cáscara y meterlos en agua fría con sal durante un par de horas.


Mientras vamos a pelar y cortar las verduritas, tal y como hemos comentado en los ingredientes.

Con todo listo, ponemos 1 copa de agua a calentar con una hoja de laurel en una olla. Cuando rompa a hervir añadimos los mejillones y la copa de manzanilla. Tapamos y dejamos cocer unos 3 ó 4 minutos. Casi seguro que están todos abiertos. Los que no los dejamos un minutos más, retirando los abierto.

Ponemos los mejillones a enfriar, parea después quitarles las cáscaras y colamos el caldo. Por cierto, los que no se abran, fuera a la basura.


En un perol, con aceite de oliva, laurel y un clavo, ponemos las zanahorias a rehogas a fuego medio.


Cuando veamos que empiezan tomar colorcillo dorado, añadimos los ajos y cuando empiecen a dar olor, ponemos la cebolla.


Dejamos pochar con un poquito de sal para que suden y cuando las vemos que empiezan a ponerse transparentes, añadimos el tomate. Rehogamos 2 ó 3 minutos y añadimos los guisantes y una cucharada de harina para que espese la salsa. Salteamos al menos durante 1 minuto y añadimos el caldo de los mejillones, hasta que cubra y un poco más las verduras.

Pasados 10 ó 12 minutos salpimentamos y añadimos los mejillones pelados y dejamos reducir y ligar unos 2 minutos más. Todo a fuego lento. Tened en cuenta que a mi me gustan las verduras, más bien al dente.


Con unas patatas fritas y una buena cervecita es una comida increíblemente rica, sencilla y baratita.Un Abrazo a todos, y a mi padre en especial.


7 comentarios:

  1. Un estofado muy original y tiene que tener un sabor a gloria, me encantan los mejillones y así nunca los he probado, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate a probar, porque es sencillo y delicioso

      Eliminar
  2. Un estofado la mar de bueno. Nunca se me hubiera ocurrido hacerlo con mejillones pero tiene una pinta deliciosa. Un saludo de Cocina con MrZexions y Bisutería la Pompita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo de los estofados es tan amplio, como ingredientes hay, carnes, mariscos, etc. Hay que probar y si sale rico, pues "pa lante"

      Eliminar
  3. Sencillo será, pero menuda pinta tiene. Y además tiene que saber y oler a mar la casa entera y eso me encanta.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La casa entera, de arriba a abajo, pero merece la pena. Gracias

      Eliminar
  4. Estupenda receta y sana de mi querido padre.

    ResponderEliminar