miércoles, 2 de abril de 2014

ROSCOS DE SEMANA SANTA


Esta receta la obtuve hurgando en la web, pero lamentablemente la hice hace aproximadamente un año y no sabría decir cual es la fuente real. Si alguien la identifica como propia, por favor, que me lo haga saber para poder referenciarla en la receta.

Es uno de esos sabores y olores, que llevas pegado en tu cerebro desde tu más tierna infancia. Semana Santa, San Fernando, mis padres y yo de la mano viendo cualquier procesión, por la tarde, con el sol ya caído y un señor de blanco con un canasto inmaculado lleno de rosquillas, con ese intenso olor a clavo y a ralladura de limón. No puedo olvidarlo y esta receta es un homenaje a esas tardes de marzo-abril, que tanto disfruté con mis padres.


Necesitamos:

300 gr. de harina  de repostería
2 huevos
2 clavos de olor machacados en el mortero
Ralladura de un limón
150 gr. de azúcar
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de anís en grano, machacado con el clavo en el mortero
1 cucharada de miel
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra


Sencillo hasta decir basta. En un mortero, vamos a majar los clavos y el anís con un poco de azúcar para que no resbale. En un bol mezclaremos todos los ingredientes, hasta obtener una masa consistente que dejaremos reposar, al menos ½ hora.


Iremos tomando porciones e iremos preparando unas tiras como churros de una cuarta de largo, más o menos y un grosor de un lápiz, aproximadamente. Las tomaremos de dos en dos y las trenzaremos como viene en la foto.


Pegaremos los extremos y pondremos en una placa de horno con papel de horno.



Encenderemos el horno a 180ºC y una vez alcanzada esta temperatura, meteremos nuestras rosquillas. Las tendremos unos 15 minutos, hasta que doren y tomen esa textura crujiente tan deliciosa. Cuando están calientes aún no son crujientes del todo, esto se consigue cuando se enfrían, como cuando hacemos galletas. Una delicia de receta.


9 comentarios:

  1. Están para comérselos, si se comiera con los ojos, yo no entraría por las puertas. Me encanta estos roscos, soy supergolosa, pero intento controlarme, hasta que llegan las navidades, Semana Santa o las vacaciones de verano, ahí ya me desato. Riquísimos!!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Me encantan. Anoto la receta para hacerlos esta semana santa, a ver si me salen tan ricos como se ven los tuyos.

    ResponderEliminar
  3. que ricosss roscos, me encantann, te han quedado super bonitos
    besitos

    ResponderEliminar
  4. Ricos , deliciosos y fáciles. No los conocía. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy típicos en Cádiz y en la Bahía de Cádiz en estas fiestas y suelen venderse por la calle mientras ves las procesiones. Muchas gracias por venir por aquí.

      Eliminar
  5. Como me gustaría comerme una, tienen una pinta buenísimas, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar