viernes, 26 de septiembre de 2014

TACO CASERO CRUJIENTE Y SIN GLUTEN, CON GUACAMOLE Y REJOS ASADOS


Hacía tiempo que quería aprender a hacer los tacos crujientes o los nachos, para darme el gustazo y poder de camino evitar el comprarlos fabricados y con tantos conservantes, y excesos de sal como llevan los industriales. Así que nada compré en los supermercados de “corte británico”, que tenemos en este país, harina de maíz sin gluten. No es la harina de maíz para hacer arepas, que encontramos en muchos sitios. Esta es una harina más fina y sabrosa.

Pues nada me enredé una tarde a hacer pruebas y salio y ya lo creo que salió. No vuelvo a comprar nachos ni tortillas de maíz en la vida. Y de camino le dedico este plato a mi Panchito, Guadalapeño él, que hace un guacamole excepcional.


Para 8 tortillas, necesitamos:

9 cucharadas bien colmadas de harina de trigo
Una pizca de sal
Unas 14 ó 15 cucharadas de agua
Aceite de oliva para freír
3 aguacates tiernos.
Un tomate grande y maduro, pelado y cortado en cuadritos
1 cebolleta, pelada y cortada en cuadritos
Sal
Pimienta negra molida
1 cucharada de tabasco, a falta de habaneros
Zumo de lima al gusto
2 rejos de potón
Cilantro picado
Aceite de oliva virgen extra

Vamos a comenzar asando en una plancha los rejos de potón. A fuego no muy caliente, con una gotita de aceite, ponemos en una plancha los rejos, que iremos volteando cada pocos minutos, para que se hagan por todos lados. Lo tendremos unos 15 minutos, más o menos, en función del grosor de los mismos. Han de quedar enteros, al dente. Cuando veamos con una puntilla de cocina que entra con resistencia, pero que penetra en la carne, está lista. Retiraremos y dejaremos reposar. Una vez frío o templado cortemos en rodajas lo más finas posible.


Mientras vamos a ir preparando las tortillas de maíz. Mezclaremos la harina con la sal un poco de pimienta molida y añadiremos el agua poco a poco, hasta que al amasar no se nos desmorone la masa. Cuando esto ocurra, dejaremos reposar.


Pelaremos el tomate y cortaremos en daditos, lo mismo haremos con la cebolleta. El aguacate, cortaremos a la mitad a lo largo y sacaremos la pulpa. Salpimentaremos y añadiremos lima al gusto, como una lima para esta cantidad de aguacate, pero si os apetece más, pues más. Machacamos con un tenedor, ponemos el cilantro picado  y listo.


Cortaremos dos trozos de film transparente, e iremos tomando bolas de la masa, la cual habremos dividido en 8  bolas. Las mojaremos un poco con agua y pondremos en uno de los trozos de film.

Pondremos el otro trozo de film encima y aplastaremos inicialmente con un plato y luego con un rodillo. Lo extenderemos hasta obtener una película de uno o dos milímetros. Las iremos haciendo una tras otra, a medida que las vayamos sacando de la sartén para evitar que se nos sequen.

Pondremos aceite de oliva abundante en una sartén a fuego medio. Cuando empiece a calentarse ponemos una tortilla, al poco le damos la vuelta y obtendremos una tortilla crujiente. Sacaremos y escurriremos en papel absorbente.


Una vez todas listas, pondremos en un plato cada una y añadiremos el guacamole, por encima el tomate con un poco de sal, por encima la cebolleta y finalmente los trozos de rejos de potón. Rociaremos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y a comer. Buen provecho.


9 comentarios:

  1. Que pinta tiene eso..............sabes como se llaman aquí en mi tierra esas tortitas que acabas de hacer???? tortos y son uno de los platos típicos. Eso si, el relleno es de picadillo de chorizo y huevo frito.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todo se pueden rellenar las tortillas crujiente. Un abrazo

      Eliminar
  2. Con lo que me gustan los rejos!!! Te ha quedado tan rico..... que me encantaría hacerlo enseguida!!
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa receta la de estos Tacos y a la que le veo muy bien contrastada todo lo que en si lleva, me ha gustado bastante y debe ser una delicia Juan Luis. Saludos

    ResponderEliminar