viernes, 10 de octubre de 2014

PISTO EN CAZUELITA CON HUEVO CUAJADO


No vamos a descubrir las Américas con esta receta, pero si que es verdad que, entre el toque final del barro, el horno, el huevo sin freír y demás, hacen el plato diferente. A partir de aquí, podemos añadirle especias, aceitunas negras, queso rallado para gratinar, queso para fundir, etc., y al final tendremos un plato diferente e igualmente delicioso.


Para 4 personas, necesitamos:

2 cebollas cortadas en daditos, del tamaño que deseemos.
1 pimiento verde, igualmente cortado a dados
½ pimiento rojo, si es muy grande, a dados
2 calabacines medianos a dados
1 berenjena a dados
½ Kg. de pulpa de tomate
1 hoja de laurel.
4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
4 huevos
Sal y pimienta

Teniendo ya cortados los ingredientes y en un perol amplio, ponemos el aceite y el laurel a fuego medio. Cuando esté caliente añadimos la cebolla y un poquito de sal para que sude. Dependiendo de cómo queramos la verdura al final, crujiente o tiernita, lo haremos destapado y a fuego medio o tapado con tapadera y a fuego un poco más suave.

Cuando pase un par de minutos ponemos los pimientos verdes y luego los rojos. Esto es porque el rojo lleva tiene más agua y si lo ponemos con el verde, se cocerá y no se freirá, además a mi me gusta el pimiento rojo menos hecho y en trozos bien hermosos, para encontrármelos en la boca. Siempre añadiremos un poco de sal a cada verdura que añadimos. Un poco es un poco, no os paséis.


Pasados dos o tres minutos, añadimos el calabacín y posteriormente, a los 2 ó 3 minutos, nuevamente, pondremos la berenjena. Rectificaremos de sal y pimienta y sofreiremos unos 3 minutos, y finalmente el tomate. Dejaremos freír unos minutos, hasta que pierda gran parte del agua.


Tendremos el horno encendido a 200ºC por abajo. Pondremos el pisto en las mismas y meteremos a calentar unos 15 minutos, y empezará a hervir. Sacaremos, haremos un hueco en el centro y colocaremos el huevo.



Tras 7 u 8 minutos, dependiendo del tamaño del huevo, sacaremos, esperaremos un par de minutos a que enfríe y no perdamos las papilas gustativas con el calor y con unas patatas fritas, plato perfecto. A los niños les encanta esta combinación. Pues nada, salud y buenos alimentos, como decía mi queridísimo Rosendo Mercado


11 comentarios:

  1. Me encantan tus platos, sencillos y tradicionales, y sobre todo muy apetitosos. Y en las fotos, que están muy bien hechas, tienen una pinta genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. madre miaaa que pintaza tiene mas ricaaa, quien pudiera comerse ahora mismo la cazuela entera
    besitosss noe

    ResponderEliminar
  3. Olá Juan, aceitei teu convite pelo Google, passei p/conhecer teu blog e adorei as receitas que encontrei aqui.
    Já fiquei te seguindo e espero voltar outras vezes em busca de outras delícias...
    Parabéns pelo blog!
    Abraços e um bom FDS

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado impresionante este plato!! Mi hijo se ha quedado con unas ganas de que se lo prepare, que seguro que mañana se lo hago.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Estupenda receta de las de siempre pero cuando la ves te apetece muchísimo, ¡¡¡Gracias!!! me has solucionado la comida

    ResponderEliminar
  6. Muy rica esta receta, con el tiempo tan malo que hace por aquí, apetece mucho!

    ResponderEliminar