domingo, 29 de junio de 2014

PISTO CON CALABAZA


¡Ay!, el mundo del pisto que complejo es. Le pasa lo mismo que al gazpacho, que hay tantos como madres y abuelas. Yo recuerdo el pisto de mi madre, con ese tono anaranjado, gracias a la calabaza y a los tomates frescos y no al tomate de bote.

Este pisto refleja el tratamiento que prefiero darle a la verdura, para disfrutar de ella y hacer así que los niños la coman con más facilidad. Esto es el hacer la verdura al dente y no desmoronada, que era como se comía antes, muy hecha y claro, el tema de las texturas es fundamental . En los niños, mas que a los mayores. Pues nada, sea esta receta.



Para 6 personas:

5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 hojas de laurel
1 cebolla grande cortada en dados
2 pimientos de freír cortados en dados
1 pimiento rojo cortado en dados
2 calabacines cortados en dados
1 trozo de calabaza cortada en dados
2 berenjenas cortadas en dados
6 tomates maduros, rallados y eliminada la piel. Si podemos le retiramos el agua que lleve, que con un poco de sal y pimienta te lo bebes como aperitivo. El que quiera le puede añadir también unas gotas de Vodka al jugo y como un campeón.

En un cacharro amplio, ponemos  a fuego medio, el aceite de oliva virgen extra con el laurel. Cuando esté caliente, ponemos la cebolla. Un poquito de sal, y salteamos un par de minutos. La sal es para que suelten los jugos con más velocidad


 Ahora colocamos los pimientos con otro poquito de sal y seguimos rehogando.


Otros dos minutos y añadimos la calabaza. La dejamos saltear, hasta que empezamos a ver los bordes de los trozos que empiezan a transparentar. En ese momento añadimos el calabacín, con un poquito de sal.


Salteamos 2 ó 3 minutos y añadimos la berenjena, con un poquito de sal.


La tendremos 3 ó 4 minutos salteando y ponemos el tomate triturado y saltearemos el tiempo suficiente hasta que se termine de freír y quede sin agua. Rectificamos de sal y pimienta y listo.



Al servirlo es casi de obligado cumplimiento presentarlo con un huevo frito y pedazo de plato.



martes, 24 de junio de 2014

ESPAGUETIS CON BERBERECHOS PICANTES


Hoy traemos una receta de pasta muy sencilla, pero muy sabrosa. Como siempre intentamos hacer platos sencillos y baratos, y esta receta cumple estas máximas con creces. Apto para mayores y niños y al que le guste el picante, que rompa la guindilla y tendrá extra de sabor.



Para 4 necesitamos:

½ Kg. de Berberechos.
400 g. de espaguetis
4 dientes de ajos machacados
1 ó 2 guindillas, según el gusto del comensal
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Sal y pimienta al gusto
1 hoja de laurel

Como veis, pocos ingredientes y no caros, precisamente. Lo primero es tener los berberechos un par de horas en agua fría con un poco de sal. Frotarlos con las manos de vez en cuando, meteremos oxígeno en el agua y les soltaremos la arena que traigan.


Pondremos en una sartén con el aceite a fuego medio, los ajos machacados y la guindilla con el laurel. Dejaremos que se sofrían, hasta que el ajo empiece a tomar un tono dorado.


Añadimos los berberechos, subimos la candela a tope y tapamos. Probablemente en un par de minutos estén todos abiertos.


Mientras tanto estamos preparando la pasta. Agua abundante y pasta de cocción larga, de 8 ó 9 minutos. Cuando está hirviendo añadimos los espaguetis y un poco de sal. Dejamos cocer desde que rompa a hervir nuevamente, un minuto menos de lo que diga el paquete, dándole de vez en cuando con una cuchara de palo, para que no se peguen. Llegado este punto, los apartamos y dejamos reposar en el agua caliente, hasta que lo probemos y estén a nuestro gusto. Yo los prefiero al dente.



Escurrimos y vertemos los berberechos sobre la pasta. Añadimos un poco de pimienta negra recién molida y pedazo de plato. Nada de queso rallado ni similar, el berberecho, los ajos y el picante. Delicioso. 


martes, 17 de junio de 2014

ENSALADA DE TOMATES


No es un plato especialmente original, ni diferente, pero en las fechas en las que estamos está bien para variar en la composición de las ensaladas. Es el momento del tomate, para comer en ensalada, rajados con sal, en gazpacho, en salmorejo. En definitiva es su tiempo.

En esta ensalada quizá la diferencia radique en la vinagreta, con salsa de soja y unas gotas de tabasco, que den un punto diferente al comerlo.


Necesitamos:

3 tomates grandes y rojos
2 huevos duros
1 lata de melva
1 lata de pimientos del piquillo, cortados en tiras
Sal y pimienta al gusto
3 partes de aceite de oliva virgen extra
1 parte de vinagre
1 cucharada de salsa de soja
½ cucharada de orégano
Unas gotas de tabasco


Bien, empezamos quitándole a los tomates los culos y lavándolos en agua fresca. Secamos y cortamos en gajos, cubriendo el fondo del bol. Salpimentaremos.


Los huevos los pelaremos y los cortaremos en gajos. Añadiremos el pimiento del piquillo y el huevo a la ensalada.

Prepararemos la vinagreta. En un cuenco pondremos 1 ½  cucharada de vinagre y 4 ½ de aceite de oliva virgen extra. Añadimos un poco de sal y de pimienta recién molida, el orégano, las gotas de tabasco y la salsa de soja. Con un tenedor batimos y rociamos la ensalada.  Finalmente ponemos la melva en el centro de la ensalada y listo.


Preferentemente que estén los tomates de la nevera. Un saludo





martes, 10 de junio de 2014

ARROZ AL HORNO CON COSTRA, SENCILLO


Esta receta se nutre de dos platos, uno es el Arroz con Costra, de origen Alicantino y el otro es el Arroz al Horno, Valenciano y que sus ingredientes pueden ser para el propio plato o bien aprovechando las sobras del cocido y su caldo.

Este plato digamos que es una mezcla entre los dos, teniendo como base el fondo de despensa y el fondo de congelador, que siempre hay un caldo de puchero o de un cocido que nos puede servir para completar este plato. Que me perdonen los puristas del arroz, pero he hecho un plato según me ha apetecido.


Necesitamos para 4 comilones:

400 gr. de arroz
1 cabeza de ajos machacados
2 hojas de laurel
Sal y pimienta al gusto
Pimentón molido dulce
1 bote de garbanzos, escurridos y bien enjuagados
2 chorizos en rodajas
1 morcilla en rodajas
2 patatas peladas y cortadas en rodajas de 2 ó 3 mm.
Caldo de cocido o de puchero, 2 veces y ½ el volumen de arroz
4 huevos batidos
4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Calentamos en una cazuela el aceite a fuego medio con el laurel y cuando está caliente se añaden las patatas y el ajo. Dejamos que dore. Mientras encendemos el horno por arriba y por abajo a 180-200ºC.


Cuando alcanza la patata el color doradito, añadimos los chorizos y las morcillas troceadas, salteándolas unos minutos, junto con los garbanzos.


Ahora añadiremos el arroz y dejaremos rehogar un minuto al menos, mientras que lo vamos moviendo con cuchara de palo.


Es el momento de añadir el caldo, salpimentar y esperar a que empiece a hervir. Llegado este momento contamos 6 minutos. Cuando pasa este tiempo, metemos el arroz en el horno durante 5 minutos.


Lo sacamos y ponemos los cuatro huevos batidos.


Espolvoreamos el pimentón por encima y metemos nuevamente en el horno 5 minutos más.


Sacamos y dejamos reposar uno 3 ó 4 minutos. Servimos el plato y a disfrutar.



martes, 3 de junio de 2014

PAN NAAN CON CHURRASCO DE POLLO Y SALSA DE QUESOS


Como ya dijimos en otra ocasión, el pan Naan, es un tipo de pan típico de Oriente Medio, Turquía y países árabes. Son realmente tortas de pan finas que con la ayuda del yogurt inflan y pueden abrirse para ser rellenados. Pueden utilizarse también para comer a modo de Kebaf, o para comer ciertos platos árabes que se comen con salsa y empujando con el pan.

Nosotros los vamos a rellenar  con tomates salteados en aceite de oliva virgen extra, churrasco de pollo a la plancha y una salsa de quesos al gusto. Una delicia.


Para 4 comensales, necesitamos:

Para el pan:

300 gr. de harina de fuerza
½ yogurt natural, preferentemente de yogurtera
80-100 ml. de agua templada
2 cucharadas de sésamo
1 cucharada de sal
10 gr. de levadura fresca
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra


Para el relleno:

3 tomates hermosos, rojos, pelados y cortados a trozos grandes
3 churrascos de pollo, vamos tres muslos con contramuslos pero sin hueso y sin piel
200 gr. de quesos desmenuzado. Yo usé un trozo de Brie, otro de Emmental y dos cucharadas grandes de queso de untar.
Sal y pimienta negra molida
Salsa de soja, una cucharada
Nuez moscada
Aceite de oliva virgen extra, 3 ó 4 cucharadas.
1 brick de nata líquida
Un chorrito de leche

Lo primero es pelar los tomates, los podemos escaldarPonemos el agua a hervir y cuando esto ocurra, introducimos los tomates un par de minutos con un cortecito en el culo del tomate y luego pasarlos por agua fría para que se elimine mejor la piel. Los cortamos en gajos y estos en tres trozos cada uno.


Para el pan, mezclamos harina, sal, 1 cucharada de sésamo   y levadura. Frotamos con las dos manos, disolvemos la levadura en la harina. Añadimos el aceite y el yogurt. Vamos añadiendo poco a poco el agua templada, hasta obtener una masa firme pero suave. Dejaremos reposar en el horno unos 20 minutos tapado con un trapo a 40-50 ºC.

Desgasificamos y sacamos 4 porciones. Estiramos y obtenemos 4 tortas de masa. Metemos en el horno, igual que antes, unos 20 minutos. Sacamos y dejamos el horno a calentar a 180ºC por arriba y por abajo, sin ventilador.


Pulverizamos el pan con agua y rociamos con sésamo. Metemos en el horno a su temperatura. Dejamos unos, 10 minutos y pasados estos ponemos el ventilador del horno 6 ó 7 más. Sacamos y dejamos reposar y enfriar.


Mientras tenemos el pan en el horno, vamos a preparar la salsa de quesos. En un vaso de batidora, ponemos los quesos, con un poco de pimienta molida y nuez moscada, ambas al gusto, y le añadimos la nata y el poco de leche, como 2  ó 3 dedos de un vaso normal.



Le damos un golpe en el microondas, 20 segundos, y lo trituramos. Rectificamos nuevamente de sal y especias. Otros 30 segundos en el micro y lista la salsa. Dejamos descansar pero que no se enfríe del todo, ya que se pondría como una crema de queso y no como una salsa.

Mientras el pan se enfría, en una sartén o tartera o plancha de asar o lo que uséis, ponemos el aceite de oliva, con el fuego medio_fuerte. Salpimentamos el pollo y lo colocamos sobre la plancha. Dejamos 3 ó 4 minutos de un lado y volteamos.


Dejamos unos 3 ó 4 minutos del otro lado. Si son muy gruesos, los dejamos un par de minutos más por cada cara y listo.


Cogemos el pollo y lo cortamos en láminas de entre medio y un dedo de grosor.


Ahora en otra sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, salteamos un par de minutos el tomate, con sal, pimienta y una cucharada de salsa de soja. Apartamos en un plato.

Vamos a montar el plato. Primero, lo abrimos y colocamos en la base del pan, el tomate, con la salsita que haya soltado y encima, el pollo a tiras.


Por encima, rociaremos con la salsa de queso y al que le guste, que le añada un poco de cayena molida y pedazo de plato. Que lo disfrutéis.