miércoles, 25 de marzo de 2015

PESTIÑOS.


Los pestiños me traen muchos y buenos recuerdos. En navidad mi madre y mi tía Julia, se ponían las dos mano a mano en la cocina a preparar la masa de los pestiños, a freír, a bañar con miel y echar por encima unas bolitas de colores y nos poníamos las botas. Que cosa más rica.



Necesitamos:

½ Kg. de harina
1 litro de aceite de  girasol o de oliva suave.
1 cáscara de limón, que freiremos en el aceite previamente
1 muñequilla con una cucharada de anís en grano y ½  de sésamo, que freiremos con la cáscara del limón.
1 vaso de aceite frío, del que hemos frito previamente
1 vaso de vino blanco, yo manzanilla de Sanlúcar
1 clavo molido
½ a ¾ de Kg de miel

Freímos en el aceite el la muñequilla con las especias que hemos indicado y la cáscara del limón, intentando evitar lo más posible lo blanco de la cáscara. Una vez frito, apartamos del aceite y reservamos las especias fritas. Dejamos todo atemperar.


Una vez todo frío, sacamos las semillas de la muñequilla y mezclamos con el resto de los ingredientes. Amasamos bien y durante un buen rato. Nos quedará una masa suave resistente a la vez. Dejaremos reposar en el frigorífico, mínimo 6 u 8 horas.

Podemos añadir una cucharadita de levadura química, para que queden menos densos y más crujiente. Por otra parte es interesante para prepararlos al freírlos tener las manos aceitadas para que no se nos peguen en los dedos durante la manipulación. 


Templaremos la miel en el microondas o al baño maría. Añadiremos unas cucharadas de agua, hasta que licue un poquito, solo un poquito y colocaremos en un bol.

Tomaremos porciones de la masa y las estiraremos con el rodillo en círculos. Tomaremos por dos extremos contrarios la masa y la uniremos para dar la forma de los pestiños. Cuanto más fino dejemos la masa más ricos. Solo estiraremos de una vez los que vayamos a freír, y así sucesivamente.


Freiremos en el aceite que tenemos preparado caliente, pero con el fuego medio. Una vez fritos los meteremos unos minutos en la miel, escurriremos y colocaremos en una fuente. Con la miel que sorbe, se la podemos poner por encima para que queden brillantes.



Buen provecho y que lo disfrutéis.

9 comentarios:

  1. Ayyy que pintaza¡¡¡ tan doraditos y crujientes que se me ha echo la boca agua. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también mientras hacía la foto. Un saludo

      Eliminar
  2. Hola!! Veo que tienes buenas recetas. Te sigo en el blog.
    Te dejo el mio por si quieres darle un vistazo. Un saludo!!
    http://lacocinadeevastyle.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡ Por favooooorrrrr !!! Qué rico....qué plato!!! Yo quiero....se me han antojado. Igual me animo y sigo tus pasos, los preparo éste finde....

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado deliciosos. Un dia de estos los tengo que hacer. Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Que delicia amigo, yo me quedo con tu receta con tu permiso.Un abrazo.

    ResponderEliminar