jueves, 16 de abril de 2015

ALCACHOFAS O ALCAUCILES REBOZADOS EN SALSA DE VINO


El otro día estaba en la sierra de Huelva, concretamente en el camping del Castaño del Robledo, charlando de comida y Tere me comentó: “Pues mi suegra hace unas alcachofas rebozadas con salsita que está increíbles”.

Así que dicho y hecho, nos pusimos con ello y salió esta receta. Esta es una base para luego hacerla crecer, con taquitos de jamón, caldo de pescado, unas gambitas arroceras, etc. Ya iremos viendo


Para cuatro comensales:

8 alcachofas o alcauciles. Los pelamos y deshojamos, hasta que nos quedamos con las hojas más tiernas. Cortamos puntas y rabo.
2 cebolletas picadas muy finitas
3 dientes de ajo a láminas
3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de harina colmada
½ vaso de vino blanco, sirve un rueda o uno de la mancha, chacolí, etc.
5 ó 6 cazos del caldo de cocer los alcauciles
Perejil picado.
Sal y pimienta al gusto
Zumo de limón
Harina y 2 huevos batidos
Aceite de oliva abundante  para freír. Cada uno a su gusto.

Pues nada, pelamos tal y como hemos dicho los alcauciles y los metemos en agua con limón para evitar que se pongan negros.


Ponemos una olla con 2 litros de agua y cuando esté aliente  metemos los alcauciles con un poco de sal y dejamos cocer a fuego medio unos 20 minutos. Apartamos y escurrimos. Cortamos en medios o cuarto en función del tamaño de los mismos. Dejamos escurrir bien con sal y pimienta molida.


En un perol colocamos el aceite de oliva virgen extra a fuego medio y le añadimos los ajos. Cuando empiecen a dar olor ponemos las cebolletas con sal y dejamos pochar hasta que estén doraditas.


Añadimos la harina y tostamos durante un par de minutos, momento en que añadimos el vino y dejamos evaporar el alcohol, como un minuto y medio. Añadimos el caldo de cocción de los alcauciles y ponemos a hervir  a fuego medio/suave.


Mientras colocamos en una sartén el aceite de oliva para freír, a fuego medio. Cuando esté caliente, empezamos  a pasar las alcachofas por harina y luego por huevo y las freímos hasta que doren.

Escurrimos en papel adsorbente.  Cuando la salsa esté como un yogurt casero después de removerlo, esa textura ligera, añadimos las alcachofas. Podemos, si queremos, pasar la salsa por un chino o un pasapurés. Dejamos cocer todo junto un par de minutos y las volteamos y otro par de minutos. Añadimos perejil, apagamos y dejamos reposar un ratito. Presentamos con unas patatas fritas y pedazo de plato.


7 comentarios:

  1. Menudo plato mas rico y sencillo, gracias y te he mandado en facebook una solicidud de amistad y estaremos en contacto también por aquí okkk.Bs

    ResponderEliminar
  2. Moli, me encanta que recuerdes aquí a mi suegra!! su receta de los alcauciles es diferente. Pruebo la tuya, te envío la suya....las comemos y seguimos hablando de cocina...con amor.

    ResponderEliminar