domingo, 18 de diciembre de 2016

PULPITOS A LA PLANCHA


Es muy sencilla y además muy económica. El pulpo es de los cefalópodos el más duro, con diferencia, en la cocina. Fundamental, congelarlo, para ablandar la carne y para aquellos que son muy delicados con las texturas al dente, podéis cocerlo en agua con sal unos quince minutos antes de proceder a pasarlos por la plancha.

A mí, personalmente, me gustan las texturas al dente, así, que no lo cocí previamente, pero cada cual es cada cual.


Para cuatro personas:

1 Kg. De pulpitos, que enjuagaremos previamente a cocinarlos.
Perejil o cilantro picado al gusto.
4 patatas que coceremos en agua con sal, hasta quedar blandas, dependerá de la patata. Pelaremos y serviremos a gajos.
Sal y pimienta negra recién molida
Cebolleta morada cortada en juliana fina
Aceite de oliva virgen extra


Ponemos la plancha a fuego medio/alto a calentar. Cuando está esté, bien caliente, ponemos los pulpitos, les añadimos sal y vamos dejando que se asen.


Para detectar si están en su punto, podemos usar una brocheta de madera e írsela clavando de vez en cuando para ver si están ternos. Es conveniente ir moviéndolos y cambiándolos de posición, para que se hagan por todos lados.

Una vez listos, los servimos con las patatas cocida a gajos, cebolleta, sal y pimienta recién molida por encima, perejil y un hilillo de aceite de oliva virgen extra por encima. Buenísimo.





lunes, 12 de diciembre de 2016

ALBÓNDIGAS ESTOFADAS



Esta es otra de esas recetas que hay tantas como madres o abuelas, pero a mi especialmente me gusta, porque así, prácticamente no necesitan ni guarnición, ya que la lleva incorporada con las verduras.


Para cuatro comensales, glotones, necesitamos:

1Kg. De carne picada, mitad cerdo, mitad ternera
Perejil picado
1 cucharadita de mostaza de Dijon
1 rebanada  de pan de molde metida en leche
1 huevo
Sal y pimienta al gusto
3 dientes de ajo picados en rodajas
1 cebolla picada en daditos
½ pimiento rojo picado en daditos
1 tomate pelado y picado en daditos
1 cucharadita de harina, para ligar la salsa
1 copa de brandy de Jerez
3 ó 4cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 hojas de laurel
250 g. de guisante
4 ó 5 zanahorias peladas y cortadas en dados.


Salpimentamos la cerne y añadimos el huevo, el pan escurrido, el perejil, la mostaza y mezclamos. Hacemos las albóndigas y las pasamos por harina. Las freiremos en el aceite de oliva a fuego suave. Cuando se hagan mínimamente por fuera, no hay que dorar, las vamos sacando del aceite y reservamos.


Colaremos el aceite y pondremos inicialmente los ajos con el laurel y cuando den olor, añadimos la cebolla con un poco de sal y luego, a los 2 minutos los pimientos rojos. Dejaremos que pochen 3 ó 4 minutos más y añadimos el tomate, todo ello a fuego suave. Subimos el fuego y cuando empiecen a perder el agua, colocamos las albóndigas, el harina, mareamos y añadimos el brandy.


Acto seguido cubrimos con agua y ponemos los guisantes y la zanahoria. Salpimentamos y dejamos reducir a fuego lento.



Es que esto no tiene más historia. Sed felices.