jueves, 19 de septiembre de 2019

CONSERVA CASERA DE CABALLA EN ACEITE


Hay veces que uno ya tiene plan de comida y ve unas caballitas estupendas, y ¿Qué hacer? Pues comprarlas y hacer unas conservas con ellas. Lo primero es esterilizar los tarros. Agua hirviendo, y los metemos. Los tenemos 1/2 hora dentro y apagamos Sacamos y dejamos secar solos. Ya están listos. Comida sana, cocina casera, cocina tradicional



4 caballas de entre 200 y 300 g. Las abrimos evisceramos y limpiamos de sangre la espina central. Enjuagamos la barriga, quitamos la cabeza y reservamos
Aceite de oliva virgen. El extra apaga demasiado el sabor de las caballas
Sal y pimienta en grano
2 guindillitas
2 dientes de ajo machacados
1 hoja de laurel
Agua

Ponemos agua con sal abundante en una olla y cuando esté templada, antes de hervir, metemos las caballas. Una vez hiervan a fuego lento 15 minutos y pasamos por agua fría.

Con una puntilla, raspamos la piel, y sacamos los lomos. Eliminamos las espinas y reservamos.

Ponemos una olla alta con agua a hervir. En el tarro estéril metemos los lomos de acaballa con el laurel, los ajos y las guindillas. Rellenamos de aceite de oliva virgen hasta arriba y cerramos. Metemos en el agua caliente, que lo cubra y cuando rompa a hervir contamos 30 minutos.

Pasado el tiempo, sacamos y colocamos boca abajo hasta que enfríe. No sé porqué esto, pero lo dicen todas las recetas. Un vez frío, le ponemos la fecha y lo guardamos fuera de la luz y del calor, preferentemente. Ya está, sencillo

Muy, muy fácil, No puedo decir más que: Besos para todas y todos, para ……, en fin. Hasta la próxima



jueves, 12 de septiembre de 2019

BUDIN DE CERDO CASERO


Un plato fácil, a mí me encanta personalmente. Me recuerda a mi infancia. Bocadillos de lo que se llamaba entonces Cabeza de Cerdo o Pastel de Cabeza de Cerdo. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional


1 kg de costilla de cerdo, que le quitaremos parte de la grasa en exceso que traiga
1 oreja de cerdo lavada
1 manita de cerdo cortada a trozos
½ kg de pierna de cerdo
1 hoja de laurel
3 clavos de olor
Nuez moscada a discreción
1 hoja de cola de pez, según instrucciones del fabricante
1 copa de Manzanilla de Sanlúcar, o cualquier vino blanco que os guste
1 puerro
3 ramas de apio
3 dientes de ajo
2 zanahorias
Sal y pimienta
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Lavamos bien las carnes y ponemos en olla exprés a durante 40 minutos con las verduras, las hierbas, las especias pero sin la cola de pez y el vino. Una vez pasado el tiempo eliminamos las verduras y la manita, que la queríamos solo para aportar la gelatina. Colamos el caldo para retirar impurezas y dejamos reducir hasta que nos quede un dedo o dos.

Mientras vamos a desmenuzar o cortar las carnes según el tamaño que queramos. Cuando llegue a la cantidad adecuada el caldo, le añadimos la cola de pez y mezclamos. Reservamos. Mientras las carnes las escurrimos bien.

En un pero salteamos con un poco de aceite de oliva virgen extra las carnes y añadimos sal y pimienta para rectificar, que seguro estamos sosos. Añadimos el vino y dejamos un minuto más.

En un molde alargado, circular o como nos guste, ponemos las carnes ejerciendo un poquito de presión y añadimos el caldo a cucharadas, para que vaya percolando y nos de consistencia. Tapamos con film transparente o papel de alumnio y dejamos en la nevera unas 12 horas. Ya tenemos nuestro fiambre o Budin de Cerdo listo. Casero y Rico

Muy, muy fácil, Besos para todas, para todos, para ……, en fin.  



domingo, 8 de septiembre de 2019

ARROZ A LA CUBANA


Es un arroz sencillo y muy agradecido para día con el tiempo justito para cocinar o sin muchas ganas de ello. Comida sana, Cocina tradicional, Comida Casera Así que al grano


Para 4 comensales:

400 g de arroz redondo
2 kg de tomates maduros
1 cebolla
3 dientes de ajo machacados
2 clavos de olor
Dos hojas de laurel
Aceite de oliva virgen  extra
3 plátanos aún verdes
Sal y pimienta
El doble de agua que de arroz
4 huevos

Muy fácil. Sofreímos la cebolla cortada a trocitos en 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiecen a tomar color, añadimos los tomates troceados eliminado el cascabullo. Tapamos, añadiendo previamente sal y pimienta. Dejamos cocer como 1 hora a fuego muy lento. Si están ácidos añadimos un poco de azúcar. Pasamos por pasapurés y eliminamos pieles y semillas. De esta manera, sin batidora, mantenemos el color y no metemos aire, no alterando el sabor tampoco. Volvemos a poner al fuego despacito, hasta que pierda el líquido que le quede.

En una ollita ponemos un par de cucharadas de aceite con los ajos machacados. Cuando empiezan a dar olor, añadimos los clavos, el laurel y el arroz. Sofreímos un minuto y añadimos el agua hirviendo y un poco de sal. Mantenemos  a fuego fuerte 1 minuto, una vez comience a hervir y luego tapamos y ponemos al fuego más bajo posible 13 minutos. Entonces  apartamos y dejamos reposar 5 minutos.

Los plátanos los freímos en aceite de oliva abundante, en forma de bastoncillos hasta que se pongan oscuritos. Dejamos escurrir en papel y que atemperen, de esta forma al enfriarse se endurecerá el caramelo que haya hecho y se pondrán crujientes.

Para montarlo, con un molde ponemos el arroz en un plato, encima el tomate y encima un huevo fritos y alrededor nuestros plátanos fritos. Muy, muy fácil, No puedo decir más que: intentéis ser  muy felices, si o si, no hay opción


domingo, 1 de septiembre de 2019

ENSALADA DE ALUBIAS BLANCAS


Aún es verano, aún hace calor y tenemos que seguir comiendo legumbres en el formato que sea. Lo que más apetece en estas fechas son ensaladas ligeras, refrescantes y diferentes a las de lechuga y tomate, sin desmerecer nada a estas, pero para darnos una alegría al cuerpo. Comida sana, cocina tradicional.



Para 4 comensales:

Un tarro de alubias cocidas. Son ricas y tienen una textura perfecta
Cilantro al gusto
Cebollino muy picado al gusto
½ Pepino picado, quitando las pepitas, muyyyyy picadito
1 Cebolleta muy picadita
1 Pimiento muy picadito
1 tomate pelado con carió y muy picadito
Aceite de oliva virgen extra, 3 veces más que de limón
Zumo de ½ limón
Sal y pimienta al gusto
Chile rojo fresco, despepitado y en aritos

Sacamos del tarro las alubias. Si tenemos problemas, sumergimos el tarro en agua hirviendo unos 5 ó 6 minutos. Esto licuará el jugo del tarro y podremos sacarlas sin romperlas. Las sumergimos en agua fría, enjuagamos y escurrimos. Esto es para quitar los sabores del embotado, que suelen ser ácidos, tipo limón etc, sal y algún antioxidante más. Si queréis no las lavamos y listo.

Añadimos el resto de los ingredientes sólidos y finalmente la sal, pimienta, limón y aceite. Mezclamos. Dejamos reposar unos minutos y listo para comer. Fantástico

Muy, muy fácil. A ser felices todo lo que podáis