jueves, 12 de septiembre de 2019

BUDIN DE CERDO CASERO


Un plato fácil, a mí me encanta personalmente. Me recuerda a mi infancia. Bocadillos de lo que se llamaba entonces Cabeza de Cerdo o Pastel de Cabeza de Cerdo. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional


1 kg de costilla de cerdo, que le quitaremos parte de la grasa en exceso que traiga
1 oreja de cerdo lavada
1 manita de cerdo cortada a trozos
½ kg de pierna de cerdo
1 hoja de laurel
3 clavos de olor
Nuez moscada a discreción
1 hoja de cola de pez, según instrucciones del fabricante
1 copa de Manzanilla de Sanlúcar, o cualquier vino blanco que os guste
1 puerro
3 ramas de apio
3 dientes de ajo
2 zanahorias
Sal y pimienta
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Lavamos bien las carnes y ponemos en olla exprés a durante 40 minutos con las verduras, las hierbas, las especias pero sin la cola de pez y el vino. Una vez pasado el tiempo eliminamos las verduras y la manita, que la queríamos solo para aportar la gelatina. Colamos el caldo para retirar impurezas y dejamos reducir hasta que nos quede un dedo o dos.

Mientras vamos a desmenuzar o cortar las carnes según el tamaño que queramos. Cuando llegue a la cantidad adecuada el caldo, le añadimos la cola de pez y mezclamos. Reservamos. Mientras las carnes las escurrimos bien.

En un pero salteamos con un poco de aceite de oliva virgen extra las carnes y añadimos sal y pimienta para rectificar, que seguro estamos sosos. Añadimos el vino y dejamos un minuto más.

En un molde alargado, circular o como nos guste, ponemos las carnes ejerciendo un poquito de presión y añadimos el caldo a cucharadas, para que vaya percolando y nos de consistencia. Tapamos con film transparente o papel de alumnio y dejamos en la nevera unas 12 horas. Ya tenemos nuestro fiambre o Budin de Cerdo listo. Casero y Rico

Muy, muy fácil, Besos para todas, para todos, para ……, en fin.  



domingo, 8 de septiembre de 2019

ARROZ A LA CUBANA


Es un arroz sencillo y muy agradecido para día con el tiempo justito para cocinar o sin muchas ganas de ello. Comida sana, Cocina tradicional, Comida Casera Así que al grano


Para 4 comensales:

400 g de arroz redondo
2 kg de tomates maduros
1 cebolla
3 dientes de ajo machacados
2 clavos de olor
Dos hojas de laurel
Aceite de oliva virgen  extra
3 plátanos aún verdes
Sal y pimienta
El doble de agua que de arroz
4 huevos

Muy fácil. Sofreímos la cebolla cortada a trocitos en 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiecen a tomar color, añadimos los tomates troceados eliminado el cascabullo. Tapamos, añadiendo previamente sal y pimienta. Dejamos cocer como 1 hora a fuego muy lento. Si están ácidos añadimos un poco de azúcar. Pasamos por pasapurés y eliminamos pieles y semillas. De esta manera, sin batidora, mantenemos el color y no metemos aire, no alterando el sabor tampoco. Volvemos a poner al fuego despacito, hasta que pierda el líquido que le quede.

En una ollita ponemos un par de cucharadas de aceite con los ajos machacados. Cuando empiezan a dar olor, añadimos los clavos, el laurel y el arroz. Sofreímos un minuto y añadimos el agua hirviendo y un poco de sal. Mantenemos  a fuego fuerte 1 minuto, una vez comience a hervir y luego tapamos y ponemos al fuego más bajo posible 13 minutos. Entonces  apartamos y dejamos reposar 5 minutos.

Los plátanos los freímos en aceite de oliva abundante, en forma de bastoncillos hasta que se pongan oscuritos. Dejamos escurrir en papel y que atemperen, de esta forma al enfriarse se endurecerá el caramelo que haya hecho y se pondrán crujientes.

Para montarlo, con un molde ponemos el arroz en un plato, encima el tomate y encima un huevo fritos y alrededor nuestros plátanos fritos. Muy, muy fácil, No puedo decir más que: intentéis ser  muy felices, si o si, no hay opción


domingo, 1 de septiembre de 2019

ENSALADA DE ALUBIAS BLANCAS


Aún es verano, aún hace calor y tenemos que seguir comiendo legumbres en el formato que sea. Lo que más apetece en estas fechas son ensaladas ligeras, refrescantes y diferentes a las de lechuga y tomate, sin desmerecer nada a estas, pero para darnos una alegría al cuerpo. Comida sana, cocina tradicional.



Para 4 comensales:

Un tarro de alubias cocidas. Son ricas y tienen una textura perfecta
Cilantro al gusto
Cebollino muy picado al gusto
½ Pepino picado, quitando las pepitas, muyyyyy picadito
1 Cebolleta muy picadita
1 Pimiento muy picadito
1 tomate pelado con carió y muy picadito
Aceite de oliva virgen extra, 3 veces más que de limón
Zumo de ½ limón
Sal y pimienta al gusto
Chile rojo fresco, despepitado y en aritos

Sacamos del tarro las alubias. Si tenemos problemas, sumergimos el tarro en agua hirviendo unos 5 ó 6 minutos. Esto licuará el jugo del tarro y podremos sacarlas sin romperlas. Las sumergimos en agua fría, enjuagamos y escurrimos. Esto es para quitar los sabores del embotado, que suelen ser ácidos, tipo limón etc, sal y algún antioxidante más. Si queréis no las lavamos y listo.

Añadimos el resto de los ingredientes sólidos y finalmente la sal, pimienta, limón y aceite. Mezclamos. Dejamos reposar unos minutos y listo para comer. Fantástico

Muy, muy fácil. A ser felices todo lo que podáis



jueves, 29 de agosto de 2019

TARTA HÚMEDA DE CHOCOLATE CON ALMENDRAS



Es una tarta de chocolate muy rápida y una verdadera delicia. En los evento en los que participo, siempre lo llevo como postre en el menú y es un éxito total. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional


Para unos 12 comensales

200 g de chocolate de cobertura calentado al baño maría o en el microondas
200 g de mantequilla
4 huevos
200 g de azúcar moreno
200 g de almendra molida
½ naranja exprimida
Una pizca de sal gorda
Un cuarto de cucharilla de pimentón dulce, curry, comino molido, pimienta molida
Unas gotas de agua de azahar y de vainilla
Cacao en polvo para decorar

Para la salsa caliente

100 g de chocolate fundido en el baño o micro
Un trozo de mantequilla
Un chorrito de leche
Un cuarto de cucharilla de pimentón dulce, sal, curry, comino molido
Unas gotas de agua de azahar y de vainilla

Comenzamos forrando un molde desmontable con papel de horno en su base y untamos con margarina las paredes del mismo y la base. Lo metemos en la nevera. Mientras fundimos el chocolate con la mantequilla en el micro o al baño maría. En el micro, suelo ponerlo de 30 en 30 segundos para evitar que se queme. Mezclamos y dejamos atemperar.

Separamos las claras de las yemas. Las primeras las vamos a levantar hasta punto de merengue y las yemas las mezclamos con las especies, la naranja y el azúcar. Mezclamos con varilla con fuerza hasta que el azúcar quede integrada. Ahora incorporamos el chocolate y la mantequilla. Mezclamos y luego la almendra.

Finalmente ponemos las claras y vamos incorporando con pala en movimientos envolventes para que no pierda aire y nos quede esponjoso y delicioso. Mientras habremos puesto una tartera en el horno con un dedo y medio de agua a 180ºC por arriba y por abajo sin ventilador. Vertemos el contenido en nuestro molde enmantecado y metemos en el baño maría por 35 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar. Desmoldamos y le damos la vuelta, poniendo la parte más húmeda hacia arriba. Estos nos facilitará el poder servir las porciones sin que se nos pegue en el plato. Rociamos y espolvoreamos cacao por encima, no Colacao ni similar, cacao en polvo.

Antes de servir, fundimos el chocolate para la salsa con la leche y la mantequilla como hemos explicado anteriormente, y añadimos las especias. Cortamos, rociamos con nuestra salsa en caliente y……..salivo solo de recordarlo.

Muy, muy fácil, No puedo decir más que seáis muy felices.



jueves, 8 de agosto de 2019

PUNTILLITAS ENCEBOLLADAS



Las puntillitas encebolladas es un plato fácil, rápido y muy, muy sencillo. Además ahora las puntillitas se pueden encontrar congeladas a muy buen precio. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional, Puntillitas pa siempre


Para unos 4 comensales

1 kg de puntillitas descongeladas y enjuagadas
1 kg de cebolla cortada en juliana
4 dientes de ajos en láminas o machacados
3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 hoja de laurel
Sal y pimienta al gusto
1 copa de manzanilla de Sanlúcar o algún vino blanco aromático

En un buen perol, ponemos el aceite a fuego suave y la añadimos los ajos. Cuando empiecen a oler, la cebolla con un poquito de sal. Tapamos y al mínimo, moviendo de vez en cuando.



Cuando vemos que va tomando color, echamos las puntillitas y subimos el fuego. Removemos, rectificamos de sal y pimienta y esperamos a que las puntillitas empiecen a soltar su jugo y entonces, sin piedad, la copa de vino.




Seguimos removiendo y dejamos reducir la salsa. Listo. ¿A qué es fácil y rápido? Intentad ser  muy felices.



viernes, 26 de julio de 2019

ARROZ AL HORNO CON BROCOLi Y BACALAO


Un plato de arroz fácil, rápido y sencillo. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional


Para unos 4 comensales

400 g de arroz redondo
El doble de volumen de caldo que de arroz. El caldo puede ser el de hervir las pieles del bacalao con un puerro y un poco de apio.
Una cabeza de ajo, machacada y con piel
4 patatas pequeñas, peladas y cortadas en rodajas
1 hoja de laurel
250 g de brócoli en ramitas
400 g de bacalao, que puede ser desmigado o en trozos, u hojas de bacalao
Sal, pimienta y azafrán al gusto
3 huevos batidos
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Vamos a desalar el bacalao. Si son trozos gordos 2 días en agua, cambiando esta dos veces al día, si es hoja de bacalao, o sea, los bacalaos finos, con 24 horas tenemos de sobra, cambiando el agua dos o tres veces y si es desmigado con unas horas es bastante.


Escurrimos y quitamos piel y espinas. Troceamos el bacalao. Encendemos el horno a unos 180ºC por arriba y por abajo. En una tartera, ponemos el aceite a calentar y colocamos las patatas y los ajos machacados. Cuando doren, añadimos el arroz y el brócoli. Rehogamos y finalmente ponemos el caldo y el bacalao. Rectificamos de sal, pimienta y ponemos un poco de azafrán, en hebras mejor, y el laurel. Cuando rompa a hervir, metemos en el horno por unos 12 minutos.

Sacamos del horno y vertemos los huevos. 4 minutos más de horno y dejamos reposar unos 3 ó 4 minutos más. Si queremos lo podemos acompañar de alioli o mayonesa de ajo


Muy, muy fácil, No puedo decir más que seáis muy felices.



domingo, 7 de julio de 2019

MILHOJA DE PISTO Y HOJALDRE


Es una vuelta más de tuerca al clásico de pisto con huevos fritos, pero dándole un aspecto diferente, lo cual al final hace que lo comas de manera distinta y sea como un plato nuevo y divertido. Comida sana, cocina tradicional.


Para 4 personas.

Dos placas de hojaldre. Estiraremos con un rodillo y cortaremos 8 círculos, con un vaso o una taza.
1 calabacín hermoso, cortado a trozos, del tamaño que tu quieras
1 berenjena hermosa, coartada igualmente
2 cebollas, peladas y cortadas en gajos
1 pimiento rojo, cortado a trozos
Un pimiento verde cortado a trozos
3 tomates, sin piel, escurridos de agua y troceado o bien 300 g de tomate triturado
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
4 huevos
1 hoja de laurel

Empezamos con el pisto tradicional. A mí, personalmente, me gusta el pisto en trozos hermosos y al dente. Cada cual puede darle el punto y la textura que desee. En el aceite caliente pero a fuego medio, y en un perol hermoso, vamos empezando a rehogar la cebolla con un poco de  sal, para que sude. A los dos o tres minutos, añadimos los pimientos y a igual tiempo, el calabacín y el laurel. Precalentamos el horno a unos 200ºC, por arriba y por abajo



Cada vez que añadimos un ingrediente ponemos un poco de sal. Dejamos rehogar 3 ó 4 minutos más y añadimos la berenjena. Y transcurridos otros 3 ó 4 minutos, el tomate. Tapamos y dejamos hasta que el tomate pierda el agua y se nos fría con el resto de los ingredientes. Unos 6 u 8 minutos. Fuego lento, no hay prisas.



Mientras se termina el pisto, colocamos el hojaldre en una placa de horno y lo metemos, hasta que dore, entre 6 y 8 minutos. Sacas y reservamos. Una vez tenemos el pisto, ponemos la base de hojaldre, encima pisto, hojaldre, pisto y encima un huevo frito y…. una pasada de plato. Así que Besos a todas, besos a todos, besos a……, en fin, besos, siempre muchos besos.


lunes, 1 de julio de 2019

PECHUGA DE POLLO CON SALSA DE YOGUR



Fácil, sencilla, ligera y fácil de digerir para este verano que se nos aproxima. Una salsa de yogur rápida que se hace sobre la marcha y que le da un punto diferente a una tristes pechugas a la plancha. Comida sana, cocina saludable, cocina tradicional. Siempre.


Para 4 comensales:

2 ½ pechugas de pollo fileteadas gorditas, salpimentadas
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de mostaza
Cebollino picado
1 yogur griego, cremosos sin azúcar

Esto es coser y cantar. Ponemos una sartén caliente a fuego medio y echamos el aceite. Cuando todo esté caliente colocamos las pechugas y las tenemos un par de minutos por cada lado.

Una vez están doradas y listas, retiramos y reservamos las pechugas. En la sartén caliente pero fuera del fuego ponemos la mostaza y el yogur. Removemos, rectificamos de sal y pimienta y rociamos por encima de las pechugas. Echamos un poco de cebollino y a comer.

Muy, muy fácil,  A ser felices y muchos besos sin nombre.



domingo, 23 de junio de 2019

SAMOSAS DE PATATA Y VERDURAS


No deja de ser un plato típico Hindú. Pasta filo, patata, guisantes, especias y salsa de yogur con menta. Sencillo, sano, rico, fácil, barato. Vamos que lo tiene todo. Comida sansa, Cocina tradicional. Así que al grano



Para 4 comensales:

3 patatas peladas y cocidas en agua con un par de hojas de laurel y un poco de sal
3 cebolletas picadas chiquito
3 dientes de ajos pelados, machacados y cortados finitos
1 cucharada de comino, otra de cilantro molido, otra de curry amarillo
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
Un ramillete de cilantro fresco y perejil, picado
1 huevo
Zumo de 1 limón
100 gramos de guisantes cocidos
Para la salsa un yogur griego, ralladura de limón, sal menta picada al gusto y un hilillo de aceite de oliva virgen extra

Machacamos las patatas, si nos quedan grumos, mejor.  En una sartén vamos a rehogar a fuego lento la cebolleta con los ajos. Primero los ajos y cuando empiecen a dar olor, la cebolleta con sal y pimienta. Cuando empezamos a verla transparente, añadimos las especias y el limón. Removemos y añadimos al puré.

Mezclamos bien e incorporamos el huevo. Rectificamos de sal y pimienta y de especias. Dejamos enfriar. Tomamos las láminas de filo de dos en dos y cortamos 5 tiras. En cada una de ellas ponemos una cucharada de puré y las doblamos en triángulos hasta cerrarlas. Untamos con mantequilla y metemos en el horno por arriba y por abajo unos 17 minutos a 200ºC. Listas, ricas y crujientes. Las acompañamos con la salsa de yogur y a comer

Muy, muy fácil, No puedo decir más que: besos a todas, a todos a……. En fin, hasta pronto



lunes, 17 de junio de 2019

CAZÓN CON TOMATE RÚSTICO



Es muy sencilla y muy típica en ambiente costeros. Necesitas un cazón fresco, buenos tomates y cariño. Por lo demás se hace solo. Comida sana, Cocina tradicional, Cocina casera


Para 4 comensales:

1 kg de cazón a trozos
1,5 kg de tomates maduros, pelados y a trozos
Un pimiento rojo, uno verde, a trozos
2 cebollas peladas a trozos
4 dientes de ajos pelados y en laminitas
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 hojas de laurel
Sal y Pimienta.
Si el tomate es ácido, un poco de azúcar

Salpimentamos nuestros trozos de cazón y los dejamos macerar. Mientras en un perol, hermoso, salteamos los ajos con el aceite de oliva a fuego medio. Cuando empiecen a dar olor, ponemos la cebolla, laurel y los pimientos, con un poco de sal para que suden y tras 4 ó 5 minutos los tomates. Paciencia, fuego lento y cariño. Vamos removiendo de vez en cuando. Al menos una hora.


Una vez nuestro tomate está listo, en una sartén salteamos nuestros trozos de cazón y cuando tomen color, los pasamos al tomate. Dejamos cocer todo por unos 3 ó 4 minutos. Sin comentarios




Muy, muy fácil, No puedo decir más que: Besos a todas, besos a todos, besos a ……, en fin , hasta la próxima



jueves, 13 de junio de 2019

CALDERETA DE CORDERO



Este es un clásico y como todos los clásicos tiene tantas versiones como abuelas hay en el mundo. Pero lo esencial es carne de cordero, cuello que es muy jugosa, vedurillas y una cantidad generosa de especias. Ah, y mucho cariño. Comida Sana, Cocina Tradicional. Solo eso 



Para 4 comensales:

1 ó 1.5 kg de cuello de cordero
2 cebollas grandes picaditas
4 ó 5 dientes de ajo, pelados y picados
3 ó 4 tomates maduros pelados y picados o triturados
Sal y pimienta al gusto
2 copas de vino tinto
1 cucharadita de pimentón
Tomillo, Orégano, Comino, Romero, Laurel al gusto
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Venga que es sencillito. Salpimentamos el cordero a fuego fuerte con el aceite de oliva. Apartamos y en el aceite empezamos poniendo los ajos y bajamos el juego a la mitad. Cuando empiezan a dar olor, añadimos la cebolla con su poquito de sal y dejamos caramelizar. Cuando empieza a cambiar de color, ponemos el tomate y dejamos reducir.




Ahora vamos a poner nuestra carne con la cebolla el tomate, etc. y le echamos el pimentón. Mareamos un minuto y el vino. En otro minuto habrá soltado el alcohol. Cubrimos de agua y dejamos reducir a fuego lento. Sus hierbas al gusto y paciencia. Como en 90 minutos a fuego lento, estará resuelto el asunto. La salsa espesita y la carne tierna, tierna. Con papas fritas es de 10.

Muy, muy fácil, No puedo decir más que: seáis muy felices, siempre que se pueda, no hay opción



martes, 4 de junio de 2019

ALITAS DE POLLO AL AJILLO AL HORNO CON AROMA DE ROMERO


Es muy sencillo, solo le damos un girito para hacerlas un poco diferentes, y así dar un poco de alegría a la mesa. Comida Casera, Cocina tradicional, Cocina sana, de eso se trata.


Necesitamos:


1 kg de alitas
1 cabeza de ajos machacados
1 hoja de laurel
Zumo de 1 limón
2 copas de manzanailla de Sanlúcar
4 ó 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta negra al gusto
Un ramillete de romero fresco
Cebollino

Bien, empezamos aliñando las alitas con  sal, pimienta, los ajos machacados, el limón y el vino. Lo vamos dejando macerar un par de horas, al menos. Pondremos el horno a calentar por arriba y por abajo a 180ºC.

Con el horno calentito, metemos las alitas con todo el aliño y el aceite, laurel y el romero en un perol. Mezclamos y al   horno. Dejamos como unos 20 minutos por cada lado y al servirlas le espolvoreamos un poco de cebollino por encima. Si vemos que se nos quedan un poco secas, añadimos un poco de agua, una copa, cuando les damos la vuelta.

Así que nada, besos a todas, a todos, besos a……, en fin muchos besos e intentad ser felices, que es más fácil de lo que parece, en circunstancias normales. Hasta pronto


miércoles, 22 de mayo de 2019

MAGDALENAS DE ACEITE DE OLIVA Y PERLAS DE CHOCOLATE


Sin comentario. Esto está delicioso, y ahora, casi verano, con el calorcito y el chocolate derretido, ¡¡Ahjjjj!!, delicioso, y además un clásico. Receta fácil, cocina tradicional, comida sana. No más.


Para 15 ó 16 magdalenas:

3 huevos
200 g de harina
125 g de azúcar
100 ml de aceite de oliva virgen, sabor fuerte, al menos para mi gusto
1 sobre de levadura
Unas gotas de agua de azahar
Ralladura de limón
3 gotas de vainilla, o el contenido de ¼ vaina de vainilla
50 ml de leche entera
¼ cucharadita de sal
100 g de perlas de chocolate o 100 g de chocolate de cobertura troceado

Vamos a tener nuestro horno a 200ºC por arriba y por abajo. Mezclamos con varilla o con máquina los huevos y el azúcar, con el agua de azahar y la vainilla, hasta que se nos quede la masa clara y aumente su volumen considerablemente. A esto le llaman blanquear el huevo

Añadiremos la ralladura, sal, leche y aceite de oliva y seguiremos batiendo, hasta que quede todo bien incorporado

Tamizaremos la harina y la levadura, y la iremos incorporando, poco a poco. Al final,  nos quedará una masa ligera y sedosa. Colocamos las cápsulas de papel en un molde para que no se nos desparrame. Llenaremos las cápsulas ¾ y le tiraremos con desprecio las perlas de chocolate. Rociaremos con un poco de azúcar la superficie y al horno.


Tras 15 minutos, aproximadamente, nos salen unas cosas deliciosas. Las enfundamos en una segunda cápsula, ya que la otra queda un poco fea tras el horneado, pero si sacarlas de estas y las dejamos atemperar. Muy, muy fácil, No puedo decir más que: seáis muy felices. Salvo desgracia, es cuestión de aptitud. Besos