jueves, 14 de noviembre de 2019

MOUSSE DE PUERRO EN VOLOVÁN



Para las fiestas, comidas, familiares, etc., es un aperitivo delicioso, que entra perfectamente y queda muy aparente. Comida sana, Comida casera, Cocina tradicional



Para 36 minivolovanes, aproximadamente:

36 minivolovanes,
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 puerros, pelados y cortados en aritos
3 huevos
100 ml de nata
2 cucharadas rasas de harina
Sal, pimienta y nuez moscada al gusto

Es un plato muy fácil de hacer. Vamos a sofreír a fuego muy lento los puerros en aceite de oliva, con sal y un poco de pimienta molida. Cuando estén tiernos los apartamos y nos ponemos con el resto.

Separamos las claras de las yemas de los huevos. Las primeras las levantamos a punto de nieve y las yemas, las mezclamos con la nata y la harina. Añadimos nuez moscada y ponemos los puerros salteados y batimos. Finalmente añadimos las claras a punto de nieve y las incorporamos con espátula, poco a poco, para no perder el aire.

Ponemos la sartén al fuego con un poco de aceite de oliva y a fuego medio fuerte. Cuando esté caliente añadimos nuestra mezcla. Vamos removiendo y hacemos un revuelto. Apartamos un poco jugoso y dejamos reposar.

Una vez templado/frío, introducimos en los minivolovanes con cucharilla o con manga. Espolvoreamos con perejil o cebollino y listo Platazo

Muy, muy fácil, No puedo decir más que a ser todo lo felices que podáis




lunes, 4 de noviembre de 2019

TUMBET O TOMBET MALLORQUINA

Esta receta la conocí hace más de 25 años en Galicia, cerca de Villa de Cruces. En una finca que se llamaba la Balsiña. Allí vivían el tío Folo y la Tía Paqui, castellano él y mallorquina ella. Además de una casa preciosa y dos perros mastines adorables y enormes, tenían una cocina de fuego de leña, que nunca podré olvidar. Fuera había un horno de leña maravilloso, donde cocinamos alguna vez algún cabrito salmantino y algún salmón, ¡Ah que recuerdos!. Pero, además de todo eso tenían un huerto mantenido por ellos, lleno de pimientos, berenjenas, calabacines, zanahorias, etc. Una verdadera maravilla.

Fue allí, con las verduras de ese huerto, donde me dijeron: esto se hace así y asado, ahí tienes el huerto y mañana comemos tombet o tumbet. Así que nada, Marta y yo, después de darnos el pertinente baño en la represa que tenía el molino, que también tenía esa maravillosa casa, fuimos al huerto a recolectar y luego hicimos esta maravilla de la cocina mediterránea y que tan buenos y bonitos recuerdos me trae. Con el paso del tiempo, seguro que tiene alguna licencia por mi parte, que espero me perdonen los puristas.


4 berenjenas medianas cortadas a láminas
3 calabacines cortados a láminas
3 patatas medianas cortadas a láminas
4 pimientos cortados por la mitad a lo largo y sin pepitas
Aceite de oliva abundante para freír
Un cebolla cortada en  daditos para el tomate
1 lata grande de tomate triturado, ya que en estas fechas ya no tenemos los deliciosos tomates de verano
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra para el tomate.
Azúcar si la necesitara.
Sal y pimienta al gusto
Orégano y tomillo

Todo cortado y todo listo. En aceite abundante, vamos friendo primero las patatas con los pimientos, luego la berenjena, luego los calabacines y vamos haciendo capas en una tartera, habiendo escurrido previamente cada tanda de verduras de aceite y salpimentando cada una. Así obtendremos una milhojas con la base de patata y pimiento, luego de berenjena y luego de calabacín.

Mientras en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra a fuego medio, doramos la cebolla con un poquito de sal. Cuando ésta esté transparente, añadimos el tomate y lo salpimentamos. Si está ácido, añadimos azúcar hasta rectificar, pero solo un poco. Esta acidez contrasta muy bien con el resto de las verduras. Tapamos y dejamos reducir unos 15 minutos, no queremos un tomate frito, sino una salsa. Apartamos.

Vertemos el tomate por encima de nuestra milhojas, y añadimos un poco de tomillo y orégano. Horno a 200ºC, por arriba y por abajo unos 10 minutos y luego solo a gratinar, hasta que veamos que empieza a tostarse levemente el tomate. Listo

Prudencia, respeto y cariño, son la base de las relaciones, de la vida en general y en estos días falta de todo por todas partes. A ver si se va centrando el personal, que falta nos hace. Un beso




martes, 15 de octubre de 2019

CABALLAS EN ACEITE CON TOMATADA


Es una receta que se puede hacer a base de una conserva comprada de calidad o haciéndola siguiendo los pasos de la receta que dimos hace unas semanas. Podéis picar aquí,  Receta de Conserva de Caballa en Aceite de Oliva Como prefiráis, el resultado es un plato sencillo y delicioso. Comida sana, Comida tradicional, cocina casera.


Para 4 comensales:

8 lomos de caballa en aceite de calidad
2 kg de tomates maduros
2 cebollas cortadas muy finitas
3 ajos enteros machacados
2 pimientos rojos cortados a trozos
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
En caso de ser ácidos los tomates usar un poco de azúcar

Ponemos en un perol 4 cucharadas de aceite a fuego suave. Añadimos los ajos machacados y luego la cebolla muy picadita con el laurel. Un poquito de sal y dejamos que la cebolla poche hasta que empieza a cambiar de color.

Mientras, lavamos los tomates y los cortamos a trozos, sin piel, los añadimos al sofrito. Removeremos de vez en cuando, pero tardaremos al menos una hora haciendo los tomates, a fuego lento. Salpimentamos. Cuando veamos que queda por agua, apagamos y reservamos.

Para quitar la piel, ponemos una olla hervir con agua y añadimos los tomates con un corte en el culo. 2 minutos y luego los pasamos a agua fría. La piel se desprenderá.

En otra sartén con un poco de aceite de oliva a fuego medio y añadimos los pimientos con un poco de sal. Saltearemos hasta que estén casi listos, un poquito al dente, unos 5 ó 6 minutos. Los añadimos a los tomates y terminamos el plato unos 6 ó 7 minutos más. Listo

Ponemos en el fondo del plato la tomatada y encima los trozos de caballa. Bueno, bueno, bueno. Muy, muy fácil, No puedo decir más que: seáis muy felices.


domingo, 6 de octubre de 2019

PASTELILLOS DE PATATA A LA PLANCHA



Un plato  fácil, rápido y sencillo. En el Reino Unido es un desayuno, aquí es lo que nosotros queramos que sea. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional


Para unos 4 comensales

4 patatas gordas, peladas y troceadas que vamos a cocer al vapor o a fuego lento con agua y sal, hasta que estén tiernas
Un puñado de guisantes que coceremos con las patatas
Una cebolleta cortada finita
Unas hojillas de cilantro cortado muy finito
1 huevo
Curry en polvo
Sal y pimienta para aderezar las patatas
Un poco de harina
4 huevos
4 lonchas de bacon
4 rodajas de tomate gruesas
Queso emmental rallado
Aceite de oliva virgen extra

Una vez las patatas cocidas con los guisantes, las mezclamos con el huevo, sal y pimienta, cebolletas y cilantro, curry, y las aplastamos con un tenedor, sin problema de que no nos quede fino, porque vamos buscando algo rústico. Dejaremos que atempere.

En una sartén con un poco de aceite de oliva vamos a planchear los tomates vuelta y vuelta, el bacon y haremos el huevo. Para este, un hilo de aceite, sartén caliente y el huevo con un poco de sal. Tapamos sartén y entre 2 y 2 ½ minutos estará listo. Se nos habrá tostado la base  y tendrá un sabor estupendo.

Con el puré hacemos unas bolas y las pasamos por harina, las ponemos en la plancha con aceite, todo caliente y las aplastamos como una hamburguesa, un par de minutos por cada lado y listo. Para montar el plato, ponemos en la base el pastelillo y encima montamos una milhojas con el resto de los ingredientes. Una delicia

Muy, muy fácil, No puedo decir más que eso y que seáis muy felices.


jueves, 19 de septiembre de 2019

CONSERVA CASERA DE CABALLA EN ACEITE


Hay veces que uno ya tiene plan de comida y ve unas caballitas estupendas, y ¿Qué hacer? Pues comprarlas y hacer unas conservas con ellas. Lo primero es esterilizar los tarros. Agua hirviendo, y los metemos. Los tenemos 1/2 hora dentro y apagamos Sacamos y dejamos secar solos. Ya están listos. Comida sana, cocina casera, cocina tradicional



4 caballas de entre 200 y 300 g. Las abrimos evisceramos y limpiamos de sangre la espina central. Enjuagamos la barriga, quitamos la cabeza y reservamos
Aceite de oliva virgen. El extra apaga demasiado el sabor de las caballas
Sal y pimienta en grano
2 guindillitas
2 dientes de ajo machacados
1 hoja de laurel
Agua

Ponemos agua con sal abundante en una olla y cuando esté templada, antes de hervir, metemos las caballas. Una vez hiervan a fuego lento 15 minutos y pasamos por agua fría.

Con una puntilla, raspamos la piel, y sacamos los lomos. Eliminamos las espinas y reservamos.

Ponemos una olla alta con agua a hervir. En el tarro estéril metemos los lomos de acaballa con el laurel, los ajos y las guindillas. Rellenamos de aceite de oliva virgen hasta arriba y cerramos. Metemos en el agua caliente, que lo cubra y cuando rompa a hervir contamos 30 minutos.

Pasado el tiempo, sacamos y colocamos boca abajo hasta que enfríe. No sé porqué esto, pero lo dicen todas las recetas. Un vez frío, le ponemos la fecha y lo guardamos fuera de la luz y del calor, preferentemente. Ya está, sencillo

Muy, muy fácil, No puedo decir más que: Besos para todas y todos, para ……, en fin. Hasta la próxima



jueves, 12 de septiembre de 2019

BUDIN DE CERDO CASERO


Un plato fácil, a mí me encanta personalmente. Me recuerda a mi infancia. Bocadillos de lo que se llamaba entonces Cabeza de Cerdo o Pastel de Cabeza de Cerdo. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional


1 kg de costilla de cerdo, que le quitaremos parte de la grasa en exceso que traiga
1 oreja de cerdo lavada
1 manita de cerdo cortada a trozos
½ kg de pierna de cerdo
1 hoja de laurel
3 clavos de olor
Nuez moscada a discreción
1 hoja de cola de pez, según instrucciones del fabricante
1 copa de Manzanilla de Sanlúcar, o cualquier vino blanco que os guste
1 puerro
3 ramas de apio
3 dientes de ajo
2 zanahorias
Sal y pimienta
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Lavamos bien las carnes y ponemos en olla exprés a durante 40 minutos con las verduras, las hierbas, las especias pero sin la cola de pez y el vino. Una vez pasado el tiempo eliminamos las verduras y la manita, que la queríamos solo para aportar la gelatina. Colamos el caldo para retirar impurezas y dejamos reducir hasta que nos quede un dedo o dos.

Mientras vamos a desmenuzar o cortar las carnes según el tamaño que queramos. Cuando llegue a la cantidad adecuada el caldo, le añadimos la cola de pez y mezclamos. Reservamos. Mientras las carnes las escurrimos bien.

En un pero salteamos con un poco de aceite de oliva virgen extra las carnes y añadimos sal y pimienta para rectificar, que seguro estamos sosos. Añadimos el vino y dejamos un minuto más.

En un molde alargado, circular o como nos guste, ponemos las carnes ejerciendo un poquito de presión y añadimos el caldo a cucharadas, para que vaya percolando y nos de consistencia. Tapamos con film transparente o papel de alumnio y dejamos en la nevera unas 12 horas. Ya tenemos nuestro fiambre o Budin de Cerdo listo. Casero y Rico

Muy, muy fácil, Besos para todas, para todos, para ……, en fin.  



domingo, 8 de septiembre de 2019

ARROZ A LA CUBANA


Es un arroz sencillo y muy agradecido para día con el tiempo justito para cocinar o sin muchas ganas de ello. Comida sana, Cocina tradicional, Comida Casera Así que al grano


Para 4 comensales:

400 g de arroz redondo
2 kg de tomates maduros
1 cebolla
3 dientes de ajo machacados
2 clavos de olor
Dos hojas de laurel
Aceite de oliva virgen  extra
3 plátanos aún verdes
Sal y pimienta
El doble de agua que de arroz
4 huevos

Muy fácil. Sofreímos la cebolla cortada a trocitos en 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiecen a tomar color, añadimos los tomates troceados eliminado el cascabullo. Tapamos, añadiendo previamente sal y pimienta. Dejamos cocer como 1 hora a fuego muy lento. Si están ácidos añadimos un poco de azúcar. Pasamos por pasapurés y eliminamos pieles y semillas. De esta manera, sin batidora, mantenemos el color y no metemos aire, no alterando el sabor tampoco. Volvemos a poner al fuego despacito, hasta que pierda el líquido que le quede.

En una ollita ponemos un par de cucharadas de aceite con los ajos machacados. Cuando empiezan a dar olor, añadimos los clavos, el laurel y el arroz. Sofreímos un minuto y añadimos el agua hirviendo y un poco de sal. Mantenemos  a fuego fuerte 1 minuto, una vez comience a hervir y luego tapamos y ponemos al fuego más bajo posible 13 minutos. Entonces  apartamos y dejamos reposar 5 minutos.

Los plátanos los freímos en aceite de oliva abundante, en forma de bastoncillos hasta que se pongan oscuritos. Dejamos escurrir en papel y que atemperen, de esta forma al enfriarse se endurecerá el caramelo que haya hecho y se pondrán crujientes.

Para montarlo, con un molde ponemos el arroz en un plato, encima el tomate y encima un huevo fritos y alrededor nuestros plátanos fritos. Muy, muy fácil, No puedo decir más que: intentéis ser  muy felices, si o si, no hay opción


domingo, 1 de septiembre de 2019

ENSALADA DE ALUBIAS BLANCAS


Aún es verano, aún hace calor y tenemos que seguir comiendo legumbres en el formato que sea. Lo que más apetece en estas fechas son ensaladas ligeras, refrescantes y diferentes a las de lechuga y tomate, sin desmerecer nada a estas, pero para darnos una alegría al cuerpo. Comida sana, cocina tradicional.



Para 4 comensales:

Un tarro de alubias cocidas. Son ricas y tienen una textura perfecta
Cilantro al gusto
Cebollino muy picado al gusto
½ Pepino picado, quitando las pepitas, muyyyyy picadito
1 Cebolleta muy picadita
1 Pimiento muy picadito
1 tomate pelado con carió y muy picadito
Aceite de oliva virgen extra, 3 veces más que de limón
Zumo de ½ limón
Sal y pimienta al gusto
Chile rojo fresco, despepitado y en aritos

Sacamos del tarro las alubias. Si tenemos problemas, sumergimos el tarro en agua hirviendo unos 5 ó 6 minutos. Esto licuará el jugo del tarro y podremos sacarlas sin romperlas. Las sumergimos en agua fría, enjuagamos y escurrimos. Esto es para quitar los sabores del embotado, que suelen ser ácidos, tipo limón etc, sal y algún antioxidante más. Si queréis no las lavamos y listo.

Añadimos el resto de los ingredientes sólidos y finalmente la sal, pimienta, limón y aceite. Mezclamos. Dejamos reposar unos minutos y listo para comer. Fantástico

Muy, muy fácil. A ser felices todo lo que podáis



jueves, 29 de agosto de 2019

TARTA HÚMEDA DE CHOCOLATE CON ALMENDRAS



Es una tarta de chocolate muy rápida y una verdadera delicia. En los evento en los que participo, siempre lo llevo como postre en el menú y es un éxito total. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional


Para unos 12 comensales

200 g de chocolate de cobertura calentado al baño maría o en el microondas
200 g de mantequilla
4 huevos
200 g de azúcar moreno
200 g de almendra molida
½ naranja exprimida
Una pizca de sal gorda
Un cuarto de cucharilla de pimentón dulce, curry, comino molido, pimienta molida
Unas gotas de agua de azahar y de vainilla
Cacao en polvo para decorar

Para la salsa caliente

100 g de chocolate fundido en el baño o micro
Un trozo de mantequilla
Un chorrito de leche
Un cuarto de cucharilla de pimentón dulce, sal, curry, comino molido
Unas gotas de agua de azahar y de vainilla

Comenzamos forrando un molde desmontable con papel de horno en su base y untamos con margarina las paredes del mismo y la base. Lo metemos en la nevera. Mientras fundimos el chocolate con la mantequilla en el micro o al baño maría. En el micro, suelo ponerlo de 30 en 30 segundos para evitar que se queme. Mezclamos y dejamos atemperar.

Separamos las claras de las yemas. Las primeras las vamos a levantar hasta punto de merengue y las yemas las mezclamos con las especies, la naranja y el azúcar. Mezclamos con varilla con fuerza hasta que el azúcar quede integrada. Ahora incorporamos el chocolate y la mantequilla. Mezclamos y luego la almendra.

Finalmente ponemos las claras y vamos incorporando con pala en movimientos envolventes para que no pierda aire y nos quede esponjoso y delicioso. Mientras habremos puesto una tartera en el horno con un dedo y medio de agua a 180ºC por arriba y por abajo sin ventilador. Vertemos el contenido en nuestro molde enmantecado y metemos en el baño maría por 35 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar. Desmoldamos y le damos la vuelta, poniendo la parte más húmeda hacia arriba. Estos nos facilitará el poder servir las porciones sin que se nos pegue en el plato. Rociamos y espolvoreamos cacao por encima, no Colacao ni similar, cacao en polvo.

Antes de servir, fundimos el chocolate para la salsa con la leche y la mantequilla como hemos explicado anteriormente, y añadimos las especias. Cortamos, rociamos con nuestra salsa en caliente y……..salivo solo de recordarlo.

Muy, muy fácil, No puedo decir más que seáis muy felices.



jueves, 8 de agosto de 2019

PUNTILLITAS ENCEBOLLADAS



Las puntillitas encebolladas es un plato fácil, rápido y muy, muy sencillo. Además ahora las puntillitas se pueden encontrar congeladas a muy buen precio. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional, Puntillitas pa siempre


Para unos 4 comensales

1 kg de puntillitas descongeladas y enjuagadas
1 kg de cebolla cortada en juliana
4 dientes de ajos en láminas o machacados
3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 hoja de laurel
Sal y pimienta al gusto
1 copa de manzanilla de Sanlúcar o algún vino blanco aromático

En un buen perol, ponemos el aceite a fuego suave y la añadimos los ajos. Cuando empiecen a oler, la cebolla con un poquito de sal. Tapamos y al mínimo, moviendo de vez en cuando.



Cuando vemos que va tomando color, echamos las puntillitas y subimos el fuego. Removemos, rectificamos de sal y pimienta y esperamos a que las puntillitas empiecen a soltar su jugo y entonces, sin piedad, la copa de vino.




Seguimos removiendo y dejamos reducir la salsa. Listo. ¿A qué es fácil y rápido? Intentad ser  muy felices.



viernes, 26 de julio de 2019

ARROZ AL HORNO CON BROCOLi Y BACALAO


Un plato de arroz fácil, rápido y sencillo. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicional


Para unos 4 comensales

400 g de arroz redondo
El doble de volumen de caldo que de arroz. El caldo puede ser el de hervir las pieles del bacalao con un puerro y un poco de apio.
Una cabeza de ajo, machacada y con piel
4 patatas pequeñas, peladas y cortadas en rodajas
1 hoja de laurel
250 g de brócoli en ramitas
400 g de bacalao, que puede ser desmigado o en trozos, u hojas de bacalao
Sal, pimienta y azafrán al gusto
3 huevos batidos
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Vamos a desalar el bacalao. Si son trozos gordos 2 días en agua, cambiando esta dos veces al día, si es hoja de bacalao, o sea, los bacalaos finos, con 24 horas tenemos de sobra, cambiando el agua dos o tres veces y si es desmigado con unas horas es bastante.


Escurrimos y quitamos piel y espinas. Troceamos el bacalao. Encendemos el horno a unos 180ºC por arriba y por abajo. En una tartera, ponemos el aceite a calentar y colocamos las patatas y los ajos machacados. Cuando doren, añadimos el arroz y el brócoli. Rehogamos y finalmente ponemos el caldo y el bacalao. Rectificamos de sal, pimienta y ponemos un poco de azafrán, en hebras mejor, y el laurel. Cuando rompa a hervir, metemos en el horno por unos 12 minutos.

Sacamos del horno y vertemos los huevos. 4 minutos más de horno y dejamos reposar unos 3 ó 4 minutos más. Si queremos lo podemos acompañar de alioli o mayonesa de ajo


Muy, muy fácil, No puedo decir más que seáis muy felices.



domingo, 7 de julio de 2019

MILHOJA DE PISTO Y HOJALDRE


Es una vuelta más de tuerca al clásico de pisto con huevos fritos, pero dándole un aspecto diferente, lo cual al final hace que lo comas de manera distinta y sea como un plato nuevo y divertido. Comida sana, cocina tradicional.


Para 4 personas.

Dos placas de hojaldre. Estiraremos con un rodillo y cortaremos 8 círculos, con un vaso o una taza.
1 calabacín hermoso, cortado a trozos, del tamaño que tu quieras
1 berenjena hermosa, coartada igualmente
2 cebollas, peladas y cortadas en gajos
1 pimiento rojo, cortado a trozos
Un pimiento verde cortado a trozos
3 tomates, sin piel, escurridos de agua y troceado o bien 300 g de tomate triturado
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
4 huevos
1 hoja de laurel

Empezamos con el pisto tradicional. A mí, personalmente, me gusta el pisto en trozos hermosos y al dente. Cada cual puede darle el punto y la textura que desee. En el aceite caliente pero a fuego medio, y en un perol hermoso, vamos empezando a rehogar la cebolla con un poco de  sal, para que sude. A los dos o tres minutos, añadimos los pimientos y a igual tiempo, el calabacín y el laurel. Precalentamos el horno a unos 200ºC, por arriba y por abajo



Cada vez que añadimos un ingrediente ponemos un poco de sal. Dejamos rehogar 3 ó 4 minutos más y añadimos la berenjena. Y transcurridos otros 3 ó 4 minutos, el tomate. Tapamos y dejamos hasta que el tomate pierda el agua y se nos fría con el resto de los ingredientes. Unos 6 u 8 minutos. Fuego lento, no hay prisas.



Mientras se termina el pisto, colocamos el hojaldre en una placa de horno y lo metemos, hasta que dore, entre 6 y 8 minutos. Sacas y reservamos. Una vez tenemos el pisto, ponemos la base de hojaldre, encima pisto, hojaldre, pisto y encima un huevo frito y…. una pasada de plato. Así que Besos a todas, besos a todos, besos a……, en fin, besos, siempre muchos besos.


lunes, 1 de julio de 2019

PECHUGA DE POLLO CON SALSA DE YOGUR



Fácil, sencilla, ligera y fácil de digerir para este verano que se nos aproxima. Una salsa de yogur rápida que se hace sobre la marcha y que le da un punto diferente a una tristes pechugas a la plancha. Comida sana, cocina saludable, cocina tradicional. Siempre.


Para 4 comensales:

2 ½ pechugas de pollo fileteadas gorditas, salpimentadas
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de mostaza
Cebollino picado
1 yogur griego, cremosos sin azúcar

Esto es coser y cantar. Ponemos una sartén caliente a fuego medio y echamos el aceite. Cuando todo esté caliente colocamos las pechugas y las tenemos un par de minutos por cada lado.

Una vez están doradas y listas, retiramos y reservamos las pechugas. En la sartén caliente pero fuera del fuego ponemos la mostaza y el yogur. Removemos, rectificamos de sal y pimienta y rociamos por encima de las pechugas. Echamos un poco de cebollino y a comer.

Muy, muy fácil,  A ser felices y muchos besos sin nombre.