lunes, 27 de enero de 2020

ARROZ MELOSO CON CONEJO

Pocas recetas son más típicas que esta. Un auténtico clásico, pero no por ello menos delicioso a la par que fácil, rápido y barato.  Comida Sana, Cocina Casera, Cocina Tradicional.



Para 4 personas.

400 g de arroz redondo
2,5 a 3 veces el volumen de agua que de arroz, aproximadamente unos 1,2 litros, dependerá de a marca del arroz
½ conejo cortado en trozos
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 pimiento vede y 1 rojo, cortados a daditos
4 tomates maduros pelados y cortados a trocitos
1 hoja de laurel
Azafrán en hebra
1 copa de vino blanco tipo manzanilla de Sanlúcar
Sal y pimienta
Nada más, es que es muy fácil
Romero y tomillo fresco

A esta receta después cada uno le puede hacer las variantes que desee. Empezamos poniendo el aceite en un perol a fuego medio. Una vez caliente añadimos el conejo salpimentado. Lo doramos pero sin pasarnos, solo queremos que el sabor de la carne no sea de carne cocida.



Apartamos y ponemos los pimientos con un poco de sal en el perol. Dejamos sofreír hasta que estén tiernos y entonces, ponemos el tomate y el laurel. Un par de minutos después, añadimos nuevamente el conejo y lo dejamos todo junto por otros dos minutos. En una sartén vamos a dorar el hígado del conejo con un poco de aceite. Lo pasaremos a un mortero y lo majaremos con fuerza y le añadiremos el vino blanco.  Lo añadiremos al guiso.



Rectificamos de sal y pimienta, añadimos el azafrán y cubrimos con el agua caliente. Dejamos cocer por unos 15 ó 20 minutos. Previamente nos quedamos con la altura a la que ha llegado el  agua para volver a rellenar otra vez. Procedemos a rellenar de agua  y añadimos el arroz. Rectificamos de sal y pimienta. Ojo, hay que arrancar con el caldo un poco más sabroso de lo que pensamos que es normal. El arroz es muy soso y necesita de alegría en el guiso

Tras unos 15 minutos de cocción a fuego medio y moviendo con dulzura de vez en cuando, apartamos el perol y dejamos reposar unos 5 minutos. Al apartarlo el aspecto ha de ser de quedar aún caldo. Este lo terminará de absorber el arroz y nos quedará en su punto. Para el reposo, añadimos unos ramilletes de romero y tomillo fresco


Servimos en un plato, y la magia entra en tu cocina casi sin darte cuenta. ¡Ufff!, delicioso. Así que Besos a todas a todos, en fin.



sábado, 18 de enero de 2020

CAZÓN EN AMARILLO CON CAVA, PATATAS Y GUISANTES


Plato típico de mi Cádiz y de mi casa. El cazón en amarillo. Con un puntito de alegría cambiando la mazanilla por el cava. Una delicia. Comida sana, Comida casera, Cocina tradicional


Para 4 comensales, aproximadamente:

750g de cazón, o marrajo, o caella. Preferentemente cazón
Dos rebanadas de pan frito con aceite de oliva y unos dientes de ajo enteros y machacados, como 4 ó 5
1 copa de cava, que te haya sobrado del día anterior o se lo sacas a  la botella antes de bebértelo mientras que comes.
2 cebollas cortadas muy finitas
½ cucharadita de  pimentón agridulce.
4 patatas peladitas y cortaditas en gajos y rompiéndolas al final
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
200 g de guisantes
Sal y pimienta al gusto
Un chorro generoso de limón
1 hoja de laurel
Agua
Azafrán o colorante alimentario
Perejil a discreción

Es un plato muy fácil de hacer. Empezamos metiendo en un vaso de batidora el pan frito, con los ajos fritos la copa de cava y un poco de agua. Trituramos

En una olla, preferentemente de barro que da un sabor especial y se cocina muy despacito, ponemos a fuego suave el aceite con el laurel y la cebolla con un poco de sal. Cuando está ya bien pochadita, tras unos 10 minutos sofriendo, añadimos el menjunje que hemos preparado con el pan. Añadimos el pimentón. Removemos y dejamos por un minuto. Ahora ponemos las patatas y los guisantes y cubrimos con agua. Salpimentamos y añadimos el azafrán.

Dejamos cocer a fuego muy lentito hasta que las patatas están tiernas y se empieza a engordar la salsa. Una media hora, más o menos. Ponemos el cazón a trozos o en rodajas y dejamos cocer por un par de minutos. Chorreamos con limón y perejil y dejamos reposar tapado unos 5 minutos. Para eso sirve el barro. Todo lentito

Servimos en un plato y disfrutamos de un plato fácil y delicioso. Un beso a todas y a todos.



martes, 7 de enero de 2020

MERLUZA AL HORNO


Ahora que hemos terminado con las navidades y que estamos cansados de carnes y de platos pesados y con salsa cargadas, nos viene bien cambiar el menú y hacer uno más sencillo y más ligero. Este plato es ideal para ello. Comida sana, cocina tradicional.


Para cuatro comensales:

1 merluza o pescadilla de unos 1.200 g, sin cabeza, escamas y tripas
4 patatas cortadas a láminas y peladas
2 cebollas peladas y cortadas en láminas finas
2 pimientos verdes cortados finos
4 dientes de ajo laminados y pelados
3 tomates hermosos y maduros cortados a láminas.
½ limón
2 copas de vino blanco, en mi caso Manzanilla de Sanlúcar
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
Un poco de agua y un par de cucharadas de almendra en granillo

Empezamos colocando un poco de aceite en el fondo de la rustidera y encendiendo el horno a unos 180ºC por arriba y por abajo sin ventilador. Colocamos una capa de patatas que salpimentaremos, encima los ajos la cebolla y los pimientos, salpimentados y por encima los tomates. Rociaremos con limón y una copa de vino blanco y otra de agua. Metemos en el horno y dejamos unos 20 ó 30 minutos. Hasta que la patata se ponga tierna. En caso de que se seque, añadimos un poquito de agua.

Una vez blanda la patata y las verduras, ponemos la merluza tal cual viene en la foto, salpimentamos y rociamos con manzanilla y aceite. Si las verduras están muy secas añadimos agua, solo un poco y metemos nuevamente al horno unos 20 minutos. Se nos ha de poder despegar de la espina central con facilidad.


Sacamos los lomos y ponemos la patata en el fondo del plato, la merluza por encima. Rociamos con la salsa y espolvoreamos un poco de almendra tostada. No hay más. Fácil y delicioso