domingo, 9 de febrero de 2020

PALOMETA AL HORNO CON TOMILLO

El pescado al horno con hierbas campestres lo comí hace muchos años, cuando me vine a Sevilla a estudiar Biología, fácilmente unos 32 años, y me pareció una mezcla de sabores sensacional. Comida sana, cocina casera, cocina tradicional


Para 4 comensales, aproximadamente:

1 palometa de 1 ó 1,250 kg
Tomillo fresco al gusto
Aceite de oliva virgen extra
4 dientes de ajo machacados
Sal y pimienta al gusto
1 copa de manzanilla de Sanlúcar
½ copa de agua

De guarnición:

3 patatas peladas
1 boniato grande pelado
Un trozo de jengibre fresco
1 cebolleta fresca en láminas
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen extra
  
Lo primero es meter en el horno a 180ºC la patata y la calabaza  Cuando esté tierno todo, y el tiempo depende del ingrediente y la fecha en que estemos, pero no menos de 30 minutos, pelamos y trituramos con tenedor y mezclamos con el jengibre fresco rallado, sal, pimienta y un chorrito de AOVE. Es sensacional. Puedes añadirle un poco de zumo de lima


Tenemos el horno calentado por arriba u por abajo a 190ºC. En una plancha ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en el fondo con los ajos machacados y unas ramitas de tomillo. Encima, la palometa limpia de tripas pero con las escamas, salpimentado. Ponemos ½ copa de agua en el fondo

Rociamos con la manzanilla de Sanlúcar o cualquier otro vino fino blanco y un poco más de AOVE. Unas ramitas de tomillo y al horno por 25-30 minutos. Probad primero 25 minutos, si se despega al meter un cuchillo de la espina central listo, si aún no, pues hasta 30 minutos.

Sacamos y retiramos la piel con las escamas y deslomamos. Añadimos un poquito del jugo que quede en la placa por encima y listo. Acompañamos con nuestra guarnición con un poco de requesón por encima y un espectáculo de sabores


sábado, 1 de febrero de 2020

CARNE ADOBADA EN SALSA


Adobos para carnes hay tantos como madres y abuelas, así que yo os presento el mío, que si bien no soy abuela si soy padre. Comida sana, Comida casera, Cocina tradicional


Para 5 comensales

1 kg de carne de cerdo en trocitos de 2 x 2 cm. A mí  me gusta usar en estos casos la aguja o cabeza de cerdo troceada, quedando esta muy jugosa.
6 ó 7 dientes de ajo muy picados
1 cebolla muy picada
1 hoja de laurel
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
1 cucharadita de pimentón dulce y ½ de pimentón picante
1 cucharadita de comino en grano
1 copa de vino de Jerez
1 cucharada de harina

 Y para adobar la carne:

4 ó 5 ajos majados con 1 cucharada de comino en grano, sal y pimienta en grano
1cucharadita de pimentón
Zumo de 1 limón
Un chorro de aceite
½ cucharadita de curry en polvo

Con los ingredientes de la salsa del adobo machacados o majados o pasados por la batidora, vamos a marinar los trozos de carne durante una noche en la nevera.

Al día siguiente sacamos la carne de la nevera un par de horas antes de cocinarla, así estará a temperatura ambiente y evitará que pierda los jugos al saltearla. En aceite caliente, vamos a marcar la carne, para sellarla. Apartamos y reservamos. Ahora en ese mismo aceite, vamos a rehogar los ajitos y cuando empiecen a dar olor, la cebolla con un poco de sal y el fuego suave.

Cuando esté la cebolla blandita, añadiremos el comino, el laurel y luego la carne. Ahora pondremos la harina y el pimentón. Saltearemos un minuto y rápido el vino, un par de vueltas y Cubrimos de agua y dejamos cocer a fuego lento, hasta que la carne quede tierna y la salsa espesa. Como 90 minutos despacito. Con unas patatas fritas o un poco de arroz blanco esto es una maravilla.




lunes, 27 de enero de 2020

ARROZ MELOSO CON CONEJO

Pocas recetas son más típicas que esta. Un auténtico clásico, pero no por ello menos delicioso a la par que fácil, rápido y barato.  Comida Sana, Cocina Casera, Cocina Tradicional.



Para 4 personas.

400 g de arroz redondo
2,5 a 3 veces el volumen de agua que de arroz, aproximadamente unos 1,2 litros, dependerá de a marca del arroz
½ conejo cortado en trozos
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 pimiento vede y 1 rojo, cortados a daditos
4 tomates maduros pelados y cortados a trocitos
1 hoja de laurel
Azafrán en hebra
1 copa de vino blanco tipo manzanilla de Sanlúcar
Sal y pimienta
Nada más, es que es muy fácil
Romero y tomillo fresco

A esta receta después cada uno le puede hacer las variantes que desee. Empezamos poniendo el aceite en un perol a fuego medio. Una vez caliente añadimos el conejo salpimentado. Lo doramos pero sin pasarnos, solo queremos que el sabor de la carne no sea de carne cocida.



Apartamos y ponemos los pimientos con un poco de sal en el perol. Dejamos sofreír hasta que estén tiernos y entonces, ponemos el tomate y el laurel. Un par de minutos después, añadimos nuevamente el conejo y lo dejamos todo junto por otros dos minutos. En una sartén vamos a dorar el hígado del conejo con un poco de aceite. Lo pasaremos a un mortero y lo majaremos con fuerza y le añadiremos el vino blanco.  Lo añadiremos al guiso.



Rectificamos de sal y pimienta, añadimos el azafrán y cubrimos con el agua caliente. Dejamos cocer por unos 15 ó 20 minutos. Previamente nos quedamos con la altura a la que ha llegado el  agua para volver a rellenar otra vez. Procedemos a rellenar de agua  y añadimos el arroz. Rectificamos de sal y pimienta. Ojo, hay que arrancar con el caldo un poco más sabroso de lo que pensamos que es normal. El arroz es muy soso y necesita de alegría en el guiso

Tras unos 15 minutos de cocción a fuego medio y moviendo con dulzura de vez en cuando, apartamos el perol y dejamos reposar unos 5 minutos. Al apartarlo el aspecto ha de ser de quedar aún caldo. Este lo terminará de absorber el arroz y nos quedará en su punto. Para el reposo, añadimos unos ramilletes de romero y tomillo fresco


Servimos en un plato, y la magia entra en tu cocina casi sin darte cuenta. ¡Ufff!, delicioso. Así que Besos a todas a todos, en fin.



sábado, 18 de enero de 2020

CAZÓN EN AMARILLO CON CAVA, PATATAS Y GUISANTES


Plato típico de mi Cádiz y de mi casa. El cazón en amarillo. Con un puntito de alegría cambiando la mazanilla por el cava. Una delicia. Comida sana, Comida casera, Cocina tradicional


Para 4 comensales, aproximadamente:

750g de cazón, o marrajo, o caella. Preferentemente cazón
Dos rebanadas de pan frito con aceite de oliva y unos dientes de ajo enteros y machacados, como 4 ó 5
1 copa de cava, que te haya sobrado del día anterior o se lo sacas a  la botella antes de bebértelo mientras que comes.
2 cebollas cortadas muy finitas
½ cucharadita de  pimentón agridulce.
4 patatas peladitas y cortaditas en gajos y rompiéndolas al final
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
200 g de guisantes
Sal y pimienta al gusto
Un chorro generoso de limón
1 hoja de laurel
Agua
Azafrán o colorante alimentario
Perejil a discreción

Es un plato muy fácil de hacer. Empezamos metiendo en un vaso de batidora el pan frito, con los ajos fritos la copa de cava y un poco de agua. Trituramos

En una olla, preferentemente de barro que da un sabor especial y se cocina muy despacito, ponemos a fuego suave el aceite con el laurel y la cebolla con un poco de sal. Cuando está ya bien pochadita, tras unos 10 minutos sofriendo, añadimos el menjunje que hemos preparado con el pan. Añadimos el pimentón. Removemos y dejamos por un minuto. Ahora ponemos las patatas y los guisantes y cubrimos con agua. Salpimentamos y añadimos el azafrán.

Dejamos cocer a fuego muy lentito hasta que las patatas están tiernas y se empieza a engordar la salsa. Una media hora, más o menos. Ponemos el cazón a trozos o en rodajas y dejamos cocer por un par de minutos. Chorreamos con limón y perejil y dejamos reposar tapado unos 5 minutos. Para eso sirve el barro. Todo lentito

Servimos en un plato y disfrutamos de un plato fácil y delicioso. Un beso a todas y a todos.



martes, 7 de enero de 2020

MERLUZA AL HORNO


Ahora que hemos terminado con las navidades y que estamos cansados de carnes y de platos pesados y con salsa cargadas, nos viene bien cambiar el menú y hacer uno más sencillo y más ligero. Este plato es ideal para ello. Comida sana, cocina tradicional.


Para cuatro comensales:

1 merluza o pescadilla de unos 1.200 g, sin cabeza, escamas y tripas
4 patatas cortadas a láminas y peladas
2 cebollas peladas y cortadas en láminas finas
2 pimientos verdes cortados finos
4 dientes de ajo laminados y pelados
3 tomates hermosos y maduros cortados a láminas.
½ limón
2 copas de vino blanco, en mi caso Manzanilla de Sanlúcar
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
Un poco de agua y un par de cucharadas de almendra en granillo

Empezamos colocando un poco de aceite en el fondo de la rustidera y encendiendo el horno a unos 180ºC por arriba y por abajo sin ventilador. Colocamos una capa de patatas que salpimentaremos, encima los ajos la cebolla y los pimientos, salpimentados y por encima los tomates. Rociaremos con limón y una copa de vino blanco y otra de agua. Metemos en el horno y dejamos unos 20 ó 30 minutos. Hasta que la patata se ponga tierna. En caso de que se seque, añadimos un poquito de agua.

Una vez blanda la patata y las verduras, ponemos la merluza tal cual viene en la foto, salpimentamos y rociamos con manzanilla y aceite. Si las verduras están muy secas añadimos agua, solo un poco y metemos nuevamente al horno unos 20 minutos. Se nos ha de poder despegar de la espina central con facilidad.


Sacamos los lomos y ponemos la patata en el fondo del plato, la merluza por encima. Rociamos con la salsa y espolvoreamos un poco de almendra tostada. No hay más. Fácil y delicioso