martes, 30 de abril de 2019

CALAMARES AL HORNO, O CHIPIRONES O POTAS, LO QUE TENGAS


Hoy tenemos una receta sencilla, muy sencilla, fácil, rica a más no poder. Son unos calamares, o chipirón grande o unas potas, con una salsita de ajo-cilantro o perejil y horno. No más. Sencillo, rico, sano, comida tradicional, cocina sana. No se puede pedir más.


Para unos 4 comensales

1 kg o 1,250 kg de calamar, o cefalópodo en general
4 dientes de ajo majados con cilantro o perejil, sal y unas gotitas de limón.
Aceite de oliva virgen, como unas tres cucharadas
Sal y pimienta
Unas papas cocidas con sal y laurel
1 copa de manzanilla de Sanlúcar

Venga, sin preámbulos. Limpiamos un poco los calamares, por fuera y si podemos meter el dedo dentro y eliminar algo, bien, si no, pues nada. No le quitamos piel, da sabor, color y no molesta.


En una cazuela, con el fondo de aceite de oliva virgen extra, colocamos encima los calamares, salpimentados, rociamos con una copa de manzanilla y un hilillo de aceite. Horno precalentado a 180ºC y para adentro. Como a los 10 minutos, si son potas a los 13 ó 14, añadimos el majado de ajo, cilantro, sal, aceite y limón. 5 minutitos más y para fuera.

Servimos con las papas cocidas como dijimos y rociamos con la salsa que nos ha quedado en la cazuela. No puede ser más fácil, no puede ser más sencillo, no puede estar más bueno. No puedo decir más que: seáis muy felices, y muchos besos.


martes, 23 de abril de 2019

PASTEL DE PUERROS



Es una receta sencilla, y deliciosa. A mí personalmente, los puerros me encantan de todas formas, en crema, en pastel, a la plancha, al horno… Dan juego para todo y tienen un sabor delicioso. Esto es lo de siempre. Recetas sanas, recetas sencillas, cocina de temporada, cocina de toda la vida.



4 puerros hermosos limpios, pelados y cortados en aros
1 calabacín pequeño, cortado finito, para dar cuerpo al pastel
3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
4 huevos
150 ml de nata de montar
2 cucharadas de harina
Mantequilla para embadurnas los moldes
Papel de horno para forrar la base de las terrinas

Fácil, Fácil. Vamos preparando el horno a unos 180ºC, por arriba y por abajo con un cacharro con agua, porque esto va al Baño María. En una sartén con el aceite a fuego suave, salteamos los puerros con un poco de sal y pimienta. Con paciencia. Cuando están transparentes, añadimos los calabacines. Cuando esté todo tierno, ponemos la nata y rectificamos de sal. Dejamos unos 2 ó 3 minutos. Apagamos




En un vaso de batidora, ponemos nuestra nata con el sofrito y añadimos los huevos y la harina. Trituramos un poco, solo para que se disuelva la harina. No más. Vertemos el contenido en un molde untado con mantequilla y con un trozo de papel de horno en la base. Damos unos golpecitos para que se siente bien y metemos al horno en el Baño María unos 45-50 minutos. Los últimos 5 los ponemos con ventilador para que nos quede dorado por encima, si no lo ha hecho antes.

Ponemos en el fondo del plato una salsa de tomate rústica, con trozos grandes y sobre ella los trozos de pastel. Me gustan no calientes sino templados o a temperatura ambiente, pero cada cual es cada cual. Y nuevamente la magia entró en mi cocina. Así que Besos a todas, besos a todos, besos a……, en fin, besos, siempre muchos besos.



sábado, 20 de abril de 2019

MILANESA DE POLLO MARINADO CON TIRABEQUES CON JAMÓN



No encuentro habitualmente esta legumbre, pero llegó a mí de manos del Instituto Torre de los Guzmanes de la Algaba, del huerto de los alumnos de FP Básica de  Agrojardinería,  cosa que les agradezco profundamente.

Esta receta no deja de ser una milanesa tradicional pero, con un girito tanto en el marinado como en el empanado. Ahora os lo cuento




Para unos 4 comensales

8 filetes de pechuga de pollo
Pan rallado abundante
4 ó 5 huevos batidos, depende del tamaño
Zumo de una naranja
Una cucharada de salsa de soja
Sal y Pimienta al gusto
Una cucharadita de pimentón de la Vera
Aceite de oliva virgen extra para los Tirabeques y aceite de oliva virgen para freír
1 cebollita cortada muy finita
2 dientes de ajo pelados y picados
4 cucharadas de jamón a taquitos

Ponemos a macerar los filetes de pechuga con zumo de naranja, sal, pimienta y salsa de soja. Dejamos un par de horas.

Preparamos el huevo para el empanado, poniéndole sal, pimienta y el pimentón. Batimos y le añadimos una cucharada de agua, para evitar que se nos formen hilos.

Escurrimos los filetes del marinado y los pasamos por el pan rallado, los palmeamos y luego por el huevo, escurrimos pinchado con un tenedor en el aire y luego lo pasamos nuevamente por el pan rallado. Lo apretamos contra el pan, damos la vuelta y volvemos a apretar. Palmeamos para eliminar los restos y reservamos en lugar fresco para que se seque la cubierta y no nos salgan ponpas al freírlos.

Pondremos en otra sartén 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego medio y cuando esté caliente añadimos los ajos. Al dar olor, ponemos la cebolla con un poco de sal para que sude. Vamos moviendo y cuando esté transparente la cebolla, añadimos los tirabeques y el jamón. Salpimentamos y salteamos unos minutos. Reservamos.


En una sartén onda colocamos aceite abundante, y abundante es abundante, los filetes han de flotar. A fuego medio. Esperamos a que esté caliente pero que no humeante. Y freímos nuestras milanesas hasta que alcancen este precioso color dorado. Escurrimos en papel de cocina y listo el plato.


Muy, muy fácil, No puedo decir más que: seáis muy felices, al menos intentadlo.



jueves, 4 de abril de 2019

REVUELTO DE TALLOS DE ESPINACAS CON GAMBAS



Hoy vamos a hacer un revuelto, aprovechando los tallos de las espinacas. No los vamos a cocer, los vamos a rehogar para mantener la esencia y todo el sabor de estas en el plato. Cocina tradicional, comida sana y de temporada. Es lo que seguimos intentando mantener en este blog.


Para cuatro comensales:

Los tallos de 4 manojos de espinacas frescas, lavados escurridos y cortados en trozos de 2 cm
500 g de gambitas arroceras. Las hay congeladas a muy buen precio y calidad. Peladas y con las cáscaras rehogadas, un puerro y un manojo de perejil se puede hacer un acaldo estupendo para otro plato
1 cebolla cortadas en daditos
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
Opcional, 2 cucharadas de nata o de leche
8 huevos.

Ponemos nuestra sartén a fuego medio alto a calentar. Cuando está caliente, que no humeante, añadimos las cebollitas con un poco de sal para que suden. Hemos de consumir los líquidos de las verduras al máximo, para que nos salga el revuelto limpio y con textura.  

Cuando la vemos transparente, añadimos las espinacas bien escurridas y salteamos. Podemos tapar para que suelten antes el agua. Removemos, salpimentamos y dejamos que se consuma toda el agua posible de las verduras. Una vez que se nos reducen las espinacas y están secas, las apartamos y ponemos en un escurridor unos minutos. Así eliminaremos el exceso.

Ahora, ponemos otra vez la sartén potente y un poquito de aceite. Añadimos las espinacas nuevamente y las gambas. Removemos y bajamos un poco la temperatura, Añadimos los huevos batidos y salpimentados, y el que quiera, con la leche o la nata. Removemos y bajamos la temperatura. Tapamos y vamos dejando cuajar. Removemos y tapamos, así hasta que el huevo esta hecho, pero jugoso, como se ve en la foto

Dejamos reposar un par de minutos y servimos en un plato Y nuevamente la magia entra en mi cocina. Así que Besos a todas, besos a todos, besos a……, en fin, besos, siempre muchos besos.