jueves, 30 de agosto de 2018

PINCHO DE BACALAO EN ACEITE CON ENSALADA DE MANGO Y AGUACATE



Es que hace mucho calor y no tengo ninguna ganita de cocinar. Uff, que pesadilla de verano. Venga un pincho rápido para cuando llegas de la playa o de la piscina y te dices, esto, un poquito de queso y una cerveza y a dormir la siesta


Pan crujiente y ligero cortado en rodajas de 1,5 cm de grosor
Bacalao en aceite, puede estar ahumado o no, lo venden de mil maneras
Aguacate maduro en rodajas.
Un trozo de mango pelado y cortado en lonchas
Tomate entero, en rodajas
Rúcula aderezada con aceite de oliva virgen extra y un poquito de sal y mostaza antigua
Sal gorda y pimienta negra
Un poco de eneldo

Esto es coser y cantar. En un pan colocamos la base con la rúcula macerada, y sobre ella ponemos las capas de las distintas hortalizas y frutas, intercalándolas con unos granos de sal gruesa y pimienta negra

Sobre ellas colocamos el bacalao, escurrido de aceite y sobre este el eneldo. Fácil

Para abrir el aguacate, cortamos en torno al hueso longitudinalmente del aguacate. Giramos cada media pieza con cada mano y obtenemos las dos mitades, una con y otra sin hueso. Con un cuchillo afilado, damos un golpe en el hueso y se clava, claro está. Le damos un ligero giro, aguantado el aguacate con la otra mano y nos sale el hueso clavado en el cuchillo. Muy sencillo.

Muy, muy fácil, No puedo decir más que: seáis muy felices, si o si, no hay opción


jueves, 23 de agosto de 2018

ENSALADA DE HIGOS CON NUECES Y JAMÓN DE PATO

Ufff, hace tela de calor y lo que apetece son platos sencillos, ligeros y diferentes de los de siempre. Y este lo es


Para cuatro comensales:

8 higos enteritos y lavados, cortados en cuartos
Un puñado de nueces peladas
Un paquete de Jamón de Pato
Sal y Pimienta
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, cuanto más potente, mejor
Unas gotas de extracto de vainilla
Unas gotitas de lima

Lo tenemos todo listo y lo emplatamos bien y bonito, para que nos sea más apetecible. Espolvoreamos la pimienta negra recién molida y los granos o escamas de sal gorda. En un bol mezclamos el aceite con la vainilla y la añadimos y finalmente ponemos unas gotas de lima, pero solo unas gotas.

Ensalada diferente y deliciosa, así que a ser felices que no queda otra, sis o si. Un beso


sábado, 4 de agosto de 2018

PINCHO DE LOMO DE CERDO AL HORNO CON ESPÁRRAGOS VERDES



Es un aperitivo bien sencillo y rico aprovechando la receta de un lomo de cerdo al horno en su jugo. Es rápido, fácil, barato y además bonito en la mesa


1 pieza de cabeza de lomo de cerdo de 1 kg
3 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón de la vera
½ cucharadita de pimentón picante
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de curry en polvo
1 cucharadita de cilantro molido
¼ de cucharadita de canela
Zumo de 1 limón
Sal y pimienta al gusto
1 copa de brandy de Jerez
2 vasos de agua
2 ó 3 cucharadas de agua
2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
4 espárragos verdes de bote por pincho
Pan

Vamos a preparar el adobo. Mezclamos todas las especias con el aceite, el limón, el ajo y el agua. Haremos una pasta con la que embadurnaremos la pieza de carne y dejaremos reposar fuera de la nevera y destapada durante unas dos o tres horas.

En el cacharro en que vayamos a hornear la carne, vamos a marcar la misma por todos lados, para sellarla con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Retiraremos y añadiremos el brandy por un  minuto y luego el agua. Colocamos la carne en una rejilla, para que solo reciba la humedad del caldo pero no se cueza en él y metemos en el horno por arriba con ventilador a 180ºC, precalentado previamente. La tendremos 25 minutos, por cada lado. Sacamos y dejamos reposar y enfriar destapada. Me gusta la carne más bien jugosa, que llegue a unos 70ºC en su interior, pero si la quieres más hecha, ponedla 2 minutos más por cada lado


Cortamos filetitos finos de la misma y le colocamos en el centro los espárragos, unos granos de sal y pimienta y unas gotitas de limón, vamos a ver, gotitas, no chorro. Enrollamos y ponemos sobre un pan crujiente con un hilillo de aceite. Luego rociamos con un poco más de oro líquido y ¿qué más puedo decir?. Que la magia entró por la ventana de mi cocina y nos hizo feliz a todos. Así que,  a ser  muy felices, si o si, no hay opción