jueves, 20 de septiembre de 2018

PISTO CON BACALAO



Es una receta tradicional pero con un girito  añadido. Fácil, sencilla y deliciosa. Poco más se puede pedir


2 calabacines medianos cortados en cuartos y estos en rodajas
1 berenjena pelada y cortada en daditos
1 pimiento rojo cortado en dados
2 pimientos verdes de freír cortados en dados
1 cebolla grande cortada en dados
2 tomates grandes maduros o 1 lata mediana de tomate triturado, lo que tengas
Sal y pimienta
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 hojas de laurel
Si el tomate es ácido, un par de cucharaditas de azúcar
400 g de bacalao desmigado

Lo primero es desalar el bacalao. Si es desmigado, lo lavamos bien, para eliminar el exceso de sal. Luego lo dejamos en remojo como unas 6 ó 7 horas en agua fría y escurrimos

En el aceite caliente en un perol y a fuego medio/fuerte, empezamos pochando la cebolla, con un poco de sal para que sude. Un par de minutos después, el pimiento verde, con su sal. Un minuto después el pimiento rojo. Al poco el calabacín y 2 ó 3 minutos después la berenjena. Todo con su poquito de sal.


Ya sabéis que a mí y a mi familia nos gusta la verdura enterita, más bien al dente. Finalmente añadimos el tomate y dejamos reducir unos 4 ó 5 minutos. No me gusta que se haga una salsa de tomate frito, sino que quede jugoso, así resalta el sabor de todas las verduras y no ocupa todo el sabor el tomate. Ahora ponemos el bacalao, lo mareamos por un par de minutos más y listo, a reposar 5 minutitos más.


Para emplatar lo ponemos en el plato. Me gusta servirlo con espumadera, para evitar que pase algún exceso de jugo al plato si lo hubiera. Por encima lo regamos con unos daditos de pan tostados en el horno o fritos. Le da un contraste de textura estupendo. Así que Besos a todas, besos a todos, besos a……, en fin, besos, siempre muchos besos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario