lunes, 16 de diciembre de 2013

HAMBURGUESAS DE PEREJIL CON SALSA DE CALABAZA


Si las carnes que utilizamos, son buenas y no nos pasamos al acompañarlas, con salsa embotadas, sean Ketchup, Mostazas de las malas o mayonesas de bote y panes ricos en grasas, y ya no digo más, es un alimento con multitud de posibilidades y mucho juego.

La carne picada, en todos sus variantes, es típico de la gastronomía mediterránea, ya sea del norte, como en el sur de nuestro querido y cada vez más maltratado marecito. Albóndigas, Kefta, etc., son platos elaborados con carne picada. ¿Por qué no explotar el mundo hamburguesa, pero desde un prisma diferente al del Fast Food?

Pues en nuestro blog, vamos a seguir dándole juego a este plato, con diferentes presentaciones, acompañamientos, etc.



Necesitamos.

500 gr. de carne picada, ½ cerdo y ½ ternera. Preferentemente, que nos la pique nuestro carnicero.
Ramillete de perejil, muy picadito
3 patatas medianas
½ Kg. de calabaza, pero de la de la piel naranja, que es menos fibrosa
1 cebolla
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 chorrito de leche
Sal, pmienta molida

Vamos a mezclar la carne, con el perejil picado y con un poco de sal y pimienta recién molida. Lo amasamos y lo dejamos reposar todo junto, como media hora.


Mientras, pelamos y troceamos la patata y la calabaza.



En un ollita, ponemos a calentar el aceite a fuego medio y le añadimos la cebollita picadita. Ponemos un poco de sal y salteamos. Cuando empieza a ponerse transparente, añadimos la patata y la calabaza. Salpimentamos y rehogados un minuto. Añadimos agua, solo cubrir y dejamos cocer a fuego medio, unos 20 minutos. Añadimos un chorrito de leche para aligerar la salsa y trituramos con batidora. Rectificamos de sal y  pimienta y dejamos, tan ligera de textura, como nos apetezca. Reservamos.

Con la carne, preparamos cuatro bolas y las aplastamos con las manos, hasta obtener nuestras hamburguesas, del tamaño que queramos, pero dejándolas de 1 dedo de gruesa.

Ponemos la plancha a calentar, a fuego potente, y colocamos nuestras hamburguesas, aplastamos con la espumadera, para sellarlas, solamente.



1,5 minutos por cada lado. Todo sea dicho, me gusta la carne poco hecha. Sacamos del fuego.  Ponemos en la base del planto un poco de salsa de calabaza y encima la hamburguesa, y como guarnición, presentamos un puré de patatas, y perfecto.



Un abrazo a todos


4 comentarios:

  1. Alguna vez he hecho algo parecido, creo que enrolladas. Como se que suben las calorias intento buscar otras maneras de poder comerlas.. Yo así me apunto desde ya, a parte de que la calabaza me encanta claro.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esa es la idea, sanear la ingesta de las hamburguesas y que no sea algo lleno de grasa y salsa artificiales e innecesarias. Un abrazo

      Eliminar
  2. Un completo, completisimo plato....me encanta, ésa salsa de calabaza para acompañar hamburguesas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además puedes usarla como cremita para una cena, con unos picatoste y un poco de huevo duro picadito.

      Eliminar