miércoles, 17 de febrero de 2016

POTAJE DE LEGUMBRES Y VERDURAS O RANCHO, COMO DECÍA MI MADRE


Es una receta sana, rica digestiva y barata. Recuerdo que era un plato clásico en mi casa cuando llegaba el final de mes y no había un duro, ya que el contenido en proteína animal oscila entre cero y menos infinito. Me encantaba comer esto en casa los días de invierno en la cocina de casa con mi familia al medio día, después de llegar de clases.


Para unas seis personas:
200 g de judías blancas en remojo del día anterior
200 g de garbanzos en remojo del día anterior
1 cebolla picada en daditos
3 dientes de ajo
1 tomate pelado y picado
1 pimiento verde picado en daditos
2 zanahorias peladas y cortadas en rodajas
Unas vainas de habas lavadas y cortadas en trozos
Un puñado de granos de habas
100 g de guisantes
Un manojo de espárragos si estamos en fechas cortados en trozos. Eliminando la parte más recia
1 trozo de calabaza cortada en pedazos grandes
2 hojas de laurel
2 patatas peladas y cortadas
Un puñado de judías verdes a trozos
2 nabos pelados y cortados
Aceite de oliva virgen extra, como 3 cucharadas
Sal, pimienta molida y pimentón al gusto.

Para el majado final, 1 diente de ajo pelado, 2 clavos y una cucharadita de comino en grano.

Pues nada comenzamos. Agua abundante en una olla y metemos las alubias a fuego medio. Cuando empiece a hervir, ponemos los garbanzos y empezamos a espumar, según aparezca la espumilla. Cuando esta cesa, añadimos las cebollas, los ajos, pimiento, tomate, zanahoria, judías, habas y las vainas,  nabos y guisantes, junto con el laurel. Añadimos el aceite y el pimentón y dejamos hervir a fuego lento como unos 90 minutos, removiendo en círculo con las asas de la olla y evitando meter cucharas ni cazos, para no romper las legumbres.


Cuando vemos que la legumbre está casi tierna, en un poco de aceite caliente salteamos la calabaza con los espárragos y añadimos a la olla junto con las patatas. Preparamos el majado con un poco de sal para que no resbale, lo diluimos con un poco de caldo y lo vertemos en el guiso, dejando cocer hasta que se pongan tiernos todos los ingredientes.


Vamos a ir añadiendo poco a poco agua, según nos vaya pidiendo. El resultado final ha de ser con un caldo medianamente denso. Finalmente añadimos sal y pimienta y dejamos reposar un par de horas antes de servir para que espese la salsa y se mezclen bien todo los sabores. La sal no se añade antes para que no cueste trabajo poner tiernas las legumbres.El tiempo de cocción depende del agua y de las legumbres, pero pueden ser perfectamente 2 horas a fuego suave. También se puede hacer en olla exprés, allá cada cual con su conciencia. Un abrazo a todos.


4 comentarios: