jueves, 6 de noviembre de 2014

POTAJE DE COLES DE MARUCHI


Hace más 30 años, año arriba o año abajo, probé el potaje de coles de Maruchi, la madre de mi amigo Pepe. Una Santa. A lo largo de los años pude probar otras tantas recetas de esta señora y todas igual de ricas.

Unos días atrás,  pensé en llamar a Pepe y pedirle que su madre me facilitara esta receta y así lo hice. Aquí os presento, con alguna mínima licencia, la receta de esta delicia, que como dice Pepe, está mejor de un día para otro. Así que nada, gracias Maruchi por este y otros tantos platos que disfruté en tu casa y por soportarnos en nuestra adolescencia, que no es poco,  que éramos unos “jartibles”. Un beso


Para unos cuantos comensales:

½ Kg. de alubias en remojo, al menos 12 horas.
Un trozo de papada de cerdo
Un trozo de tocino de beta
1 codillo de cerdo
1 trozo de costilla fresca
1 chorizo y una morcilla
2 pimientos secos
3 dientes de ajo
1 hoja de laurel opcional
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
½ col
2 ó 3 patatas pequeñas, para hacer la pringá fundamentalmente.
1 clavo totalmente opcional

Bien, comenzamos el día antes metiendo en remojo las alubias, al menos 12 horas antes de empezar a cocinar. Las carnes, antes de cocinarlas las meteremos en agua y las limpiaremos un poco, solo frotar con las manos y eliminar restos. El chorizo y la morcilla, igualmente.

Ponemos en una olla amplia las alubias y las carnes. El chorizo y la morcilla, aún no. Cubrimos de agua, como tres o cuatro dedos por encima. A medida que vayamos cocinando iremos añadiendo agua según nos vaya pidiendo. Encenderemos el fuego a media potencia y dejaremos que rompa a hervir.


Espumaremos el caldo hasta que salga limpio el hervor y contaremos unos 40 minutos, a fuego medio- suave, desde ese momento. Pasado este tiempo, preparamos en un mortero un majado con los dientes de ajo y los pimientos. Estos podemos majarlos en seco o metiendo el pimiento en remojo una hora y retirando la pulpa de la piel con la punta de un cuchillo.

Añadiremos a la olla el majado, el chorizo, la morcilla, el laurel, el clavo, y la col cortada en trozos grandes, para luego encontrarla en el plato y las patatas enteras y peladas. Salpimentamos y ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Dejamos unos 40 minutos más.

Comprobando que las alubias estén tiernas, retiramos las carnes en una bandeja, para que cada uno se prepare de segundo plato, La Pringá. ¿Qué es eso de La Pringá? Pues se toma un trozo de cada ingrediente cárnico  y se machaca con ayuda de cuchillo y tenedor, pones un poquito de patata cocida  y te lo comes empujando con un buen pan de Tarifa. ¡Ah!, que cosa más rica.



Os recomiendo que el caldo quede densito, a ello ayuda que se haya deshecho un poco la col y el fuego lento, que no hay prisa. Si os sale mucho caldo, lo retiráis a una ollita y allí lo reducís a fuego suave y de esta manera no alteramos los tiempos de cocción de las alubias, y luego lo añadimos al guiso, removiendo por las asas de la olla, evitando meter artilugios que puedan deshacer las alubias. Bueno, pues nada. A disfrutar tanto como lo hicimos ayer en casa. Un beso Pepito y otro para ti Maruchi, y gracias por todo.


12 comentarios:

  1. Para hacerle la ola....directamente. Un plato de coles bien hecho, como tiene que ser.....una delicia!!!!

    ResponderEliminar
  2. Madre de dios dale un achuchón a la madre de tu amigo Pepe porque se lo merece, que recetón, como para dejarlo en el olvido, te quedo un plato fabuloso, y calentito saca hasta los males del cuerpo...Bess

    ResponderEliminar
  3. A ver cuñao este plato es de 10 sin duda alguna, así que espero tener el placer de comerlo en una de mis visitas a Sevilla, que con este frío bien que apetece. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tenemos menú para tu próxima visita a Camas. Un beso

      Eliminar
  4. Que maravilla de estos guisos tradicionales y tu aqui nos lo has dejado de lujo y lo has bordado. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Que delicia me encantan los platos que llevan coles, es de los pocos que no puedo resistirme a repetir, y este tengo que probarlo, hay que hacerlo

    ResponderEliminar
  6. Es una berza que se hace en Cádiz por los Tosantos. En mi casa, a la hora de comerlo, se le echa un chorreoncito de naranja agria o de limón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tiene que darle un puntito tela de rico. Probaré un día de estos paisano

      Eliminar