martes, 5 de mayo de 2015

CARNE CON TOMATE TRADICIONAL


Todo un clásico, pero no por eso podemos hacerla con desgano y de mala manera, como ocurre en gran parte de los bares. Nosotros vamos a hacerla despacito, con los productos bien elegidos y con mucha paciencia y cariño,  y el plato …, de 10.


Para cuatro glotones, necesitamos:

1 Kg. de carne de cerdo para estofado
2 Kg. de tomates maduros.
4 cebollas medianas cortada en daditos
3 dientes de ajo en láminas
150 g. de guisantes
4 zanahorias, peladas y en rodajas
2 hojas de laurel
Aceite de oliva virgen extra
1 copa de vino tinto
Una ramita de romero
2 clavos de olor
1 cucharadita de pimentón dulce
Sal, pimienta, orégano y comino, al gusto
Azúcar para la acidez del tomate.


Lo primero es cuando vayamos a comprar los tomates, decirle a nuestro frutero, que nos los de maduritos, pero para freírlos, y seguro que acertará. A mi, el mío,  me dio estos de pera que han resultado fantásticos.



Ponemos agua en una olla a hervir y cuando esto ocurra, metemos los tomates, lavados previamente. Rompe a hervir y un par de minutos. Sacamos los tomates y apartamos el agua de cocción, y metemos los tomates en agua del grifo un par de minutos, los escurrimos y sale la piel.


Los colocamos en un bol y exprimimos con la maño los tomates, retirando el caldo y reservándolo.

En una sartén ponemos 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego medio y ponemos dos cebollas cortadas, salpimentamos y dejamos rehogar a fuego suave. Cuando estén dorando, añadimos los tomates exprimidos, salpimentamos, añadimos un poco de azúcar si son ácidos y tapamos. Los vamos friendo a fuego lento. Iremos cada 5 ó 10 minutos machacándolos la pulpa con el filo de la espumadera. En 80 ó 90 minutos, está listo nuestro tomate frito. Buscamos un tomate frito rústico, nada de pasar por el pasapurés ni por la batidora.


En una olla ponemos otras 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y a fuego medio. Añadimos los ajos, el clavo y el laurel. Cuando den olor, añadimos la cebolla y cuando esta esté tomando color echamos la carne que salpimentaremos. Salteamos la carne hasta dorarla.


Añadimos los guisantes y la zanahoria, el orégano y el comino molido, al gusto, y el pimentón. Mareamos y añadimos el vino. Pasados un par de minutos, añadimos el agua de exprimir los tomates y cubrimos con el agua de escaldar los tomates. Fuego medio/lento. Unos 90 minutos de cocción, removiendo de vez en cuando.  Cuando está quedando casi seco de caldo, añadimos el tomate frito y una ramita de romero. Al mínimo de fuego dejamos por unos minutos, 10 ó 12, reunirse todos los sabores.



Podemos acompañar este plato de arroz blanco, patatas cocidas, etc, pero para mí, lo mejor, unas patatas fritas en sartén. Buen provecho.


2 comentarios: