miércoles, 11 de febrero de 2015

GARBANZOS CON ACELGAS ESPARRAGÁS


Los garbanzos con acelgas, son un plato muy típico, tanto en Andalucía como en el resto de España. Pueden ser con acelgas o con espinacas. Pueden ser en forma de potaje, con bacalao, con relleno, etc. En Sevilla y en Cádiz, también es típico ponerlas en un caldo espesito, con cominos, pan frito, ajos fritos, vinagre, etc. Vamos como si hiciéramos unas tagarninas esparragás o unas espinacas. Pues nada esta es mi aportación del día de hoy.



Para 4 personas, necesitamos:

350-400 g de garbanzos que meteremos en remojo la noche anterior
La parte verde de un buen manojo de acelgas
2 rebanadas de pan frito
6 dientes de ajo
2 cucharaditas de pimentón dulce
½ cucharadita de comino en grano
Sal y pimienta.
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Aceite de oliva para freír
2 hojas de laurel
2 cucharadas de vinagre
1 cebolla

Comenzamos poniendo una olla con un poco más que el volumen de los garbanzos a calentar, cuando rompa a hervir le añadimos los garbanzos que hemos tenido en remojo, con 3 dientes de ajo, la cebolla cortada en daditos el laurel y el aceite de oliva virgen extra. A fuego suave, 3/4 hora.


Mientras vamos a limpiar las acelgas. Si vemos que tienen hebras en los laterales, se las quitamos con una puntilla. Cortamos las partes verdes en trozos, según queramos y metemos en un barreño con agua, para eliminar la tierra.

Cuando pasé el tiempo previsto, añadimos las acelgas a los garbanzos, salpimentamos y dejamos que se hagan, a fuego lento, hasta que reduzcan el caldo todo lo posible.

En aceite de oliva abundante, freiremos las dos rebanadas de pan y los otros tres dientes de ajo, machacados y pondremos en un vaso de batidora. Encima del pan pondremos el pimentón y le rociaremos por encima un par o tres cucharadas de aceite de oliva caliente, de haber frito el pan y los ajos, para que tueste el pimentón. Añadiremos el comino, sal y pimienta molida y una o dos cucharadas de vinagre. Al gusto. Echaremos un par de cacillos del caldo de cocer los garbanzos y las acelgas y trituraremos.


Añadiremos el majado al guiso, removeremos con cuidado y dejamos que siga reduciendo todo, hasta que quede muy poquito caldo y los garbanzos estén tiernos. Si hay que ir añadiendo agua durante la cocción lo haremos pero de muy poco en poco.



 Podemos servir, con unos trozos de pan frito, para empujar.


6 comentarios:

  1. Que plato mas bueno , justo lo que necesitamos por aquí arriba para que nos quite el frío. Completo, sabroso y de los que alimenta.
    Besinos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el cuchareo y las legumbres un montón, imaguinate esa cazuelita a mi lado no dura ni un suspiro, te quedo genial el plato...Bess

    ResponderEliminar
  3. Potaje muy tipico de aqui abajo y ha quedado para poder degustarse con algo asi en el que precisamente para mañana ya tenemos terminando de hacerse un potaje muy parecido. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Esto está que se sale de bueno!!! Me encanta este tipo de platos, te reaniman que no veas. Delicioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias por compartir esta receta. La acabo de comer y está de estrella Michelín :-)

    ResponderEliminar