domingo, 7 de julio de 2019

MILHOJA DE PISTO Y HOJALDRE


Es una vuelta más de tuerca al clásico de pisto con huevos fritos, pero dándole un aspecto diferente, lo cual al final hace que lo comas de manera distinta y sea como un plato nuevo y divertido. Comida sana, cocina tradicional.


Para 4 personas.

Dos placas de hojaldre. Estiraremos con un rodillo y cortaremos 8 círculos, con un vaso o una taza.
1 calabacín hermoso, cortado a trozos, del tamaño que tu quieras
1 berenjena hermosa, coartada igualmente
2 cebollas, peladas y cortadas en gajos
1 pimiento rojo, cortado a trozos
Un pimiento verde cortado a trozos
3 tomates, sin piel, escurridos de agua y troceado o bien 300 g de tomate triturado
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta al gusto
4 huevos
1 hoja de laurel

Empezamos con el pisto tradicional. A mí, personalmente, me gusta el pisto en trozos hermosos y al dente. Cada cual puede darle el punto y la textura que desee. En el aceite caliente pero a fuego medio, y en un perol hermoso, vamos empezando a rehogar la cebolla con un poco de  sal, para que sude. A los dos o tres minutos, añadimos los pimientos y a igual tiempo, el calabacín y el laurel. Precalentamos el horno a unos 200ºC, por arriba y por abajo



Cada vez que añadimos un ingrediente ponemos un poco de sal. Dejamos rehogar 3 ó 4 minutos más y añadimos la berenjena. Y transcurridos otros 3 ó 4 minutos, el tomate. Tapamos y dejamos hasta que el tomate pierda el agua y se nos fría con el resto de los ingredientes. Unos 6 u 8 minutos. Fuego lento, no hay prisas.



Mientras se termina el pisto, colocamos el hojaldre en una placa de horno y lo metemos, hasta que dore, entre 6 y 8 minutos. Sacas y reservamos. Una vez tenemos el pisto, ponemos la base de hojaldre, encima pisto, hojaldre, pisto y encima un huevo frito y…. una pasada de plato. Así que Besos a todas, besos a todos, besos a……, en fin, besos, siempre muchos besos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario