miércoles, 20 de noviembre de 2013

TORTILLA DE PATATA RELLENA DE PIMIENTOS ASADOS

Con las tortillas de patatas me gusta experimentar, preparar rellenos diferentes a los habituales y esta vez se me ocurrió rellenarla con unos pimientos y unos tomates asados. Y acerté, verdaderamente acerté. Salió una tortilla espectacularmente rica, jugosa y bonita al corte y a los cachorros les encantó.








Necesitamos:

4 patatas grandes
1 pimiento verde de asar
1 pimiento rojo de asar
2 tomates maduros
8 huevos
1 cebolla
Aceite de oliva para freír
Sal


Encendemos la candela y la ponemos a fuego medio, con una plancha de asar y un chorrito de aceite. Colocamos los pimientos y los tomates en ella y vamos asándolos, hasta chamuscar la piel. Los iremos volteando a medida que se asan por cada lado.



Una vez asados, los pimientos y los tomates, los apartamos en un cacharro, los tapamos con un trapo y los dejamos templar, para eliminar la piel. Lo haremos con cuidado, dejando limpia la carne y cortamos los pimientos a tiras y los tomates los desmenuzamos. Lo mezclamos todo y lo reservamos.



Mientras pelamos las patatas y en abundante aceite y a fuego lento, ponemos las patatas cortadas en láminas finas y dejamos que se cuezan a fuego lento en el aceite. Recordad La Prisa Mata, y en la cocina mata los sabores. Cuando veamos que la patata está casi tierna y ese punto depende de cada patata, añadimos la cebolla, cortadita en juliana fina. A mi me gusta encontrarla al dente en la tortilla, que contraste con  la patata, pero si s ustedes no, pues la añadís antes o la elimináis de plato y listo.



Cuando todo está tierno se saca a un cuenco grandote. Le añadimos los huevos y salpimentamos al gusto. A mi me gusta ponerle un poco de sal a la patata antes de freírla.

En una sartén amplia con aceite de oliva virgen en el fondo ponemos la mitad de la mezcla del huevo y la patata, removemos con cuchara de palo unos segundos, para que empiece a cuajar bajamos la temperatura a fuego medio y dejamos un minuto a que forme costrita. Apartamos en un plato, boca abajo y reservamos.

Con la otra mitad de la mezcla hacemos lo mismo, solo que en vez de apartarla le añadimos los pimientos y el tomate asado, uniformemente, creando un capa sobre la tortilla.



Ahora la tapamos con la mitad que hemos reservado anteriormente y dejamos un minutillo. Volteamos la toritilla y la dejamos otro minutito más. El como la queramos de jugosa, depende ya de ustedes. Es una delicia.



Buen provecho.



8 comentarios:

  1. La veo hoy que sino te copio ayer mismo. Cenamos tortilla, y aunque a los niños no les gustan los pimientos asados a su padre y a mi nos encantan. Todo habría sido tenerlos listos y cuajar las tortillas en sartenes mas pequeñas jajaja
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer l verdad es que la colgué tardecito, pero me encanta que te guste. Un saludo

      Eliminar
  2. Hola . yo tambien te sigo de bastante tiempo y me has servido tambien como inspiracion para preparar muchas recetas y aprender mucho. es un placer encontrar recetas como esta que te permiten preparar un bocado delicioso y muy rapido y tambien muy muy bonito a la vista. fotos tienen una pinta espetacular hmmmm … te felicito y espero que sigas por mucho tiempo con tu Blog. yo tambien tengo un Blog de cocina …… pero soy un novato en esto. espero no te moleste si pongo la direcion de mi Blog. cuidate mucho y sigue igual

    Blog de cocina: http://www.casaperri.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer que me visites y que pueda ayudarte desde aquí. Un abrazo y gracias

      Eliminar
  3. Me parece que es riquísima con toda esa verdura en su interior. Me encanta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar