lunes, 26 de noviembre de 2012

PASTEL DE CARNE 2


Hoy la verdad es que tenía ganas de hacerlo diferente, así que le ponemos un 2 y le llamamos “Pastel de Carne 2. Es muy simple y sirve como plato principal o como aperitivo. Se come frío, con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra, o con una salsita caliente, como la que hemos preparado hoy.



Necesitaremos:

1 kg de carne picada, ½ ternera y ½  cerdo.
1 huevo
2 rebanadas de pan de molde mojadas en leche
Perejil
Hierba buena
½ cebolleta
1 cucharada de Comino
½ cucharadita de Curry
½ copa de vino de Sanlúcar
Sal
Orégano, al gusto
Pimienta molida
Un poco de mantequilla
20 uvas pasas

Para la salsa: 

Jugo que suelta la carne
½ cebolla
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
20 granos de pimienta
100 ml de nata líquida y unas gotitas de leche si quedara muy espeso
Pimienta molida

A la carne le añadimos todos los ingredientes. Amasaremos bien y dejamos reposar un par de horas. La cebolleta, el perejil y la hierba buena, todo lo picadito que podamos.


El molde para hacer carne, lo untamos con un poco de mantequilla.


Ahora introducimos la carne, y la apretamos bien, para que tenga consistencia.


Pondremos el horno a 180ºC, por arriba y por abajo. La bandeja de horno la ponemos en la mitad del mismo y le añadimos agua para poner la carne al Baño María. Cuando alcanza esta temperatura, metemos el molde con la carne y tapado con un papel de aluminio, para evitar que se seque. Pasados 40 minutos, sacamos el pastel. No lo pinchamos para comprobar, porque se irían todos los jugos y quedaría seca.


Quitaremos, vertiendo el líquido, los jugos y los pondremos en un bol, para aprovechar y hacer la salsa. Dejaremos enfriar y entonces, desmoldaremos.

Rehogaremos 1/2 cebolla con un poco de aceite virgen extra, con un poco de sal para que sude.  Añadiremos las pimientas en grano. Cuando tomen color, echamos los jugos de la carne, la nata, la manzanilla de Sanlúcar y un poco de sal. Dejaremos cocer un minuto. Batiremos con batidora y rectificaremos de sal y pimienta.

Ya está listo para comer. Es ideal para los niños y si sobra siempre pueden comerlo en bocadillo con lechuguita y tomate a rodajas. No falla, les encanta.

1 comentario:

  1. Te ha quedado con una pinta exquisita. Me quedo por tu cocina viendo más cosas. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar