martes, 19 de junio de 2012

COLIFLOR CON BECHAMEL

 

Receta sencilla y rica, donde las haya. Lo mas complejo realmente es hacer la bechamel, pero os voy a dar un truquito, para que sea más rápida y sencilla.


Para cuatro personas necesitamos:

Una coliflor mediana
Dos zanahorias
Un puerro
Una hoja de laurel
Una cucharada de mantequilla
Aceite
½ l leche
2 cucharadas de harina
Queso que funda
Queso rayado
Agua
Pimienta
Nuez moscada
Sal.

En una olla honda ponemos agua a calentar con un poco de sal y laurel. Mientras pelamos la zanahoria y limpiamos el puerro.


Preparamos la coliflor quitándole las hojas de la base. Cuando el agua rompa a hervir, echamos la zanahoria, el puerro y la coliflor y lo tenemos cociendo entre 15 y 20 minutos a fuego medio. A mi personalmente me gusta la coliflor al dente.


Mientras vamos preparando la bechamel. Metemos la leche a calentar sin dejar que hierva. En un cazo ponemos un chorrito de aceite y la mantequilla. Cuando ésta funda, le añadimos las 2 cucharadas de harinas y apartamos del fuego al principio, moviendo constantemente, cuando veamos que ha enfriado y no está tostando la harina lo ponemos a fuego lento. Este proceso de cocinar la harina con el aceite y la mantequilla puede durar 2 ó 3 minutos. Si la harina que cruda sabe la bechamel, pues a harina cruda.


Este es el momento de ir añadiendo la leche caliente poco a poco, junto con la sal, pimienta negra y la nuez moscada recién molida. La leche la vamos añadiendo lentamente y vamos moviendo con varilla sin parar. Aproximadamente las cantidades son exactas, pero dependiendo de la harina, de la leche si es desnatada, etc., todo puede variar.

El que la leche esté caliente evitará que salgan grumos. Si esto ocurriera, no te cortes, Batidora al canto y santas pascuas. 

Más o menos el tiempo de elaboración es de unos 15 minutos. Para esta receta a mi me gusta la bechamel ligerita, para que penetre por dentro de las flores de la coliflor.


El horno lo hemos puesto en gratín. Una vez que hemos cocido loa coliflor la sacamos de agua, el cual reservamos para otro día, que ya os diré en otra receta lo que hacer con él. Escurrimos la coliflor y la troceamos en racimos grandes. La colocamos en una fuente de horno y vertemos por encima la bechamel. Ahora añadimos el que que funda, mozzarella, emental, Gouda, etc. Y por encima el queso rayado y queda algo como esto:

 
 


Podemos añadir antes de la bechamel un sofrito de cebollita con pancetita a trocitos, o su versión ahumada, bacon. Como queráis. Yo la prefiero sin nada, coliflor y bechamel, pero para inicar a los niños....


 



Hoy, la verdad, es que los cuatro nos lo hemos pasado muy bien, ya que es una comida que nos encanta.

Un abrazo


3 comentarios:

  1. Indudablemente la coliflor para mi es una reina deliciosa porque admite muchas formas de hacerse y este plato al leerlo y verlo me ha hecho la boca agua. Inma

    ResponderEliminar
  2. ¡Mmmmm! Está para chuparse los dedos.Carmen.

    ResponderEliminar
  3. hola otra vez dando mi opinion particular me mandaras a hacer gargaras yo paso los ramitos por la bechamel los dejo enfriar y huevo despues pan rayado a freir y estan de lujo.

    ResponderEliminar