miércoles, 13 de marzo de 2013

MORCILLA DE ARROZ CON PURÉ DE MANZANA Y CEBOLLA CARAMELIZADA



Hoy más que un plato es un pincho o una tapa, que la verdad es que liga de maravilla con un vinito tinto mientras que llega la comida o la cena en buena compañía.

Personalmente me gusta bastante este tipo de morcilla, que puede legar a hacerse de mil maneras, y os recomiendo la de la población de Sotopalacios, creo que no me equivoco y además, ya no es como antes, ya las encontramos en cualquier gran superficie envasadas al vacío.


Necesitamos:

Una morcilla de arroz
Una cebolla grande
3 manzanas verdes
Una patata pequeña
Sal        
Pimienta recién molida
Una cucharada de mantequilla
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Bien, este plato es muy sencillo. Pelamos la patata. La patata la troceamos y ponemos a cocer a fuego lento en agua con sal. En unos 20 minutos estará lista. Por otra parte la manzana podemos  pelarla, trocearla y meterla en el microondas unos 5 minutos o quitarles el culo y meterlas al horno unos 20 minutos o bien al microondas durante 7 u 8, depende de la dureza de la misma, puede ser más o menos. En resumen lo que buscamos es obtener la manzana tierna para poderla pasar por el pasapurés, así que como cada una es de su padre y de su madre, las vamos poniendo en el micho de 2 en dos minutos, hasta que las veamos tiernas y si las hacemos al horno, pues nada, de vez en cuando a pinchamos y listo.

Una vez tenemos, de la manera decidida, la manzana tierna y la patata cocida, unimos todo y lo pasamos por el pasapurés, en caliente. Añadimos un poco de mantequilla y salpimentamos al gusto.


 Ahora en una sartén, en un par de cucharadas de aceite caliente, pero a fuego lento, ponemos la cebolla cortada en juliana, con un poquito de sal. La vamos a estar dorando durante al menos 15 minutos, a fuego lento, no olvidéis. Cuando empieza a cambiar de color, añadimos 2 cucharadas de azúcar, blanca o moreno y saltamos 5 minutos más.


En otra sartén, con una cucharada de aceite de oliva virgen extra, ponemos dorar la morcilla, a fuego medio, cortada en rodajas, como de un dedo de grueso y sin piel. No pasa nada, si se hace con cuidado no se desmoronan. Doramos unos 30 ó 40 segundos por cada lado, no más y retiramos.



En un plato colocamos en el fondo puré de manzana, sobre ésta cada porción de morcilla y al lado un poco de cebolla caramelizada. Esto está buenísimo. 



3 comentarios:

  1. Para disfrutar de lo lindo, qué maravilla. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  2. Riquisima combinación de sabores!!!

    ResponderEliminar
  3. alfhuevo.wordpress.com14 de marzo de 2013, 17:11

    Que fusión de sabores!!!!!me gusta la idea. Un saludiño

    ResponderEliminar