jueves, 27 de septiembre de 2012

ESTOFADO DE CHOCOS


Lo típico son las papas con choco, choco frito, a la plancha, albóndigas, pero un estofadito de chocos tiene su punto y si tienes niños ya ni te digo.


Para 4 personas necesitamos:

1 kg de tiras de choco
4 dientes de ajo
2 pimientos
2 cebolletas
2 tomates maduros
250 g de zanahorias
200 g de guisantes
1 copa de vino de Sanlúcar, no digo más
1 hoja de laurel
1 cucharadita de pimentón
4 cucharadas de aceite de oliva virgen
Azafrán
Sal
Pimienta negra recién molida 



Personalmente me gusta el choco más bien enterito. No soporto el choco blandorro, que lo metes en la boca y , ¡buagg!, esa textura blanda y lamiosa puede conmigo. Con las verduras me pasa igual, siempre al dente, y a todos niños en general. 

Bueno, cortamos los chocos como en dados de 2 cm. No los vamos a salar prácticamente, ya que el choco en tiras, y el choco limpio entero, generalmente viene conservado en salmuera (agua con sal) que permite mantener una temperatura por debajo de 0ºC sin congelar, y conserva mejor que el hielo por periodos cortos de tiempo. Bien, picamos los ajos, cebolleta y pimientos, como decimos los que sabemos de idiomas “en brunoise”, o sea, chiquitito. El tomate podemos rallarrlo en una mandolina o un rallador, para retirar el agua de la pulpa, es interesante. 

Ponemos a calentar el aceite a fuego medio con el laurel, iniciando el sofrito con los ajos. Cuando empiezan a dar olor ponemos la cebolla y un pellizco de sal, para eliminar el agua. A los dos minutos, + ó -, ponemos el pimiento y luego, una vez pochado éste, el tomate. Dejamos reducir el agua que ha quedado de este último y añadimos los chocos. Vamos a sofreír removiendo, añadimos pimentón, la pimienta negra, el azafrán y el vino, dejando rehogar tapado y removiendo de vez en cuando. También vamos a añadir el guisante y la zanahoria. Veremos como de repente aparece un montón de caldo, y es el jugo del choco. Mantenemos unos minutos y ponemos agua que lo cubra, únicamente. En 30 minutos aproximadamente el choco está al dente, y podemos dejar reducir la salsa hasta que nos guste la textura.


Podemos acompañarlo con unas patatas fritas. Una guarnición perfecta para este plato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario