jueves, 9 de agosto de 2012

PUNTILLITAS FRITAS


Las puntillitas fritas. Que buenas que están. ¿Cuántas veces hemos ido a un bar, las hemos pedido, y hemos jurado que nunca más lo repetiremos? Yo casi siempre. Personalmente nunca las pido, si soy yo el que pide. Te suelen poner un amasijo de harina blandorra, remojada en aceite de fritanga y en medio de esa masa apelmazada, aparecen los cuerpecitos de los Loligitos, cocidos en aceite frío. Una porquería. 

Pues bien, os voy a enseñar como se hacen y no hay fallo, siempre salen, y si no, pues id a la foto del final de la receta. 

½ k de puntillitas
Sal
Harina de freír pescado
Aceite de oliva para freír 

El día que hacemos puntillitas fritas, es el día que decidimos que al aceite le quedan un par de veces de uso, porque de ésta lo liquidamos. Cogemos las puntillitas y las metemos en agua para limpiarlas. Tras uos 5 ó 10 minutos escurrimos y añadimos sal. No dejamos que se sequen, solo le quitamos el exceso de agua y les dejamos la humedad suficiente como para que coja la harina y no la pierda.

Ponemos el aceite en una sartén amplia con un par de dedos de aceite. A fuego medio-fuerte. Pasamos las puntillitas por la harina de freír, y las movemos para que se enharinen en su medida justa. Las dejamos un minuto cubiertas por la harina y las vamos sacando quitando el exceso, palmeándolas y dejándolas en la encimera, separadas las unas de las otras.  

Usaremos para que no salpiquen una raqueta de malla, de estas que vende para evitar salpicaduras, es más limpio y seguro. 

Cuando el aceite esté caliente, sin humear, vamos añadiendo las puntillitas de una en una, sin llenar la sartén, para evitar que baje drásticamente la temperatura del aceite y se terminen cociendo, y que salgan apelmazadas. Ponemos la malla antisalpicaduras. Pasados 2 minutos, más o menos, las movemos, estarán casi a punto. Cuando tengan el color de la foto, las sacáis a un papel adsorbente. Poco a poco y sin prisa irán saliendo todas. No creáis que si se enfrían un poco se quedan blandorras. Que va. Salen estupendas.




Una vez que hemos terminado, colamos el aceite y lo guardamos en una botella para reciclarlo, o bien par hacer uno días más tarde jabón con los niños, pero eso será otro día. A disfrutar

1 comentario:

  1. Me suscita un fino y estas puntillitas uff Inma

    ResponderEliminar