lunes, 8 de abril de 2013

CABALLAS A LA CAZUELA


Que buenas que están las caballas, y ya estamos entrando en el tiempo en que más ricas están en mi tierra, Cádiz. Asadas con piriñaca, a la cazuela, con fideos, en adobo, mil formas y todas estupendas y que gran parte de ellas ya están incluidas en el blog, ero que iremos descubriendo e inventándonos más y más ya que es un pescado delicioso, barato y versátil, como el que más.



Necesitamos:

3 caballas fresquitas, con el ojo transparente, tiesas y con las agallas bien rojas.
2 cebollas
3 dientes de ajo
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
300 g de pulpa de tomate
1copa de manzanilla de Sanlúcar
Agua
Sal
1 hoja de laurel
Pimienta negra recién molida
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
1 ramillete de perejil

Le decimos al pescadero que nos saque los lomos de las caballas. Yo generalmente lo suelo hacer en casa, pero al pescadero no le importa hacerlo, un día os lo explico con fotos y esquemas para que os atreváis a hacerlo en casa con vuestras herramientas. Salpimentamos.


En una cazuela de barro (el que no tenga vitrocerámica o cualquier otro invento de los avernos, y el que lo tenga, pues que le vamos a hacer, en una ollita),  ponemos el aceite de oliva y la hoja de laurel pertinente. Cuando se caliente a fuego medio/lento, añadimos los ajos cortados en láminas. Cuando empiece a dar olor, empezamos, como siempre, añadiendo la cebollita con un poquito de sal. La cebollita junto con los pimientos estará cortado en juliana. Cuando empiece a ponerse transparente la cebollita, añadimos los pimientos y dejamos seguir friendo a fuego medio/lento. Una vez que los vemos, todos los ingredientes tiernos, añadimos el tomate y dejamos rehogar un par de minutos más.


Pondremos los filetes de caballa, sobre el sofrito, y rociaremos con una copa de manzanilla de Sanlúcar, y dos copas de agua, no más.


Añadiremos un ramillete de perejil atado con hilo de cocina y dejaremos tapado a fuego lento unos 10 ó 15 minutos, dejándolo reposar unos 3 ó 4 más.




Sacamos las verduras en el fondo, los filetes encima. Rociamos con un poquito del jugo generado y acompañamos con unas patatas fritas. Vuestros hijos, vuestras parejas y amigos, os aseguro que os lo agradecerá.


10 comentarios:

  1. La caballa es un pescado buenisimo y tu receta de -10-

    ResponderEliminar
  2. Tan solo las he comido en conserva..........pero vistas así tienen una pinta exquisita, el pescado me gusta mucho, así que miraré por la pescadería para hacer algo con ellas.
    Buena semana

    ResponderEliminar
  3. que rica! no suelo comer pescado pero la caballa es uno de los pocos pescados que me gustan! y en esta receta tiene una pinta estupenda;)

    ResponderEliminar
  4. Se ven muy, muy jugosas, a mi me encantan como tu las has dejado, en su punto, porque como quede seca no soy capaz de comérmelas, pero son exquisitas, me encanta el sabor tan especial que tienen y estas tuyas me comía varias.

    ResponderEliminar
  5. Ole la caballa, en Huelva,que es mi tierra, la comemos muchisimo pero nunca las he probado asi.un saludo y me quedo por tu cocina.

    ResponderEliminar
  6. COMO AGUA PARA CHOCOLATE -MYRIAM8 de abril de 2013, 16:42

    Hola juan luis. Un plato sano y buenisimo. :). Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. me encanta, que buenas y sanas son las caballas,tu receta buenisima!

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las caballas... sobre todo simplemente a la plancha y acompañadas de pimientos asados (pimentada se le dice en Huelva). Pero como bien dices la caballa se puede preparar de 1000 formas y todas erstán buenas, es un pescado la mar de agradecido. Me llevo tu receta, tiene una pinta estupenda.

    ResponderEliminar
  9. alfhuevo.wordpress.com9 de abril de 2013, 11:11

    Que buen y rico plato!!! El toque del perejil tiene que ser exquisito...me encanta ! Un besiño

    ResponderEliminar