lunes, 22 de abril de 2013

FILETES DE POLLO AL HORNO CON SALSA DE QUESO AZUL Y PIMIENTA VERDE


Hoy toca nombrecito largo, pero que le vamos a hacer, no se me da bien inventármelos. Es sencillo y si a tus niños les gusta el queso azul, es perfecto. Es rápido, fácil y suave de sabor, aunque podamos pensar lo contrario al principio.


Necesitamos:

3 medias pechugas de pollo en filetes.
3 cebollas cortadas en juliana
2 dientes de ajo fileteados
1 hoja de laurel
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta molida

 Para la salsa:

1 cebollita ó 2 chalotas
150 ml de nata
50 ml de leche
100 g de queso azul
8 granos de pimienta verde en vinagre
Sal
Pimienta negra molida
1 cucharadita de maicena

Comenzamos con el pollo. Vamos a sofreír a fuego lento las cebollas con un poco de sal, para que suden y suelten el líquido. Pondremos también una hojita de laurel.


Re moveremos de vez en cuando y cuando veamos que empieza a cambiar de color colocamos en el fondo de la placa de horno.


Mientras pondremos el horno a calentar a 170ºC por arriba y abajo. Cuando tenemos la cebolla extendida, colocamos encima los filetes de pollo, con un poco de sal y pimienta, y le ponemos un chorrito de aceite por encima y si queremos un poco de manzanilla de Sanlúcar.


Metemos en el horno y dejamos como unos 8 ó 10 minutos, hasta que empiezan a ponerse blancos, eso significa que están empezando a hacerse.

Mientras rehogamos en un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra la cebollita cortada en daditos (brunoise), con un poco de sal para que sude. Cuando pasan 5 ó 6 minutos añadimos la nata, y las pimientas verdes. Salpimentamos y dejamos cocer 1 minuto no más. Añadimos la leche con la maicena disuelta y vertemos sobre la salsa. Ponemos ½ minuto y vertemos en un vaso de batidora con el queso azul y le pasamos la batidora. Podemos volver a calentar otros 30 s. Rectificamos de sal y pimienta y listo. Si nos queda muy líquido, añadimos más un poco más de maicena.


Sacamos los filetes, como hemos dicho, cuando estén blanquitos y napamos con la salsa por encima. Metemos en el horno 3 ó 4 minutos más y listo.


Con unas patatas fritas es un plato estupendo y rápido de hacer.


12 comentarios:

  1. Vaya receta tan rica, aunque no soy nada de queso azul,pero con otro queso seguro que está de miedo, y al horno, que me encanta usarlo todo lo que puedo. Un beso, que pases una buena semana

    ResponderEliminar
  2. que ricos! a mi madre la encanta el queso azul! probaré tu receta :)

    ResponderEliminar
  3. Qué comida más casera y más buena!! :)

    ResponderEliminar
  4. Me gusta el pollo el queso azul y toda clase de pimienta. Que estupenda receta debe estar riquísima

    ResponderEliminar
  5. que bueno tiene que estar.. me la apunto.. besitoss

    ResponderEliminar
  6. estaran buenisimo, me gusta la salsa con queso azul, te ha quedado de rechupete!
    Silvia

    ResponderEliminar
  7. Le añadimos la salsa y restamos calorías con el horno, así que compensamos. Además es una de las salsa mas sabrosas para ponerle a la carne, tanto de ternera como de pollo. En mi casa tendrías un sobresaliente.
    Buena semana

    ResponderEliminar
  8. Una receta completa, un plato riquísimo!
    Me gusta todo lo que lleva.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Que buenos, mi debilidad son los quesos..y el queso azul me encanta! Que rica forma de darle un toque diferente a unas pechugas! ! Besiños

    ResponderEliminar
  10. A mi el queso azul no me gusta mucho,pero este plato tiene una pinta estupenda, seguro que lo probare.
    Un Saludo!.

    ResponderEliminar
  11. Pues al horno tienen que estar sanisimos, pero esa salsa, una perdicción, me encanta, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  12. ¡Espectacular! Y además si alguien no le gusta el queso azul, con variar a un Idiazabal u otro queso, pues oye, creo que tb resultaría...

    ResponderEliminar