viernes, 28 de diciembre de 2012

COLIFLOR SALTEADA


Es un plato perfecto para estos días post-comilonas y para ayudar a desengrasar nuestros organismos y para prepararnos para lo que se nos avecina dentro de tres días. A mi personalmente me parece un plato riquísimo y sencillo, que como no, me recuerda profundamente  mi infancia, cuando vivía mi madre, la mejor cocinera del mundo.


Necesitaremos: 

Una coliflor mediana.
2 hojas de laurel
3 dientes de ajo
1 cebolla
Pimienta recién molida
Sal
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Ponemos en una olla agua a hervir. Cuando comience, ponemos la coliflor y la dejamos unos 10 minutos desde que empieza a hervir el agua. Me gusta que quede al dente, bastante más que blandita.

 

Pasado este tiempo la sacamos del agua y la escurrimos. El caldo de cocer la coliflor lo guardamos y lo congelamos, ya que sirve para cualquier caldo de verduras o de pollo o para cualquier caldo para un arroz, etc. 

La coliflor la picamos, sin ningún rigor. Le damos unos cortes para poderla saltear, pero, no pequeñitos, sino como aparece en la foto.

 

Ponemos en una sartén grande el aceite con el laurel y los dientes de ajo a fuego medio.

Cuando el ajo empiece a oler añadimos la cebolla picadita en daditos pequeños (brunoise).

Dejamos rehogar con un poco de sal para que sude. Cuando empiece a ponerse transparente, añadimos la coliflor, salpimentamos y rehogamos a fuego fuerte unos minutos. Y listo.


 Acompañado de unos huevos fritos, este plato es perfecto.

2 comentarios:

  1. hola que rico. te escribo desde una tablet de pruebas en MediaMarkt

    ResponderEliminar
  2. jajajaja, me rio y muy a gusto, porque este rica comida es la que he hecho hoy en casa.

    ResponderEliminar