martes, 11 de diciembre de 2012

PIZZA MARINERA CASERA

En  mi opinión, no es tan importante el relleno de la pizza, como la base de la misma. A poco bueno que estos estén la pizza estará buena, pero si la masa es mala, puedes poner los mejores ingredientes del mundo, que será un desastre. Por otra parte es una cena perfecta para preparar con los niños..


Necesitaremos:

Para la masa:

200 g de harina de fuerza.
25 ml de aceite de oliva virgen extra, vamos, un chorrito
100 -125 ml de agua templada
1 cucharadita de sal
15 g de levadura fresca. La podremos encontrar, junto a las mantequillas en los supermercados Valencianos, donde el personal viste de verde. Es media pastilla de levadura.
Orégano.

Para el relleno:

Tomate triturado
Mozzarella
½  lata de atún
15 gambitas arroceras. De las baratitas, no os compliquéis, pero sin pelar.
Sal
Pimienta negra molida
1 pimiento verde
2 dientes de ajo
Orégano
Un chorrito fino de aceite de oliva virgen extra.

A mi personalmente me gustan las masas finas y crujientes y los rellenos moderados. No soporto las pizzas de bocadillo y con relleno que se desparrama por todos lados y que cuesta hasta dar un bocado. A veces se pone tanto que la masa no termina de hornear, por la cantidad de materia que lleva encima y que aporta un exceso de agua a la masa. Finita y con el relleno justo, se disfruta más, y en vez de hacer una, si quieres, haces dos diferentes.

Al menos una hora antes de encender el horno cogemos la harina, le añadimos la levadura y la desmenuzamos con las manos, junto con ésta, frotándola y deshaciendo los grumos. Ahora, ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y con cuchara de palo, lo vamos mezclando con la harina. Pondremos la sal y un poco de orégano. Poco a poco iremos añadiendo el agua templada y mezclaremos. Cuando la harina haya absorbido el agua, pasaremos a la encimera con un poco de harina y amasaremos durante 10 ó 15 minutos. La cantidad de agua depende mucho del tipo de harina, por eso la añadimos poco a poco. Puede que sea un poco más que en la receta o un poco menos, pero como idea de cantidad de agua es buena. La masa ha de ser firme pero suave.


Tapamos con un trapo y dejamos reposar, hasta que doble el volumen. En una hora estará listo. El agua ha de ser templada, si está muy caliente matamos la levadura y no sube.

Pasado este tiempo, la masa está lista para estirar y comenzar la pizza.


Dejamos una placa de mas como del canto de una moneda de 1 €, como dos milímetros, pero con el borde un poco más grueso que el centro. Esto facilitará retener el queso cuando funda y que no se salga de la base.

Aplicamos tomate triturado y lo salpimentamos.


Ponemos el queso mozzarella


Colocamos los pimientos cortados a daditos. Pelamos y añadimos las gambas y el atún desmenuzado. El ajo lo vamos a tener muy picadito, y lo pondremos por encima de todo. Pimienta molida y orégano y un chorrito fino de aceite de oliva virgen extra.


El horno lo tendremos precalentado a 180-200 ºC, por abajo y meteremos la pizza. Unos 14 minutos, hasta que veamos que los bordes empiezan a tomar un color dorado precioso. Listo para comer. Cuidado que el queso quema un montón. .


Salud y buenos alimentos, como decía mi querido Rosendo Mercado

No hay comentarios:

Publicar un comentario