Ir al contenido principal

CODILLO DE CERDO AL HORNO

Hace un par de semanas, viendo la tele con Antonio, vimos un cocinero (bastante extravagante, pero tremendamente original y efectista), practicar una receta de pollo al horno, con una técnica en contra de toda lógica: Al horno a fuego muy, muy lento. Siempre se ha dicho que para hacer una carne al horno antes hay que sellarla para que no pierda los jugos, etc. Pues creo que ese mito queda roto, y que ha de aplicarse solo a piezas de carne que estén cortadas y los músculos no estén sellados, porque para el resto, podréis apreciar en esta receta que no es así. Eso si, dale tiempo al horno, porque se tarda un montón.


Necesitamos:

2 codillos de cerdo
1 cebolla
4 dientes de ajo
1 hoja de laurel
2 clavos
1 copa de manzanilla de Sanlúcar
1 copa de brandy de Jerez
1 chorrito de nata
Agua, según vaya pidiendo
Zumo de ½ limón
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
½ cucharadita de comino
1 cucharada de orégano
Sal y pimienta negra molida al gusto

En apariencia todo es normal. Bien, pues desde ahora todo empieza a cambiar. El codillo suele ser una pieza de carne que no suele tener cortes en los músculos y que cada paquete muscular está entero, por lo tanto si lo metemos en remojo, no va a perder ni sangre, ni jugos, ni grasa.  Pues eso vamos a hacer, lo vamos a meter en agua fría con un poco de sal durante al menos 8 ó 10 horas, al menos.  Que lo cubra al completo. Va a tonificar la carne e hidratarla, aún más.

Pasado este tiempo, sacamos y secamos. Ponemos la sal, pimienta, comino y orégano por encima. Por todos lados, que quede bien disperso.


En la bandeja de horno vamos a colocar los ajos un poco de aceite de oliva virgen extra, la canela, los clavos, la cebolla cortada en cuarto, el laurel, el vino, el brandy y el zumo de limón, con ½  vaso de agua. Ponemos el codillo en la bandeja y lo metemos al horno a 90ºC, si lo que oís, a 90ºC, y durante 3 horas. NO hay prisa, “La prisa mata”, y al horno más todavía. De hora en hora lo iremos volteando. Si vemos que va necesitando agua, pues añadimos a poquitos.


Pasado este tiempo, la carne estará hecha pero dura como un leño. No hay problema, es que no hemos terminado. Ahora subiremos la temperatura a 130-140ºC y lo tendremos unas 2 horas más, volteando de dos en dos horas. Iremos agregando agua según veamos que necesita, pero a poquitas cantidades, el codillo ha de hacerse al horno y no guisado.

El punto de sacarlo es cuando vemos que la carne empieza a despegarse del hueso. Entonces, para fuera.


La magia empieza aquí. Cinco horas de horno para un codillo, “inaudito, que tontería, que pérdida de tiempo, …..” ¡Que sí!, que lo que tu digas, pero mira la foto del despiece del codillo. Todas esas gotas que aparecen en la carne, no es más que grasa y su propio jugo. Impresionante, nunca comerás carne más jugosa, tierna, pero más tersa, que se deshace al masticar, pero que está totalmente entera.


Para la salsa, tomaremos el jugo de la bandeja, con los ajos y la cebolla horneada y un chorrito de nata. Lo batiremos y la suavidad está asegurada.


Lo acompañamos con unas patatas cocidas, y salteadas en aceite de oliva con una cebollita picada. Es increíble.


En el plato, ponemos en la base la salsa. Sobre ésta la carne y al lado las patatas. Plato perfecto.


Comentarios

  1. Tiene un aspecto deliciosos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  2. Sí, yo también vi ese programa donde ese famosísimo cocinero se tiraba qué sé yo cuánto tiempo cocinando un pollo asado y la verdad es que me llamó la atención precisamente por ser un pollo. No sé , con un codillo me pega más. Desde luego el tuyo ha queado espectacular en apariencia y por supuesto dan ganas de hacer la receta. Me la anoto.
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo que cautivó, fue la imagen del polo cuando lo cortó y se veían los jugos. Entonces decidí que tenía que hacerlo con carnes más prietas, y ya te digo si funciona.

      Eliminar
  3. ¡¡¡ Qué pinta tiene este asado tan riquisima !!!! me encanta...

    ResponderEliminar
  4. Tienen muy buena pinta, a mí me encanta el codillo, aunque de momento solo he hecho 2 recetas con él, a ver si me animo y hago también la tuya :).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

RECETA PARA COCER BOCAS

Siendo de San Fernando (La Isla de León) y criado en Cádiz, y Cadista hasta las trancas, no me queda más remedio que ser un aficionado a los Cangrejos, las Cañaillas, los Camarones, las Bocas, etc., cocidas, y por tanto os voy a enseñar unos truquillos para aprender a hacerlos. 1 kg de bocas (ojala fueran de la isla) congeladas que están muy apañaditas 3 litros de agua Sal Una hoja de Laurel 1 copa de la Omnipresente Manzanilla de Sanlúcar en todos mis platos. Agua con hielo   Lo primero es colocar un barreño con agua fría con hielo. Ha de estar muy fría. Es para sacar de la cocción el marisco, romper la misma y con el contraste ce temperatura que las cáscaras se despeguen de la carne del marisco. Colocamos en una olla unos 3 litros de agua y vamos a ponerla a fuego muy fuerte. Cuando va calentando vamos añadiendo sal abundante, y vamos removiendo con una varilla o con una cuchara de palo, para ir disolviéndola. Pensad que lo que tenemos que conseguir es ap

CENA PARA DOS: REJOS DE POTÓN A LA GALLEGA Y BARQUILLOS DE PEPINO CON GAMBAS MACERADAS EN LIMA

Bueno, pues tenemos una nueva entrega de la Cena para Dos. Hoy vamos a presentar unos rejos de potón a la gallega, como sustituto del pulpo. Obviamente el pulpo, tiene más textura y más sabor, pero hay que reconocer que si se trabaja con un poco de cariño queda muy bien. Los barquillos son perfectos para aquellos que nos gusta la textura del pescado y mariscos crudos o macerados en lima. Están   estupendos. Necesitamos: Para 4 barquillos : ½ pepino 6 tomates Sherry Guindilla en vinagre 12 gambas 1 lima Sal Pimienta negra Aceite de oliva Para los Rejos: ½ Kg. De rejos de potón 1 cebolla 4 patatas Sal Pimentón dulce Pimentón picante Aceite de oliva virgen extra Vamos a empezar por los barquillos de pepino. Antes que nada, pelamos las gambas y las ponemos a macerar en jugo de lima con un poco de pimienta, no más de 10 minutos, porque se cuecen. Mejor la lima que el limón, ya que esta es más aromática. La lima la encontráis fácilmente

MANTECA COLORÁ

Dedicada a mi Padre, mi Madre, La Canuta, Enrique, mis Hermanos, a Paco Páez, a ....., en resumen a todos los que están y a los que se han ido, que han disfrutado y disfrutan de los placeres de mi Cádiz. Necesitamos: 500 gr de panceta fresca 500 gr de manteca de cerdo ibérico 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, para que no se queme la manteca 300 ml de agua 2 cucharadas de sal 3 cucharaditas de comino molido 4 cucharadas de pimentón de la Vera 1 cucharada de orégano 2 hojas de laurel 1 cabeza de ajos pequeña La proporción es aproximadamente la misma cantidad de manteca que de carne, para que se fría y no se cueza, y podamos aprovechar el chicharrón. Ponemos en un perol amplio el aceite con la manteca a fuego lento, durante toda la receta, a fuego lento, y añadimos  los trozos de carne y los dientes de ajo enteros. El tamaño de la carne es de unos 2 ó 3 cm por 2 ó 3 cm . Iremos removiendo de vez en cuando y dejaremos en este proc