viernes, 15 de febrero de 2013

CENA PARA DOS: REJOS DE POTÓN A LA GALLEGA Y BARQUILLOS DE PEPINO CON GAMBAS MACERADAS EN LIMA


Bueno, pues tenemos una nueva entrega de la Cena para Dos. Hoy vamos a presentar unos rejos de potón a la gallega, como sustituto del pulpo. Obviamente el pulpo, tiene más textura y más sabor, pero hay que reconocer que si se trabaja con un poco de cariño queda muy bien. Los barquillos son perfectos para aquellos que nos gusta la textura del pescado y mariscos crudos o macerados en lima. Están  estupendos.


Necesitamos:

Para 4 barquillos :

½ pepino
6 tomates Sherry
Guindilla en vinagre
12 gambas
1 lima
Sal
Pimienta negra
Aceite de oliva

Para los Rejos:

½ Kg. De rejos de potón
1 cebolla
4 patatas
Sal
Pimentón dulce
Pimentón picante
Aceite de oliva virgen extra

Vamos a empezar por los barquillos de pepino. Antes que nada, pelamos las gambas y las ponemos a macerar en jugo de lima con un poco de pimienta, no más de 10 minutos, porque se cuecen. Mejor la lima que el limón, ya que esta es más aromática. La lima la encontráis fácilmente en la frutería de los supermercados valencianos, en los que el personal viste de verde.

Pasados los 10 minutos, si las dejáis 5 mejor, retiráis el limón. Tomamos el pepino y lo pelamos y cortamos a la mitad. De la mitad con la que vamos a trabajar hacemos cuatro barquillas longitudinales. Si el pepino es grande podemos hacer cuatro lonchas cejadas. Tranquilos la foto lo aclara todo. Ponemos los sherrys cortados en cuartos. Picamos en rodajitas muy finas la guindilla, y colocamos según gusto.  Encima de la verdura ponemos las gambas y añadimos un poco de pimienta recién molida y unas gotitas de aceite de oliva. Y de verdad que está buenísimo. Si queréis podéis añadir unos granos de sal gruesa.



Para los rejos, ponemos las patatas a fuego lento a cocer en agua con sal abundante y una hoja de laurel. Como unos 45 minutos, según patata. Pasado este tiempo y en caliente, las pasamos por un chorro de agua fría para eliminar la  piel con más facilidad. Solo un chorro. Pelamos y cortamos a rodajas.



Los rejos los metemos en agua hirviendo, según los pulpeiros, los asustamos tres veces, o sea, los metemos y sacamos tres veces del agua caliente y finalmente se meten a cocer con una cebolla entera que ayudará a ablandar la carne.



Estará entre 35 y 45 minutos, según os guste. Yo lo prefiero más al dente que blandito, esto depende de cada uno.

Lo sacamos y los cortamos en rodajas como de 3 ó 4 mm y los colocamos sobre las rodajas de patata. Añadimos sal gruesa por encima. EN un colador ponemos una cucharada de pimentón dulce y ¼ de picante. Con la ayuda de una cucharilla rascamos el colador y así vamos espolvoreando el pimentón por encima de los Rejos. Finalmente añadimos un chorro de Aceite De oliva virgen extra y listo. Un plato muy aparente.


 Espero que os sirva para pasar una noche agradable, con un buen vino y una buena compañía.







5 comentarios:

  1. Yo los rejos los preparo muchas veces, a mi me gustan, mi marido dice que como el pulpo nada....los hago así a la gallega yo creo que se les da el punto mas fácil que al pulpo. Y los barquitos me parece un entrante muy rico y fresco.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  2. Yo los rejos casi cada fin de semana caen en mi casa, me encanta...besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  3. alfhuevo.wordpress.com17 de febrero de 2013, 13:14

    Como gallega que soy tengo que decir que el pulpo es un plato exquisito y de mojar pan.Te ha quedado perfecto, y los entrantes geniales. Un saludiño

    ResponderEliminar
  4. Mmm, q pinta más buena,tienen esos rejos.. y me parece una gran idea acompañarlos con los entrantes de pepino.Un saludo.

    ResponderEliminar