jueves, 9 de mayo de 2013

JUREL A LA PLANCHA CON PIRIÑACA


El Jurel, es uno de estos pescados maravillosos, desconocidos por la mayoría e infrautilizado. Se puede hacer de mil formas, pero hay una que me encanta y es la que os ofrezco en esta receta. Es la versión jurel de las Caballas a la plancha, tan Gaditanas y tan consumidas en mi casa, como no podría ser de otra manera.


Necesitamos:

4 Jureles grandes para asar
Harina de freír
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Vinagre
2 tomates grandes
2 pimientos verdes
1 cebolleta

Es sencillo y más rápido de lo que podáis pensar. ¡OJO! Es a la plancha no a la espalda. Sin ánimo de ofender, el pescado a la espalda es la forma más fácil de hacerlo, pero la que más lo seca y la más cobarde de enfrentarse a una pieza de pescado.

Vamos a abrirle la tripa al Jurel y se las vamos a retirar. Tras ellas, pegada a espina central, hay una telilla negra, tras la que se almacena gran cantidad de agolpada. Hay que retirarla y bajo e grifo eliminar la sangre con el dedo y limpiamos por dentro, escurrimos y ponemos sal por ambos lados. Dejamos reservados mientras preparamos la piriñaca.


Quitamos el rabo de los pimientos y el culo del tomate. Despojamos la cebolleta de sus ropas y al grano. El pimiento lo cortamos en tiras finas y estas en brunoise, pequeñito, en taquitos.


Lo mismo hacemos con el tomate. Rodajas finitas, tiras y daditos. Y la cebolleta, la cortamos por la mitad longitudinalmente. Cada mitad en juliana sin llegar al fina, que queden unidas por el culo. Si es muy redonda, damos un corte transversal y luego a daditos.


Mezclamos todo y aliñamos con sal, vinagre y aceite de oliva virgen extra. La proporción es tres de aceite por cada una de vinagre pero eso es al gusto.


Calentamos una plancha de hierro, nada de sartenes, cuanto más gruesa mejor y la ponemos a fuego fuerte, con aceite de oliva, como cuatro cucharadas.

El pescado lo pasamos por harina de freír para proteger la piel y lo palmeamos para eliminar el sobrante.


Cuando la plancha está lista ponemos los jureles y bajamos fuego y lo ponemos medio-fuerte. Dependiendo de lo gruesos que sean, 3 ó 4 minutos, estos fueron 4.


 Los volteamos y otros 3 ó 4 minutos. Quedan en su punto, jugosos y deliciosos, con toda su grasita, que bueno.


Servimos en un plato acompañado de la piriñaca y rociamos con un poco de la vinagreta por encima. Esto es Cádiz en estado puro. Un saludo


9 comentarios:

  1. Me encantan los pescados con verduras frescas... yo lo hago al horno, pero será lo mismo... riquísimo!

    ResponderEliminar
  2. Ole y ole!!Viva Cadíz, esto tiene una pinta estupenda y además bien sano, una receta sencilla y deliciosa:-)

    ResponderEliminar
  3. que facil y que bien te quedo no sabia lo de la piriñaca. pero te copio la receta. bstos.

    ResponderEliminar
  4. Se nota que ya está aquí el buen tiempo con cómidas fresquistas , me encanta el pescado ahora mismo me lo comería

    ResponderEliminar
  5. Me has dado una buenisima idea para preparar los jureles!! Yo siempre tengo el congelador lleno por que mi marido es aficionado a la pesca y aqui se pescan un monton, los suelo preparar al horno pero me llevo tu receta para probarlos asi!

    ResponderEliminar
  6. No conocia la piriñaca,me ha encantado, me lo llevo a mis platos de pescado, genial!
    feliz finde!

    silvia
    chup-chup-chup.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Lo estoy preparando ahora y ya lo estoy disfrutando. Una Cruzcampo helada es el acompañamiento perfecto. Esto y buena compañía, por supuesto

    ResponderEliminar
  8. Lo estoy preparando ahora y ya lo estoy disfrutando. Una Cruzcampo helada es el acompañamiento perfecto. Esto y buena compañía, por supuesto

    ResponderEliminar