Ir al contenido principal

MEJILLONES EN ESCABECHE



Cuando lo probéis y veáis lo sencillo que es, creo que pasaréis de comprar latas de este maravilloso aperitivo.


Vamos a necesitar:
1 kg de mejillones
½  vaso pequeño de aceite de oliva
1 vaso pequeño de vino blanco
1 vaso pequeño de vinagre blanco
vasos pequeños del caldo de los mejillones
3 dientes de ajos machacados
1 clavo
2 hojas de laurel
1 cucharada de pimentón
Pimienta negra molida
Sal
Agua

Antes que nada hay que lavar bien los mejillones. Para que ellos mismos suelten la basurilla que llevan dentro y encima, los ponemos en agua con mucha sal durante al menos 2 horas. Si tienen muchos restos en las conchas los raspamos un poquito.


Ponemos en una olla 1 dedo de agua con una hoja de laurel. Cuando empiece a hervir ponemos los mejillones y los tapamos. Una vez rompa a hervir nuevamente y pasados un par de minutos comienzan a abrirse, es el momento de irlos apartando uno a uno. Si pasados unos 5 minutos queda alguno cerrado, lo desechamos.

 

El caldo de cocer los mejillones lo colamos y metemos en el frigorífico o lo congelamos, para cualquier receta que necesitemos un caldo de pescado o de marisco, aunque en este caso vamos a usar parte de él.


Abrimos los mejillones, desechando la cáscara y le quitamos las barbas que puedan quedarles al bicho, colocándolos en un bol. 

Por otra parte, en un cazo colocamos el aceite, el clavo y el laurel,  y sofreímos los ajos machacados, y cuando empiecen a dar olor a ajos frititos, sin que se quemen, apartamos y ponemos el pimentón. Removemos y ponemos nuevamente al fuego añadiendo el resto de los ingredientes, el vino, el caldo de los mejillones y el vinagre . Cocemos escasamente 5 ó 10 minutos. Dejamos templar y eliminamos las sustancias sólidas dejando solo la salsa. En este momento vertemos sobre los mejillones, tapamos y los dejamos reposar hasta el día siguiente en la nevera.


Con una cervecita fresquita y un buen pan para mojar, están de muerte.
Un abrazo








Comentarios

  1. Haces que parezca todo muy sencillo. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva, encantada de conocerte. Parece que Victoria, por alguna extraña razón nos ha nombrado a tí y ami moderadoras de su grupo, jijijiji lo cual me halaga y me inquieta a la vez.
    Me lo tomaré con humor, como todo en la vida!
    De momento he pensado en hacerme seguidora de tu blog e invitarte al mio.
    Por cierto voy a probar estos mejillones, el año pasado hice unos con cebolla que no me acabaron de convencer!
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, pues yo no soy Eva, sino, Juan Luís, o más conocido como Moli y personalmente estoy contento de que e quedes por aquí. Gracias

      Eliminar
    2. Vaya Juan Luis no se por qué si aprieto a Eva me sales tú. No conozco tú blog, solo había visto que tienes estos mejillones que como te he dicho los probaré.
      Está muy bien que te pongas contento cuando haces un miembro más pero deberías ser agradecido e ir a visitarlo a su blog y como mínimo darle las gracias y no esperar a que el seguidor vuelva por aquí buscando tu respuesta.
      Te lo digo como consejito, tampoco veo que estes cargado de faena y tengas cientos de comentarios a los que no puedas seguirle la pista.
      Me quedé como seguidora por error, pero te voy a dar una oportunidad, después decidiré si me interesa seguirte o me voy a buscar a quien vien buscando.
      Un besito y feliz Navidad!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CENA PARA DOS: REJOS DE POTÓN A LA GALLEGA Y BARQUILLOS DE PEPINO CON GAMBAS MACERADAS EN LIMA

Bueno, pues tenemos una nueva entrega de la Cena para Dos. Hoy vamos a presentar unos rejos de potón a la gallega, como sustituto del pulpo. Obviamente el pulpo, tiene más textura y más sabor, pero hay que reconocer que si se trabaja con un poco de cariño queda muy bien. Los barquillos son perfectos para aquellos que nos gusta la textura del pescado y mariscos crudos o macerados en lima. Están   estupendos. Necesitamos: Para 4 barquillos : ½ pepino 6 tomates Sherry Guindilla en vinagre 12 gambas 1 lima Sal Pimienta negra Aceite de oliva Para los Rejos: ½ Kg. De rejos de potón 1 cebolla 4 patatas Sal Pimentón dulce Pimentón picante Aceite de oliva virgen extra Vamos a empezar por los barquillos de pepino. Antes que nada, pelamos las gambas y las ponemos a macerar en jugo de lima con un poco de pimienta, no más de 10 minutos, porque se cuecen. Mejor la lima que el limón, ya que esta es más aromática. La lima la encontráis fácilmente

RECETA PARA COCER BOCAS

Siendo de San Fernando (La Isla de León) y criado en Cádiz, y Cadista hasta las trancas, no me queda más remedio que ser un aficionado a los Cangrejos, las Cañaillas, los Camarones, las Bocas, etc., cocidas, y por tanto os voy a enseñar unos truquillos para aprender a hacerlos. 1 kg de bocas (ojala fueran de la isla) congeladas que están muy apañaditas 3 litros de agua Sal Una hoja de Laurel 1 copa de la Omnipresente Manzanilla de Sanlúcar en todos mis platos. Agua con hielo   Lo primero es colocar un barreño con agua fría con hielo. Ha de estar muy fría. Es para sacar de la cocción el marisco, romper la misma y con el contraste ce temperatura que las cáscaras se despeguen de la carne del marisco. Colocamos en una olla unos 3 litros de agua y vamos a ponerla a fuego muy fuerte. Cuando va calentando vamos añadiendo sal abundante, y vamos removiendo con una varilla o con una cuchara de palo, para ir disolviéndola. Pensad que lo que tenemos que conseguir es ap

MANTECA COLORÁ

Dedicada a mi Padre, mi Madre, La Canuta, Enrique, mis Hermanos, a Paco Páez, a ....., en resumen a todos los que están y a los que se han ido, que han disfrutado y disfrutan de los placeres de mi Cádiz. Necesitamos: 500 gr de panceta fresca 500 gr de manteca de cerdo ibérico 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, para que no se queme la manteca 300 ml de agua 2 cucharadas de sal 3 cucharaditas de comino molido 4 cucharadas de pimentón de la Vera 1 cucharada de orégano 2 hojas de laurel 1 cabeza de ajos pequeña La proporción es aproximadamente la misma cantidad de manteca que de carne, para que se fría y no se cueza, y podamos aprovechar el chicharrón. Ponemos en un perol amplio el aceite con la manteca a fuego lento, durante toda la receta, a fuego lento, y añadimos  los trozos de carne y los dientes de ajo enteros. El tamaño de la carne es de unos 2 ó 3 cm por 2 ó 3 cm . Iremos removiendo de vez en cuando y dejaremos en este proc