miércoles, 25 de julio de 2012

PAPAS CON CHOCO


Anduve mucho tiempo buscando el sabor de las papas con choco que hacía mi madre, y lo encontré. Un plato delicioso al que prefiero no hacerle ningún cambio, ni actualizarlo, ni chorradas que nos inventamos algunas veces cuando nos aburren las recetas. A mí esta no me aburre en absoluto.

Al lío. Necesitamos:

1 choco entero (normalmente vienen ya sin piel)
6 patatas
4 dientes de ajo
2 cebolletas medianas
1 pimiento
1 tomate maduro
1 copa de manzanilla de Sanlúcar.
Azafrán
Orégano
Pimienta molida
Sal
Una puntita de pimentón dulce
Agua
Aceite de oliva
1 hoja de laurel


Cogemos el choco y lo cortamos a tiras, o a dados grandes. Pelamos el ajo y el tomate. El ajo lo cortamos en láminas finas y el tomate lo rayamos o bien lo cortamos menudito.

Con el pimiento y la cebolleta hacemos lo mismo, cortamos muy menudito.

Las patatas las pelamos y en el momento de cortarla a gajos, no llegamos con el cuchillo hasta el  final y lo arrancamos, para que de ahí se desliguen los trocitos de patata y engorden el caldo.

Como es tradición en mí no vamos a usar olla Express, sino que el choco se cocerá en un a olla normal.

Empezamos rehogando el ajo en una olla con aceite de oliva y la hoja de laurel, cuando empieza a oler añadimos la cebolleta. El aceite como siempre, caliente pero a fuego medio, Añadimos un poquito de sal a la verdura durante el rehogado, para que vaya soltando el agua. Cuando veamos que la cebolla empieza a ponerse tierna añadimos el pimiento, y pasados 2 ó 3 minuto el tomate. Salpimentamos y añadimos el orégano, dejando rehogar hasta que el sofrito no tenga agua, momento en el que añadimos los chocos cortados y los sazonamos un poco. Rehogamos hasta que quede poco del jugo que estos sueltan y entonces añadimos la puntita de pimentón, o sea, la punta de un cuchillo de postre. Removemos y añadimos el vino. Pasados 1 ó 2 minutos añadimos agua que los cubra y un poco más y dejamos cocer unos 30-40 minutos. La idea es que el choco esté tierno pero crujiente y no lamioso.

Pasado este tiempo añadimos las patatas y el azafrán y ponemos la potencia a fuego lento, no hay prisa. Si es necesario añadimos un poquito mas de agua, rectificamos de sal y dejamos cocer unos 20 minutos a partir de empezar a hervir. Recordad, a fuego lento, para que la patata no se deshaga pero quede tierna y suelte las mijitas del corte “sucio” que les hemos hecho. El caldo, si la patata es buena, nos quedará un poquito ligado y el sabor y el olor que quedará en la cocina será maravilloso.




Os recomiendo que mientras se hace el guiso os toméis también una copita de manzanilla, y los que no beban alcohol, pues lo que les apetezca, una zarza parrilla o algún similar.

Beso a todos



10 comentarios:

  1. MOLI!!!!!!! Estoy poniendo en practica las papas con choco de tu recetario, a ver que tal me salen , guapeton ...seguro que están de muerte de tan buen cocinero. un besito cocinillas

    ResponderEliminar
  2. Juan Luis, muchísimas gracias por la receta. Fue todo un éxito en casa! Riquísimas!

    ResponderEliminar
  3. A ver cómo me quedan...esto huele q alimenta!!

    ResponderEliminar
  4. No lleva este plato almendra molida?

    ResponderEliminar
  5. voy a hacerlas mañana haber k tal me quedan

    ResponderEliminar
  6. He leido en otro post una receta que decía o se le echa azafrán y vino ó pimentón y orégano. .....no todo. ....porque? ???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se, hay quien también le pone comino. Cada casa es un mundo. Gracias por venir por aquí

      Eliminar