lunes, 29 de octubre de 2012

SALCHICHAS CASERAS

Hace un par de meses nos atrevimos con la receta de los chorizos caseros. Con la ayuda del paladar, algunos carniceros del pueblo y de mi máquina rústica de picar carne, lo hicimos. Pues, este fin de semana nos hemos atrevido con las salchichas carniceras caseras. Hay un bar en Cortegana, El Nogal, que tienen unas salchichas blancas caseras con un aroma de anís verde que son deliciosas, y en ellas me he basado para hacer esta receta. Espero que os atreváis.



1 k de carne de cerdo magra picada
125 g de tocino de cerdo, si es ibérico, mejor
3 dientes de ajo
1 cebolleta
½ cucharadita de comino
½ cucharadita de tomillo
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de anís verde
2 clavos
Un poco de perejil
Pimienta
Sal
3 ó 4 hojitas de romero
Tripa de ternera salada
   
La tripa de ternera la metemos en remojo, 10 ó 15 minutos, en agua fría. Metemos un extremo de la tripa por el grifo y abrimos suavemente el caudal de agua, para abrir y despegar la tripa. Una vez despegada entera escurrimos con las manos el exceso de agua.


Una vez que tenemos la carne picada, pasamos por la máquina de picar carne, el tocino, junto con los ajos, la cebolleta, las especias que hemos majado previamente en el mortero y el perejil. Lo unimos todo y añadimos sal y pimienta a discreción. La cantidad de sal, como si fueras a preparar albóndigas. La dejamos reposar una hora. Probamos un poco, friéndolo en una sartén, y si lo vemos bien de todo, pues ya podemos empezar.



Colocamos en la máquina el aplique para embuchar, y pasamos dentro de la tripa, quedando toda ella en el aplique. Vamos metiendo carne en la máquina y vamos esperando a que empiece a salir la carne por el extremo. En ese momento tiramos un poco de la tripa y la colocamos sobre el la porción de carne que ha salido y apretamos con la mano el extremo para que empiece a llenarse. Seguiremos sacando, poco a poco tripa, según nos vaya pidiendo el relleno. Hay que hacerlo despacio y no dejando que entre demasiado aire en la carne, o sea, hay que hacer un poco de resistencia al relleno antes de ir soltando tripa.

Una vez finalizado, ataremos los dos extremos de la salchicha y meteremos un día o dos en el frigorífico.



El día de la ingesta, encenderemos la barbacoa.


Cuando esté en brasas, colocaremos la salchicha encima.

La dejaremos unos 7 u 8 minutos, hasta que quede del aspecto que vemos en la foto y luego le damos la vuelta.



Otro ratito y acompañada de una ensalada y del Ketchup casero que hicimos el día antes, ¡sensacional!.





No hay comentarios:

Publicar un comentario